cabo de palos

A menudo sucede que estamos deseosos de viajar a lugares lejanos, cuanto más exótico mejor, pero pocas veces nos paramos a descubrir lo que tenemos alrededor. Además, la época de crisis que estamos atravesando hace que no podamos permitirnos viajar tanto como quisiéramos y tengamos que optar por planes alternativos más asequibles… Así que os propongo algunos puntos de la Región de Murcia (¡qué hermosa eres!), con encanto y que muchos desconocen. De ella se conoce poco: que se come bien, que tiene una famosa huerta y que cuenta con ciudades tales como Caravaca o Cartagena.

MURCIA CAPITAL

Plaza Cardenal Belluga

Fuente: bmwunstoppable

Situada en el centro histórico de la ciudad, está presidida por los edificios del Palacio Episcopal, el Ayuntamiento y la Catedral. En esta plaza se unen el estilo Ecléctico y Modernista de algunas viviendas construidas en la primera mitad del siglo XX, y el estilo Contemporáneo del edificio nuevo del Ayuntamiento. En la actualidad es una zona peatonal por la que pasan cada día gran cantidad de visitantes, con el fin de poder admirar la impresionante portada barroca de la Catedral.

Casino de Murcia

Fuente: www.flickr.com/photos/jarm_at/

Construido en 1847 en estilo neoclásico, es el edificio público más emblemático de la ciudad. Entre el vestíbulo y los salones centrales se encuentra un patio neo-nazarí, inspirado en la Alhambra granadina. Otras estancias dignas de mención son la biblioteca, el tocador de señoras (decorado con frescos alegóricos a la noche y a la diosa Selene) y el Salón de Baile, con su lámpara de araña de cristal tallado que ha sido testigo privilegiado de los mejores acontecimientos sociales de la ciudad.

Catedral de Murcia

Fuente: Wikipedia

En realidad se llama Santa Iglesia Catedral de Santa María, y es la sede principal de la Diócesis de Cartagena. Construida sobre una Mezquita (se pueden ver los cimientos de la misma en el Museo), se terminó en 1465, aunque más tarde se le añadieron otras partes importantes y reformas, como son la Capilla de los Vélez, la Capilla de Junterón, la nueva fachada principal o la Torre-Campanario; símbolo más representativo de la ciudad y segunda torre de una catedral más alta de España, después de la Giralda de Sevilla. Tardó más de dos siglos en acabarse, y esta etapa se dividiría en cinco partes o cuerpos de la torre. El tercer cuerpo es donde se encuentra el reloj; el cuarto y el quinto cuerpo son mis favoritos, ya que tiene un mayor número de detalles, y es donde se encuentran las campanas. Como en muchas otras catedrales, se puede subir al campanario, y la visita cuesta 5€, las entradas pueden adquirirse aquí.

Otra parte exterior muy famosa de la catedral es la llamada Puerta de las Cadenas, que da a una plaza pequeña, justo en frente de la calle Trapería. En esta plaza hay una cruz rodeada por unas cadenas, de ahí el nombre de la puerta. No es muy bonita, pero sí el conjunto que hace con la torre del campanario. En el lateral opuesto, se encuentra la Puerta de los Apóstoles, en esta zona destaca el gran rosetón que lo corona, y los apóstoles que hay a cada lado de la puerta.

Paseos

Merece la pena darse una vuelta y dejarse llevar por el encanto de sus plazas y sus calles, como las de Trapería, PlateríaGran Vía. Cruzar los puentes Viejo (my cerquita de él podremos ver una escultura denominada «el monumento al entierro de la sardina», inaugurado en 2007) y Nuevo. Pasear por el Jardín de El Malecón, ver la Muralla de Santa Eulalia o acercarse a la Iglesia del Carmen son otras cosas que también se pueden hacer en esta ciudad.

