Polpettone-alla-fiorentina

En un viaje no todo va a ser visitar monumentos, iglesias, museos, plazas, etc. también debe haber espacio para disfrutar de la comida local, y además estando en Italia sería un pecado no probar sus deliciosos platos. Aquí os dejo un resumen de los platos más típicos para comer en Florencia.

mercato-centrale

Pero antes un apunte, si os gusta acompañar las comidas con pan, probablemente lo notaréis soso, y efectivamente estáis en lo cierto: el pan toscano no tiene sal. La razón tiene su origen en el siglo XII, a partir de un conflicto entre Pisa y Florencia: Pisa, que controlaba el comercio de la sal, bloqueó el suministro a Florencia, hecho que disparó su precio y obligó sus ciudadanos a hacerse el pan sin el preciado condimento, reservado para su uso primario: la conservación de los alimentos. Por lo visto llegaron a apreciar esta particularidad de tal manera que se ha mantenido la costumbre del pan soso (sciocco), como seña de identidad.

  • Crostini di fegato: es un antipasto o entrante florentino muy típico que consiste en pan frito cubiertos en una mezcla de hígado (ternera, pollo, ganso, pato…) mezcladas con anchoas picadas, cebolla y alcaparras.

crostini-cavolo-nero-faglioli

  • Crostini con cavolo nero fagioli zolfini e olio nuovo: una especie de caldo gallego pero en tostada, una especie de col oscura con habas y aceite montadas sobre pan tostado, muy rico y contundente.
  • Panzanella: pan duro que se moja en agua y al que se añaden tomates, cebollas, pepinos y albahaca, además de, vinagre, sal, pimienta y, claro está, aceite de oliva virgen. Sencillo y rico si se usan buenos productos.
  • Panino col lampredotto: es un bocadillo relleno de lampredotto, o lo que es lo mismo, parte del estómago de la ternera hervida con verduras, especias, aceite picante o salsa verde. A mí la verdad es que el tema de la casquería no me va mucho, así que no os puedo decir nada de su sabor…
  • Ribollita: su nombre significa “vuelta a hervir”, ya que se trata de una sopa de judías blancas, col silvestre y tomate que se vuelve a calentar el día después. Cuando se calienta se le echan aceite de oliva y cebolla y se vuelve a hervir al horno. Se come con trozos de pan toscano duro y es un plato típico del campo toscano.
  • Pappardelle sulla lepre:  es un plato de pasta fresca, en particular de pappardelle (unos tallarines más anchos) con una salsa de liebre. En la receta tradicional hay diferentes cortes de carne de liebre acompañados por verduras y en su elaboración se usan vino tinto, leche y… ¡la sangre de la liebre!
  • Pappardelle al cinghiale: el mismo tipo de pasta que el anterior, pero con ragú de jabalí.
  • Minestra di farro: efarro es un cereal que se come en platos de cuchara  junto con verduras y carnes. Una de las recetas toscanas lo acompaña con judías rojas, tomate, prosciutto, col, patata, cebolla, zanahoria, apio, pecorino y pimentón picante.

Polpettone-alla-fiorentina

  • Polpettone alla fiorentina: Polpettone se podría traducir como “albondigón”. En la receta florentina está hecho con carne de ternera, prosciutto, miga bañada en leche, huevos y Parmigiano Reggiano y servido con una salsa de tomate y boletus.
  • Peposo: carne guisada con salsa de tomate, vino rojo y mucha pimienta.
  • Fagiano tartufato: literalmente su nombre significa faisán trufado, es faisán al horno con láminas de trufa negra y carne de cerdo picada, envuelto en láminas de tocino y servido con una salsa de bechamel aromatizada con trufa.
  • Cinghiale in dolce e forte: Receta tradicional de Florencia de jabalí con una salsa agridulce que lleva prosciutto, verduras, pasas, piñones, chocolate, piel de naranja y de cidro escarchada, galletas cavallucci en trocitos y vinagre de vino tinto.
  • Fegatelli alla fiorentina: son unas albondiguitas hechas con hígado de cerdo, pan rallado, semillas de hinojo y pimienta.
  • Bistecca alla fiorentina (bistec a la florentina):es un enorme chuletón de carne de ternera de raza Chianina, autóctona de la Toscana, preparada en la brasa y poco hecha. Al final se añaden sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.
  • Cibreo di rigaglie: Una antigua receta de Florencia, probablemente datada en el Renacimiento, a base de menudencias de pollo –cresta, barbilla, hígado, estómago, corazón, huevos no formados y criadillas– hechas con una salsa de huevos, limón y caldo.

Baccala-alla-livornese

  • Baccalà alla livornese: Receta de bacalao típica de Livorno con tomate, cebollas, pimentón picante, piel de limón y vinsanto, un vino dulce.
  • Castagnaccio o pattona: es un postre típico de la Toscana que antiguamente vendían los mercaderes ambulantes que venían del campo. Está hecho con harina de castañas, piñones, nueces, pasas, piel de naranja escarchada y romero. Es típico comerla en otoño (imagino que es porque es la época de las castañas…)
  • La tagliata con rucola es otro plato de carne muy típico de Florencia que consiste en un corte de carne de buey que se asa y luego se corta en tiras, se le añade rúcula, romero, escamas de queso parmesano, aceite y pimienta.
  • El stracotto es una especie de estofado de ternera que se ha de cocinar durante horas, junto con verduras como tomate, apio y zanahorias que se suele comer con pan toscano y se suele usar como segundo plato o para condimentar la pasta. Se suele cocinar con vino de la Toscana como el Chianti.
  • Schiacchiata: un bocata típico de Florencia que se prepara con un pan de focaccia bastante duro, relleno de ingredientes como queso (prueba el pecorino toscano!), charcutería (jamón toscano y porchetta son nuestros favoritos!) y alguna salsa.
  • Pici all’aglione: es una pasta toscana similar a los espaguetti pero más gruesa, cuya salsa all’aglione se prepara con tomate, mucho ajo y una pizca de guindilla.

all-antico-vinaio-02 all-antico-vinaio-01

Cerca del Mercado Nuevo (Mercato Nuovo) se encuentran varios establecimientos llamados All Antico Vinaio, los reconoceréis por las largas colas que se forman en torno a ellos. Venden unos bocadillos enormes por 5 € de todo tipo que están de impresión, así que son una opción buena y económica si os pilla cerca a la hora de comer.

cantuccini-alle-mandorle  gelato

Al final de la comida puede que os lleven cantucci e vinsanto: unas galletas duras de almendras con vino dulce de postre realmente sabrosas. Y por supuesto, estando en Italia no puede faltar un buen gelato artesano, en cualquier rincón de la ciudad hay establecimientos con muy buena pinta, yo probé uno riquísimo en una heladería que está en Oltrarno, justo al lado del Puente de Santa Trinitá y que tiene el mismo nombre. (Porque nos fiamos de que si hay cola en un sitio es porque es bueno… y en este caso ha estado acertadísimo).

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.