gdansk

Puede que este nombre no os suene, pero igual si os digo que en el pasado se denominó Danzig, a lo mejor os recuerda a esas clases de historia del colegio, donde aprendíamos nombres de ciudades que nos parecían tan lejanas e irreales. Hasta que un día sin saber muy bien ni cómo ni porqué acabas allí, algo que nunca hubieras pensado en tu vida, y menos si vienes de una pequeña ciudad como yo. Por su tamaño es perfecta para verla en un fin de semana si viajáis desde Cracovia o Varsovia, así que os dejo los imprescindibles de la ciudad para que no os dejéis nada importante.

Pero antes, un poquito de historia. Hasta 1920 la ciudad formó parte de Prusia, y el Tratado de Versalles que selló el final de la Primera Guerra Mundial, estableció que la ciudad pasaría a estar bajo la tutela de la Sociedad de Naciones con el nombre de Ciudad Libre de Danzig.

En 1939 la ciudad es incorporada a Alemania, que en aquel tiempo vivía bajo el régimen nacionalsocialista. Pero el estado polaco se opuso, lo que trajo como consecuencia el bombardeo del fuerte polaco de Westerplatte por parte del acorazado alemán SMS Schleswig-Holstein. Es este el momento en que se da por iniciada la Segunda Guerra Mundial. Tras la derrota nazi, Gdansk es reincorporada de manera definitiva a Polonia.

Cómo llegar

Como ya he comentado en posts anteriores, en esos momentos me encontraba de beca en Cracovia, aprovechando los fines de semana para conocer mejor el país, así que el viaje partió de ahí. El tren es bastante práctico y barato, ya que por unos 100 PLN (23 € aprox.) compramos billetes en coche cama, ahorrando una noche de hotel, sin intercambios y sobrellevando el fastidio de pasar más de 6 horas sentados en el vagón. Podéis comprobar los horarios y precios en la página oficial de trenes.

Qué ver

Puerta Alta (Brama Wyżynna)

Entramos al centro histórico de Gdansk por la Puerta Alta, punto de la conocida como Vía Real, que atraviesa todo el centro histórico hasta los muelles de la ciudad. Fue edificada entre 1574-1576 para servir de baluarte a las fortificaciones medievales y en ella era donde las autoridades municipales entregaban al rey las llaves de la ciudad.

Está decorada con los emblemas de Gdansk (leones), Prusia (unicornios) y Polonia. Se pueden ver las tres máximas latinas que recuerdan a las autoridades y los ciudadanos los valores más deseables en la vida del estado y la sociedad:

  • «Iustitia et pietas duo sunt regnorum omnium fundamenta» (La justicia y la piedad son los dos fundamentos de todos los reinos)
  • «Civitatibus haec optanda bona maximae: pax, libertas, concordia» (Los bienes más dignos del deseo de la sociedad son la paz, la libertad y la concordia)
  • «Sapientissimae fiunt omnia que pro republica fiunt» (Lo más sabio es hacer todo por el Estado)

Puerta Dorada (Złota Brama)

Złota-Brama

Al poco de pasar la Puerta Alta cruzamos la Puerta Dorada, una especie de arco triunfal sin funciones defensivas provisto con dos pisos de columnas por donde antiguamente entraban los cortejos reales.

Calle-Długa old-town-03

Supone el inicio de la Calle Długa (Calle Larga), la principal de la Vía Real donde podemos maravillarnos con las casas de los comerciantes que habían escogido esta zona de la ciudad para edificar sus viviendas. Muchas de estas mansiones están decoradas con coloridas fachadas y onduladas formas, que recuerdan a los que podemos encontrar en algunas ciudades flamencas como Brujas y Gante.

Ayuntamiento de Gdansk (Ratusz)

Es un edificio del siglo XVI que dispone de una bella torre campanario, rematada por una una estatua del Rey Segismundo II y decorada con un reloj. Justo al lado está la Fuente del Neptuno con su tridente, símbolo de la ciudad.

ayuntamiento

En esta zona la calle Długa se ensancha pasando a denominarse Długi Targ (mercado largo). Hay un edificio que destaca especialmente sobre los demás, el conocido como Corte de Arturo, una mansión gótica del siglo XIV que fue lugar de reunión de las distintas cofradías de la ciudad durante varios siglos.

neptuno-02

Dlugi Targ termina con la Puerta Verde (Zielona Brama), la tercera que encontramos en esta Vía Real. Su nombre está relacionado con el puente cercano construido de piedra verdosa, que nos llevará a los muelles de Gdansk.