 

De tapas por Murcia

Fuente: soyfelizcomiendoenmurcia

Las barras de tapas de los bares de Murcia son comparables a las de pintxos en Navarra y País Vasco. Podemos empezar en la plaza de San Juan (donde se encuentran las tabernas La Pequeña, La Parranda y El Torrao), y desde ahí volver a la Glorieta y dejarse caer por Los Zagales, una de las tabernas más antiguas de la capital. Resulta imprescindible hacer un alto en la plaza de las Flores y las contiguas de Santa Catalina y San Pedro a tomar un aperitivo al aire libre en sitios como Pepico del Tío Ginés (embutidos, minibocadillos surtidos y el Torpedo, que es una tosta con sobrasada casera y un huevo encima), Taberna de las Mulas, el Rhin, el Fénix, el Pulpito, Zaher, y La Tapa (exquisitas marineras), aunque hay un montón de sitios más!!

ALREDEDORES

Cabo de Palos

Cercano a La Manga del Mar Menor, es hoy principalmente una localidad turística conocida por su gastronomía y su oferta en deportes náuticos, siendo el buceo es uno de los más practicados. El lugar con más encanto es su pequeña zona portuaria, repleta de barcos de pescadores mezclados con las embarcaciones de buceadores. Aquí también podemos encontrar la zona de restaurantes, en cuyas terrazas podemos disfrutar de la gastronomía del lugar. Conectando el puerto con el faro, encontramos un bonito paseo que recorre los acantilados del pueblo y cada una de sus maravillosas calas. El gran faro se iluminó por vez primera en 1865. Su panorámica de 360 grados nos permite divisar La Manga en su longitud, así como las reservas marinas de Islas Hormigas e Isla Grossa.

Parque Natural de Calblanque

Fuente: destinolandia

Muy cercano al Cabo de Palos nos encontramos con Calblanque, un largo arenal dividido por varias calas (Cala Flores, Cala Reona…) de arena dorada, aguas transparentes, acantilados oscuros y dunas se integran en un paisaje natural típicamente mediterráneo, uno de los mejor conservados de la Región de Murcia. Es un sitio ideal para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad, ya que no hay chiringuitos ni ningún tipo de servicio. El acceso está controlado en verano debido a la afluencia de visitantes, y se realiza desde la autovía de Cartagena a La Manga; salida señalizada poco después de pasar Los Belones. Además, aparcar es muy fácil pues hay varios aparcamientos (de pago en época alta).

Valle de Ricote

Si existe algún lugar en el que todavía se puede sentir la sensibilidad de la cultura morisca en el ambiente, ése es el Valle de Ricote: las costumbres, la historia, el trazado de las calles, los hornos, las acequias, las técnicas de cultivo… hasta el paisaje, más próximo a Oriente Medio que al continente europeo. Es una de las zonas más singulares de Murcia, vertebrada por el río Segura y compuesta por siete municipios: Abarán, Blanca, Ojós, Ricote, Ulea, Villanueva del río Segura y Archena y si te gustan la buena mesa y los deportes al aire libre como el senderismo, el rafting o la escalada, estás en el lugar adecuado.

En una orilla está Ulea, con sus casas de color azulete y sus calles frescas. Si queréis disfrutar de unas vistas increíbles, no dejéis de subir hasta el Mirador del Corazón de Jesús, donde se ve la mayor parte del Valle y las montañas que lo rodean. También se ve el pueblo desde arriba y hasta se avista el vecino pueblo de Villanueva del río Segura, con su iglesia de dos torres (de estilo neoclásico, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, patrona del municipio) y  una antigua central eléctrica (el Golgo), que ahora es aprovechada para la pesca y unos refrescantes baños en verano.

