Karlsplatz

A una hora al sur de Frankfurt, se encuentra la ciudad de Heidelberg, famosa por albergar la universidad más antigua de Alemania. Situada en un entorno natural y romántico, consta de un hermoso casco histórico que invita a recorrerlo por sus calles adoquinadas.

Cómo llegar

Tren

Hay que tomar un tren dirección a Karlsruhe Hbf. Tarda 55 minutos y sale cada hora.

Autobús

La opción más cómoda y económica es tomar un autobús de la empresa Flixbus, sale de la calle que está al lado de la estación central de Frankfurt y tarda 1 hora 25 minutos en llegar.

Qué ver

Calle peatonal Hauptstraße

Hauptstraße

Es la calle peatonal más larga de Alemania, donde se aglutinan tiendas de la mayoría de las grandes cadenas textiles y además nos permite acceder desde la parte más moderna de la ciudad (plaza Bismarck), hasta el centro histórico (Altstadt). Los bellos y coloridos edificios  y la gran animación de tiendas y establecimientos, convierten a este paseo en la mejor opción para entrar con contacto con la ciudad. Si habéis estado en Berlín, reconoceréis rápidamente al gracioso muñequillo de los semáforos, puesto que aquí también tienen a su ampfelmann.

Universidad 

biblioteca-02

Formada por 18 Facultades es la universidad más antigua de Alemania, puesto que se fundó en 1386. Existen dos ampliaciones de la institución, una enfrente de la otra: la Neue y la Alte Universität, del siglo XVIII. Durante la Segunda Guerra Mundial apoyó al nazismo y perdió muchos de sus brillantes profesores.

castillo-heidelberg

Grandes pensadores y científicos de mundo asaron por sus aulas, como alumnos o profesores, entre los personajes célebres que han pasado por sus pasillos están el pianista Robert Schumann o el excanciller Helmut Kohl.

Studentenkarzer: la cárcel para malos estudiantes

carcel-malos-estudiantes-07

En esta cárcel se recluían a los estudiantes que no cumplían con sus obligaciones académicas o cometían infracciones leves, los cuales eran sancionados por la autoridad de la propia universidad. Estuvo en funcionamiento durante casi 100 años, desde 1823 hasta 1914 y es una visita muy curiosa y recomendable.

carcel-malos-estudiantes-01 carcel-malos-estudiantes-03

Así que cuando un estudiante era pillado haciendo alguna trastada como ir borracho y armar jaleo por la calle, le tocaba pasar unos días allí. La pena mínima era de tres días (con dieta de pan y agua) y salían por las mañanas para asistir a las clases. Por la tarde estaban en sus celdas y dedicaban las horas a hacer graffitis con autorretratos, dibujar los escudos de sus fraternidades o anotar sus nombres, delitos y los días que pasaron allí. De algún modo, se convirtió en un honor el haber pasado por dicha cárcel y tener su nombre en la pared.

carcel-malos-estudiantes-04 carcel-malos-estudiantes-05 carcel-malos-estudiantes-06

Como curiosidad, los estudiantes podían escoger qué días cumplirían su condena según sus planes de estudio, y el día que el estudiante condenado iba a la cárcel le acompañaban sus amigos y compañeros de fraternidad haciendo un desfile. Se empezó a correr la voz de que pasar unos días en la cárcel del estudiante no estaba tan mal y muchos hacían trastadas para poder vivir esa experiencia.

Perkeo

En una de las paredes de la cárcel se puede ver una pintada del enano Perkeo, así que investigué un poco sobre el personaje. Nació en Salorno (hoy Provincia autónoma de Bolzano), donde le descubrió en 1716 el príncipe Carlos III Felipe en su mandato como gobernador del Tirol y se lo llevó como curiosidad.

carcel-malos-estudiantes-02

Llegó a la corte como bufón para el entretenimiento de los príncipes y cortesanos. Su nombre artístico le vino porque siempre que alguien le preguntaba si quería una copa más de vino, él respondía en italiano «perché no?» («¿por qué no?»). Sus tareas fueron posteriormente las de copero y guardián del contenido de la bodega del castillo, y particularmente del contenido del barril del castillo, el más grande del mundo con una una capacidad de 221.726 litros.

Perkeo era famoso por la cantidad de vino que bebía, de hecho, nunca había tomado otra cosa desde su infancia. Pero un día, ya octogenario, cayó enfermo por primera vez en su vida y un médico le aconsejó dejar el vino de inmediato y beber agua en su lugar. A pesar de su gran escepticismo decidió seguir el consejo. Murió al día siguiente.

Marktplatz: la Plaza del Mercado

Es la plaza principal y una de las más antiguas de la ciudad. En el centro hay una fuente con una estatua de Hércules construida entre 1706 y 1709 que simboliza el esfuerzo de los habitantes por reconstruir la ciudad después de la ocupación francesa.

