10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

Llamada a Boa Vila, Pontevedra es una pequeña ciudad situada al sur de Galicia dotada con un precioso casco histórico. Gracias a su pequeño tamaño en un día se pueden ver todos sus monumentos y lugares más importantes. Además, su zona antigua ha sido peatonalizada, lo cual permite disfrutar más de la visita sin preocupaciones. Gracias a la oportunidad que me ha brindado Terras de Pontevedra con su campaña «Adéntrate en Terras de Pontevedra», he podido conocerla y enamorarme un poquito con cada paso por sus calles y plazas. Aquí os dejo una lista de las 10 cosas que tenéis que ver sí o sí cuando visitéis la ciudad.

El Santuario de la Virgen Peregrina

Este templo fue construido a finales del s. XVIII con un estilo mezcla de barroco tardío con formas neoclásicas, y se trata sin duda de una de las edificaciones más importantes de la ciudad. Su planta es muy original, puesto que tiene forma de concha de vieira (símbolo de los peregrinos del Camino de Santiago), dentro de la cual se inscribe una cruz.

En su interior destacan el retablo mayor, la imagen de la Virgen Peregrina ataviada con sombrero, esclavina y manto con vieiras bordadas y la curiosa pila de agua bendita, que es una concha de molusco traída del Pacífico por el almirante Méndez Núñez. La santa cuenta con un buen número de vestidos que se van rotando a lo largo del año cual Manneken Pis patria y que se pueden ver en la Cofradía de la Virgen Peregrina.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

En la plaza donde se sitúa el santuario habita un curioso personaje, se trata de una estilizada escultura de un loro realizada en hierro: el loro Ravachol. ¿Y quién era este animalillo? Pues pertenecía al farmacéutico Perfecto Feijoo. Dado su carácter irreverente y descarado, fue nombrado con el apellido de un francés anarquista, famoso por sus atentados con bombas.

Poco a poco fue ganándose el cariño de la gente hasta convertirse en un símbolo de la ciudad, y tras su muerte le dedicaron una calurosa despedida con multitudinaria asistencia. De hecho, tal fue la importancia de esta simpática ave, que todos los años durante los carnavales de la ciudad se conmemora entierro del Loro Ravachol.

La Plaza de A Ferrería

Esta plaza tiene mucho encanto y en ella se conservan edificios muy antiguos y variopintos, con los típicos soportales del norte y columnas de piedra que recuerdan un poco a la zona vieja de Santiago. En ellos desarrollaban su actividad los herreros (ferreiros en gallego) con sus forjas, de donde tomó su actual nombre.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

Está unida a los Jardines de Casto Sampedro, donde se encuentra la Fuente da Ferrería (s.XVI), reconstruida en 1930 en este lugar tras ser retirada del centro de la plaza en el siglo XIX; y a la Praza da Estrela, donde destaca la Casa das Caras (llamada así por las caras que presenta en su fachada).

El Convento de San Francisco

Está situado en la anterior plaza, en pleno centro histórico de la ciudad, y es sin duda uno de los más bonitos de la ciudad. Fue construido entre los siglos XIII y XIV en un estilo gótico tardío, y según dice la tradición, fundado por Francisco de Asís, que paró en Pontevedra mientras hacía la ruta Portuguesa del Camino de Santiago.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

El edificio contó con la ayuda económica de los herederos de Paio Gómez Chariño, destacado almirante y trovador que se encuentra enterrado en su interior a la izquierda de la Capilla.

La Plaza de la Leña

Esta pequeña plaza es junto con la Plaza de la Peregrina, uno de los emplazamientos más visitados y fotografiados de Pontevedra. Como muchas de las plazas de la ciudad que deben su nombre a la actividad que se desarrollaba en ellas, en este lugar se vendían madera y piñas para alimentar hornos y antiguas calefacciones.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

En su centro se encuentra un crucero procedente de Caldas de Reis, que fue colocado aquí hacia 1941 por mediación de Castelao. Hoy en día, numerosas terrazas se sitúan a su alrededor donde se puede disfrutar de la rica gastronomía de la zona y de mucho ambiente para tomar cañas o copas.

En uno de sus laterales se encuentran tres de los edificios que componen el Museo Provincial: el de Fernández López, el de Castro Monteagudo y el de García Flórez, unido al anterior por un pequeño puente.