Fuente: Javier Rodríguez

Más arriba se encuentra Ojós, (cuyo nombre no viene de la palabra Ojos, sino de la palabra árabe Hosos, que significa Huertos) cuyo parecido con Marruecos impresiona: la montaña, los palmerales, calles estrechas y ese color tierra predominante en el paisaje. Tiene una iglesia de estilo mudéjar, San Agustín, uno de los edificios más importantes del pueblo, y muy cerca está el embalse del Mayés, cuyas aguas y paisajes son un buen reclamo para el viajero.

Un poco más arriba llegamos a Ricote, con el encanto de sus casas blasonadas, la Iglesia de San Sebastián, o la Casa Grande o de los Llamas. En Archena el río se embosca en un agradable y refrescante bosque de ribera. Allí se construyó a principios de siglo el famoso balneario, heredero de una cultura del ocio en torno al agua que iniciaron los romanos y mejoraron más tarde los árabes.

En el corazón del valle aparece Blanca, que en el pasado fue conocida como La Negra, por el color de la roca donde se asienta. Entre los restos históricos del municipio destaca el castillo, construido en el s. XII por los musulmanes y accesible desde el casco antiguo de la población. Destaca también el Pino del Solvente, lugar fue el centro de reunión de las «aljamas» mudéjares que componían el Valle en la  Baja Edad Media. Desapareció en el s. XVI, pero sus habitantes plantaron un nuevo pino en el IV centenario de la expulsión de los moriscos del Valle (1613-2013).

Fuente: Antonio J. Piñera Marín

Cieza destaca por los yacimientos de Paleolítico y Neolítico, declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Los musulmanes también dejaron su legado en el conjunto arqueológico de Medina Siyasa. Junto a este municipio, se halla uno de los parajes naturales más bellos formados por el río Segura, el Cañón de los Almadenes, donde el río se estrecha, formando paredes de cientos de metros, ideal para practicar deportes de aventura. En primavera se da la Floración de los melocotoneros, un espectáculo cromático que atrae cada año a miles de visitantes, superando en belleza a la de los cerezos del valle del Jerte.

Parque Minero de La Unión

La Unión huele a carburo y salitre, y gracias a la recuperación de la “Agrupa Vicenta”, una antigua mina reabierta para las visitas turísticas, se puede también ver y sentir cómo era aquella dura vida en la mina. Se baja a 80 m de profundidad por unas impresionantes bóvedas, galerías y pilares, y un lago subterráneo de aguas rojas por efecto de la pirita. Una excursión de lo más recomendable al interior de la Sierra Minera.

Sierra Espuña

Fuente: espubike

Este Parque Regional alberga la que es considerada como la masa arbórea más extensa de la Región y consta de una red senderos de pequeño recorrido (señalizados con marcas blancas y amarillas) que permiten recorrerlo de punta a punta. Entre los más recomendables están la senda de Fuente Alta, los senderos de La Santa y Aledo y el de la Umbría del Bosque. Arriba encontraremos los famosos Pozos de la Nieve, construcciones que se remontan al siglo XVI y que servían para recoger las primeras nieves que llenaban estas cavidades de forma cilíndrica.

Otro de los puntos más conocidos son las Paredes de Leyva, lugar de peregrinaje de los escaladores, con vías de escalada de más de 200 metros de longitud y que nos recuerda un poco al de Juego de Tronos, es una de las zonas más impresionantes del Parque. Se pueden observar desde la Senda del Caracol, un camino zigzagueante que os dejará exhaustos si no tenéis costumbre de hacer rutas de montaña.

Escondido bajo el Morrón Espuña, se encuentra el Dedo de Sigismondi. Muchas personas desconocen este lugar por su dificultad para ser visto desde los miradores o las cimas de la sierra. Y es que el arco apenas es visible hasta casi llegar a él a través de un dificultoso camino, sólo apto para montañeros experimentados.