Markplatz

Además de su función como un lugar para el mercado semanal, la plaza se utilizó en siglos anteriores para procesos públicos y como estacionamiento al lado de la calle principal del tráfico de automóviles, pero desde finales de los años 70 es sólo peatonal.

hotel-zum-ritter-02

Allí se encuentran edificios importantes tales como el Ayuntamiento o Rathaus (reconstruido en varias ocasiones tras su destrucción en 1622), el bello edificio con fachada de piedra de la Casa Zum Ritter, uno de los pocos que quedaron en pie tras la Guerra de los Treinta Años, o la Iglesia del Espíritu Santo.

Iglesia del Espíritu Santo

Tiene sus orígenes en una iglesia románica de la primera mitad del siglo XIII, aunque la imponente estructura que se puede ver ahora se terminó de levantar en estilo gótico tardío en 1410. Es uno de los edificios que sobrevivió a todas las guerras que asolaron la ciudad, si bien es cierto que durante el devastador incendio del año 1693 su techo y la decoración interior fueron totalmente destruidos.

iglesia-del-Espíritu-Santo-01 iglesia-del-Espíritu-Santo-02

En su interior hubo un muro durante 200 años que separaba la parte católica de la protestante, siendo eliminado en 1936 por el pastor Herman Maas. En sus galerías estuvo albergada la llamada Biblioteca Palatina, una de las más grandes del Oeste de Europa, desde el principio hasta su desaparición a causa de los ladrones en 1623.

Kornmarkt (mercado del trigo)

Es una plaza donde se situó el Hospital del Espíritu Santo desde el siglo XIII, cuyo perfil de la antigua capilla está indicado en el pavimento. En 1557 por iniciativa del ayuntamiento se demolieron los edificios del hospital para establecer allí un mercado de productos lácteos y hierbas.

Kornmarkt

Inicialmente se usó el nombre Neuer Markt, aunque más tarde prevaleció el nombre Kornmarkt. En el centro hay una estatua de la Virgen del siglo XVIII levantada por los jesuitas, cuyo sobrenombre es la Kornmarkt-Madonna.

Karlstor

Al final de la Hauptstraße se encuentra este arco triunfal de estilo neoclásico, construido entre 1775 y 1781 en honor del Príncipe Elector Karl Theodor.

Karlstor

Coronado por cuatro leones y decorado con retratos del príncipe y su esposa, fue originariamente concebida como un regalo de agradecimiento de los habitantes de la ciudad de Heidelberg.

Schloss Heidelberg

Este antiguo castillo, del que hoy sólo quedan las ruinas, fue la sede de los Príncipes Electores del Palatinado durante cinco siglos. Es un conjunto de edificios construidos a través de los siglos en distintos estilos. Destacan el patio, la fachada con elementos góticos, la torre de la Pólvora los hermosos jardines y el Friedrichsbau, con una enorme terraza desde donde se ve el río Neckar y toda la ciudad.

castillo-heidelberg

Entrando hay una estancia dedicada al Museo Alemán de Farmacología o el Grosses Fass, un tonel de vino con capacidad para 220.000 litros, considerado uno de los más grandes del mundo. Se usaba para guardar el Zehntwein (vino que se entregaba como diezmo), la décima parte de la recolección de vino, mezclándose vinos de todo tipo y calidad. Estuvo al cuidado de Perkeo, el bufón famoso del que os he hablado anteriormente, y según la leyenda vació el barril a lo largo de solo un día…

Brükentor y Puente Viejo

Brückentor es un antiguo edificio que hacía de puerta de acceso al Puente Viejo sobre el río Neckar.

puente-viejo

El puente está decorado con estatuas de antiguos funcionarios de la ciudad y dioses y desde allí se accede a los miradores del paseo de los Filósofos, construido en 1784. En la Segunda Guerra Mundial fue destruido en una huida del Ejército alemán ante el avance estadounidense, aunque fue reconstruido en 1947 con el aspecto que tiene actualmente.

puente-de-Carlos-Teodoro

En 1979 se colocó en un extremo la escultura de un mono sujetando un espejo como homenaje a un grabado original que pretendía atemorizar con este primate a quien irrumpiera en la ciudad. Como con casi todas las esculturas, en esta también hay una tradición, puesto que dicen que tocarla augura el volver algún día.

El paseo de los Filósofos (Philosophenweg)

Desde sus miradores están las mejores vistas panorámicas de Heidelberg, por lo que es una visita imprescindible. Su nombre se debe a que los profesores y filósofos de la universidad solían pasear por aquí pensando en sus cosas o charlando con otros compañeros de profesión. La mayoría recorre el tramo corto que va en paralelo a la orilla del río, aunque se puede alargar un poco más la caminata para llegar hasta el monasterio Stift Neuburg y la Brauerei Zum Klosterhof, una destilería de cerveza en un antiguo monasterio con restaurante y terraza., que quedan a unos 2,5km.

paseo-de-los-Filósofos

En la cima de la colina, a unos 2km está el Thingstätte, un anfiteatro para 20.000 personas construido por los nazis siguiendo el modelo de los antiguos teatros griegos e inaugurado en 1935 por el ministro de propaganda Joseph Goebbels.

Handschuhsheim

En la otra orilla del río se encuentra este barrio con aspecto de pequeña aldea medieval, con antiguas casas de labranza y calles empedradas. Uno de los restaurantes más antiguos es el Gasthaus Zum Roten Ochsen en Mühltalstraße.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.