Basílica de Nuestra Señora

basilica-de-nuestra-señora-03 mariacka-gate

Es la iglesia más grande edificada casi enteramente en ladrillo y pertenece al siglo XIV. Tiene un bonito reloj astronómico que data del siglo XV y el maestro relojero responsable de esta maravilla también  se encargó del diseño del reloj astronómico de la localidad alemana de Rostock.

basilica-de-nuestra-señora-01

Para llegar al punto más alto de la torre (ochenta metros de altura) hay que subir varios cientos de escalones, pero como suele suceder en estos casos, el esfuerzo merece la pena por las vistas que se obtienen de toda la ciudad y particularmente de la Vía Real.

Muelle

museo-nacional-maritimo puerto-01

Pasamos por la Puerta de María para acercarnos hasta otra de las construcciones que hay que ver en Gdansk. Se trata de la grúa medieval más grande de Europa conocida como Zuraw Gdanski, que data del siglo XIV y actualmente forma parte del Museo Marítimo.

Zuraw-Gdanski Zuraw-Gdanski

Flanqueada por dos torreones de ladrillo circulares, era capaz de levantar cargas que superaban las cuatro toneladas de peso. Como curiosidad, se ha utilizado para celebrar el concurso de saltos Red Bull Cliff Diving.

Gran Arsenal (Wielka Zbrojownia)

Wielka-Zbrojownia

Se trata de un edificio de estilo renacentista flamenco que se construyó a inicios del siglo XVII y estuvo en uso hasta el s.XIX. Actualmente está ocupado por la Academia de Bellas Artes en el primer piso y por unas galerías comerciales en la planta baja.

Viejo Molino (Wielki Młyn)

Este edificio de ladrillo se sitúa en una pequeña isla artificial en medio del canal Radunia, que lo rodea por dos de sus lados a fin de aprovechar la fuerza del agua para hacer funcionar su mecanismo. Fue construido a mediados del siglo XIV por expreso deseo del Gran Maestre, el mayor proyecto financiado por la Orden de los Caballeros Teutones en Europa, que pasó a manos de la ciudad tras la rebelión contra los teutónicos.

Wielki-Młyn

El recinto contenía todo lo necesario para producir pan, desde el granero para guardar el trigo, pasando por el molino para procesar la harina, hasta la panadería para vender el producto. Estuvo en funcionamiento hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando fue destruido por los bombardeos. Lo que más llama la atención es su arquitectura exterior, especialmente el enorme tejado a dos aguas salpicado con pequeñas ventanas. Fue una espectacular obra de ingeniería en su momento, especialmente por las dieciocho ruedas de cinco metros de diámetro que movían todo el mecanismo.

Ámbar

El casco antiguo está plagado de decenas de joyerías que venden una resina fósil anaranjada considerada piedra semipreciosa, famosa por la película de Jurassic Park. Y es que efectivamente, Gdansk es la capital mundial del ámbar. Por lo visto aquí se producía el 80% del ámbar mundial siendo este material el que más influyó en el florecer económico de la población.

Gdynia

plaza-Skwer-Kościuszki-gdynia

Como nos sobraba tiempo nos acercamos a Gdynia en barco, que es la tercera parte de la denominada Triciudad (un área urbana localizada en el norte de Polonia formada por Gdańsk, Gdynia y Sopot, las cuales están situadas muy juntas en la bahía de Gdańsk). Hasta los años veinte del siglo XX era simplemente un pueblo de pescadores, aunque con el tiempo se convirtió en el puerto más importante de la costa báltica polaca, dado que optaron por desarrollarla después de la Primera Guerra Mundial por la necesidad de Polonia de tener un acceso al mar.

acorazado-Blyskawica

Su atractivo se concentra en el puerto antiguo, en el que permanecen atracados dos barcos-museo que pueden visitarse: el acorazado Blyskawica que sirvió en la II Guerra Mundial yendo hasta las costas de Normandía, y el velero Dar Pomorza, buque escuela de la Marina Polaca hasta 1981.

Dar-Pomorza

Desde aquí, empiezan las rutas los cruceros y ferrys a Escandinavia, y hace cien años partieron desde aquí los famosos barcos transatlánticos (incluido el último barco de pasajeros de Bathory), que permitieron llegar a los Estados Unidos.

cisnes

Lo que más me gustó fue ver un montón de cisnes en el mar y caminando por la playa, ya que en el Golfo del Báltico el agua no es muy salada

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.