Caravaca de la Cruz

Fuente: stj500

Es una de las cinco ciudades santas del mundo, junto a Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. Posee numerosos monumentos, entre los que destaca la Basílica de la Vera Cruz (siglo XVII), donde se venera la famosa Cruz de Caravaca.  Hay un montón de iglesias, conventos y ermitas, entre ellas están la Iglesia parroquial de El Salvador (renacentista del s XVI, forma parte de las llamadas iglesias columnarias), la Iglesia parroquial de La Concepción, cuyo campanario se conoce como «Torre de los pastores», o las Ermitas de Santa Elena, San Sebastián y de la Reja (esta última dispone de un magnífico mirador de la ciudad)

En torno al cerro del Castillo se dispone el barrio más antiguo de Caravaca, el barrio medieval, de estructura irregular y desordenada en la que se entrecruzan callejuelas, se abren placetas y aparecen callejones sin salida. Estaba rodeado por una muralla de la que se conservan restos en algunas calles.

Merece una mención especial el paraje denominado Las Fuentes del Marqués, lugar donde nacen numerosas fuentes de agua, irrigando continuamente el entorno y favoreciendo así el medio ideal para la vida de múltiples especies, vegetales y animales. Aquí comienzan las rutas que se internan en los barrancos de la Sierra del Gavilán.

Existen numerosos yacimientos arqueológicos. Muchas de las piezas encontradas están en museos importantes como el Museo Arqueológico Regional de Murcia o incluso en el Museo Arqueológico Nacional como es el caso del valioso Centauro de Royos  y la Diadema de Caravaca. El Yacimiento «Camino del Molino» se considera el mayor enterramiento prehistórico de la península, y uno de los mayores de Europa. A 400 metros se sitúa el poblado «Molinos de Papel», un hábitat con cabañas circulares, zócalos de piedra y gran cantidad de silos excavados.

El Estrecho de las cuevas o de la Encarnación es un conjunto de yacimientos de muy diversas épocas: la Cueva Negra (donde se han encontrado restos óseos del hombre preneandertal), la Placica de Armas, los Villares (poblado ibérico con acrópolis protegido por una muralla con dos torres), el cerro de la Ermita y la cueva del Rey Moro.

Además se pueden encontrar numerosos monumentos romanos, tales como el Castillo romano del Cerro de las Fuentes, las termas romanas, la villa romana de la Ermita y los puentes romanos de la Almudema y el Piscalejo.

MAZARRÓN

Su costa ha sido frecuentada por comerciantes fenicios, por pescadores de todas las épocas y por los antiguos mineros, que encontraban en ella alivio a sus duros días de trabajo. Los 35 km de playa que posee son uno de los principales atractivos naturales de esta zona, por sus especiales características. Playas destacadas son La Isla, Nares, El Castellar o Bolnuevo. Dentro de estas playas existen gran número de calas vírgenes, con una belleza que no se centra sólo en el entorno físico que las rodea, sino que también se basa en sus fondos marinos.

Fuente: visitamazarron

Frente a la playa de Bolnuevo encontramos uno de los paisajes más peculiares de la región, donde el viento y el agua han modelado formas imposibles sobre amarillentos bloques de arenisca, hasta conformar lo que se conoce por Erosiones de Bolnuevo.

Calas de Bolnuevo y Calnegre

Buena parte de la costa murciana presenta un perfil montañoso cuyas escarpaduras terminan por morir en un mar dócil y transparente. Entre el Puerto de Mazarrón y Águilas es donde este trozo de costa alcanza sus mayores cotas de virginidad. Luego viene Punta de Calnegre, un paisaje casi africano de complicado acceso por una pista de tierra en aceptable estado de conservación, que desemboca en varias calas pequeñas de arena fina (cosa rara por esas tierras): Cala Blanca, Cala Siscal, Baño de las Mujeres

Al final de la Bahía de Mazarrón nos encontramos con La Azohía, una pequeña población cercana a Cabo Tiñoso que ha resistido a la urbanización masiva, conservando un cierto aire decadente en el que reside su encanto. Al final de su paseo marítimo se encuentra la Torre de Santa Elena, que vigila el litoral desde tiempos inmemoriales, cuya subida ha de realizarse a pie (ya que el camino está cortado a los vehículos) y una vez arriba, nos ofrece unas maravillosas vistas que hacen que te olvides del esfuerzo rápidamente. Si os gustan las fortificaciones, os recomiendo muy cerca de allí la Batería de los Castillitos, Bien de Interés Cultural desde 1997.