La Iglesia de San Bartolomé

Es un conjunto de iglesia y colegio de jesuitas y de los pocos ejemplos que existen en Galicia del Barroco italiano. En su interior destaca un extraordinario retablo barroco del s. XVIII situado en el altar mayor y dividido en varios cuerpos, donde destaca el primero, que se levanta sobre un zócalo con cuatro ménsulas que apoyan cuatro columnas salomónicas.

Resulta curiosa la imagen de la la Virgen de la O (patrona de la ciudad), que se muestra claramente embarazada.

El Sexto Edificio del Museo de Pontevedra

Se encuentra detrás de la iglesia parroquial de San Bartolomé, y está comunicado con el Edificio Sarmiento mediante una serie de pasarelas en los distintos pisos. En la planta baja se encuentran las exposiciones temporales, que suelen ser de arte moderno y nuevos artistas, y en los restantes pisos se pueden encontrar piezas arqueológicas, artículos de orfebrería procedentes del llamado Tesoro de Caldas, muebles y pinturas de diversos siglos y una gran exposición dedicada al escritor, político y dibujante Alfonso Daniel Rodríguez Castelao.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra 10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

El lugar es tan extenso que se pueden tardar unas dos horas en ver todas las salas de exposiciones, así que si no sois grandes amantes del arte, al menos recomiendo ver la exposición de Castelao y la de arqueología prerrománica (donde se puede ver una peineta que inspiró el logotipo del museo).

Está abierto martes a sábado en horario de 10:00 a 21:00 h; domingos y festivos de 11:00 a 14:00 h y el lunes está cerrado. La entrada es gratuita.

El Río Lérez

Este río bordea la ciudad, y una buena actividad que se puede hacer es darse un paseo por su ribera mientras se observa cómo pasan un montón de palistas en sus canoas. Varios son los puentes que lo cruzan, destacando dos:

  • El del Burgo, el más antiguo ya que su origen se remonta a la época romana, aunque fue sustituido en el s. XII por otro con arcos de medio punto. Existe un documento del s.XII en el que se habla de un lugar conocido como Pontus Veteri (Puente Viejo) en alusión a un puente en desuso que acabaría dando nombre a la ciudad.
  • El de los Tirantes, de estilo moderno, fue seleccionado por el Ministerio de Fomento en el listado de «Los 33 puentes más singulares de España». Cerca de allí podréis ver la Isla de las esculturas, un parque lleno de obras de arte de artistas locales, el Pazo de Congresos e Exposicións y el campus universitario.

La Basílica de Santa María la Mayor

En el casco antiguo se encuentra la Basílica de Santa María la Mayor, del siglo XVI y uno de los mejores ejemplos del gótico de Galicia, con pequeñas trazas del estilo manuelino portugués. Destaca la fachada sur del templo de estilo plateresco, concebida como un gran retablo en piedra con varias piezas interesantes como un santo con gafas (que es San Jerónimo, el patrón de los bibliotecarios), los autorretratos de los autores y las figuras de Cristóbal Colón y Hernán Cortés.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

En el acceso lateral se encuentra el Cristo del Buen Viaje, patrón del gremio de mareantes, quienes costearon la construcción del templo y a quien los marineros acudían a rezar antes de salir al mar. Además, esta basílica tiene un campanario al que se puede subir y que ofrece unas bonitas vistas de esta parte de la ciudad.

Las ruínas de Santo Domingo

En plena Plaza de España se sitúan las ruinas góticas del Convento de Santo Domingo, uno de los elementos históricos y artísticos más destacados de la ciudad y que forman la parte más antigua del Museo de Pontevedra.

10 cosas que no te puedes perder en pontevedra

Fue construido en el s. XIII  y abandonado desde la desamortización de Mendizábal en 1834. Conserva únicamente la capilla mayor y las capillas laterales de la cabecera y muestra una colección de escudos, lápidas gremiales y estatuas diversas.

La Plaza de la Verdura

Aquí se celebraron mercados de todo tipo a lo largo de toda su existencia, pero con el tiempo se consolidó como sede del mercado diario de verduras y hortalizas, de ahí su nombre actual. Las viviendas que la rodean datan en algunos casos del siglo XIV, y presidiendo la plaza nos encontramos con la antigua Fábrica de la Luz, que albergó los primeros generadores eléctricos de la ciudad, pionera en Galicia y segunda de España en contar con energía eléctrica. Al final de ella se encuentra la plaza Méndez Núñez donde encontraremos la estatua de Ramón María del Valle-Inclán.

 



Booking.com

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.