ordes-01

A medio camino entre A Coruña y Santiago se encuentra la pequeña población de Ordes (Órdenes en castellano). Allí no encontraréis edificios de gran valor arquitectónico, ni cafés cuquis ni tiendas de cupcakes, pero sí decenas de murales en sus fachadas (y unos cuantos locales tradicionales donde se come de maravilla), tantos que hasta se han creado unos folletos con las localizaciones al puro estilo de las «Meninas de Ferrol».

contenedor

Pero, ¿cómo surgió la idea de decorar las calles de este pueblecito?

ordes-04 .ordes-05

Entre 2006 y 2008 algunos jóvenes tuvieron la iniciativa de darle vida al Centro Comarcal, un espacio público en el que se había invertido mucho dinero y que apenas había sido utilizado. Ahí tuvieron lugar durante tres años consecutivos tres exposiciones de obras de arte de estos artistas locales bajo el nombre de DesOrdes creativas, haciendo un ingenioso juego de palabras con el nombre del pueblo y la palabra desórdenes (“desordes” en gallego).

ordes-06b . ordes-06

Se lanzaron en grupos organizados decididos a acabar con el feísmo del pueblo, pintando murales en casas abandonadas, muros desconchados, edificios abandonados a medio construir… Estos artistas crearon una auténtica galería de arte al aire libre que consiguió darle vida y color a las calles de Ordes desde aquel momento, y que continúa haciéndolo cada año en verano dentro del Festival DesOrdes creativas.

ordes-08

Y eso del feísmo ¿qué es? os estaréis preguntando… Pues un término acuñado para denominar a un fenómeno arquitectónico y paisajístico propio de Galicia que se caracteriza por la carencia de orden, armonía y estética en la construcción de edificaciones. Si buscáis la palabra en internet encontraréis verdaderas joyas fruto del ingenio de los paisanos, algo muy común por ejemplo es utilizar los somieres antiguos de muelles a modo de vallado en las fincas.

ordes-03  ordes-07

La mayoría de estas obras son murales realizados en espacios convenidos, apoyados institucionalmente, ya que en muchos casos es el ayuntamiento y la propia gente la que cede su fachada para que los artistas urbanos den rienda suelta a su imaginación para embellecer el pueblo, introduciendo el concepto de arte en el día a día de sus habitantes.

ordes-02

En la residencia de ancianos hay un mural que impacta por su tremenda carga emocional: se trata del rostro difuminado de un anciano con la palabra superpuestaNinguén, “Nadie” en gallego. Toda una llamada de socorro para que prestemos más atención a nuestros mayores, a los que muchas veces tratamos como si fueran invisibles y los dejamos arrinconados en lugares más lejanos posibles.

greleira

Uno de mis favoritos se encuentra en la carretera principal, la N-550 casi al final del pueblo. Allí se encuentra la famosa «Greleira de 50 pés, cuyo título hace alusión a la película de serie B de finales de los 50 “El ataque de la mujer de 50 piesy en la que recrea a una vendedora de grelos a modo de superheroína. Esta obra del artista gallego Yoseba Muruzábal (Yoseba MP), conocido por convertir a las abuelas gallegas, acostumbradas al trabajo duro, en superheroínas en sus murales de la serie Fenómenos do rural.

Típicas señoras mayores gallegas con su característico mandil a cuadros aparecen en varios muros a lo largo de la geografía gallega, homenajeadas por este artista. En cuanto tenga tiempo, seguiré indagando, y a ver si un día consigo que haga uno de mi super-abueliña 😉

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.