CARTAGENA

Con más de 3.000 años de historia, Cartagena ha sido escenario de algunos de los pasajes más increíbles de la historia debido a su emplazamiento estratégico. Habitada por diferentes culturas, éstas han dejado huella de su patrimonio artístico en esta ciudad fuertemente ligada al mar.

Al pasear descubrimos también que la ciudad presenta una huella militar que nos remonta a época medieval, cuando se construyó el Castillo de la Concepción, que cuenta con un ascensor panorámico que lo une con el Puerto.

Teatro romano

El teatro romano de Cartagena es equiparable en tamaño e importancia al de Mérida, pero estuvo siglos perdido, sin que nadie supiera que reposaba bajo el suelo del casco viejo; 2.000 años bajo la ciudad y nadie sabía que estaba allí.

Fuente: um

Además del museo del Teatro Romano (obra de Rafael Moneo), la ciudad ofrece otros muchos tales como el museo Nacional de Arqueología Subacuática (ARQUA), el museo Arqueológico Municipal, el museo de Arte Moderno (MURAM), etc, que hacen de Cartagena un interesante destino cultural.

Casco antiguo

Está delimitado por la Muralla del Mar (mandada construir por Carlos III ), y justo a la entrada nos encontramos con el Ayuntamiento, des estilo modernista de principios del siglo XX. Detrás de la Muralla se encuentra la Catedral Vieja, el templo más antiguo de Cartagena (s. XIII), cuyos restos se conservan sobre el graderío de un Teatro Romano descubierto en 1987.

Para conocer la arquitectura modernista de Cartagena se debe recorrer la calle Mayor, que parte de la Plaza del Ayuntamiento, y sus aledaños. Aquí se dan cita las Casas Cervantes y Llagostera,  el Casino, el Gran Hotel, la Estación de Tren, y las Casas Maestre y Dorda.

Fuente: cartagenaturismo

Monumentos elegantes y burgueses que nos hablan del desarrollo económico de la zona a finales del siglo XIX y principios del XX, basado en la minería y en la industria. También están los aristocráticos palacios de Aguirre (cuyo edificio alberga el Museo Regional de Arte Moderno) y Pedreño.

En una de las cinco colinas que rodean Cartagena, en el Monte Aletes, está la Muralla Púnica, que data del siglo III a.C. y donde se pueden contemplar el primer encintado murario de la ciudad y uno de los pocos restos de construcciones defensivas púnicas que han llegado hasta la actualidad en España.

Adosado al casco histórico amurallado se encuentran el Arsenal Militar y el Museo Naval, donde se muestran instrumentos de navegación de las antiguas embarcaciones, mapas y cartas de navegación, al lado de maquetas de todo tipo de navíos. Merece la pena visitar también el barrio pesquero de Santa Lucía.

Playas

Fuente: rodrigo nieto

Cartagena posee un litoral de gran belleza, destacando las playas de Cala Cortina y el Portús, además de las famosas playas de La Manga del Mar Menor y de Cabo de Palos.

 

Además de lo que he puesto, seguro que se te ocurren muchas más cosas que se pueden ver o hacer en Murcia, muchos otros lugares donde se come genial o rincones de nuestra naturaleza donde no podemos dejar de perdernos. Por eso, espero que me dejes tus sugerencias en los comentarios con cualquier lugar, sitio para comer o rincón que te parezca interesante de Murcia capital o de la Región en general y lo añadiré e iré a visitarlo.



Booking.com

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.