emf_2018_medal

La Old Town amanecía nublada y como si de “walking deads” se tratase, numerosos corredores acudían somnolientos hacia la zona de guardarropas, cercana a la salida. La gente se trataba de resguardar del frío en los pubs, apurando hasta el último momento con la sudadera puesta.

start

En cuanto faltan unos 10 minutos para la salida, la gente ya está en su mayoría en los cajones, más de 10.000 personas se han reunido para correr el medio maratón más rápido y es uno de los más grandes del Reino Unido. 

EMF_MARATHON_2018

A eso de las 08:05 nos empezamos a mover, así que supongo que la carrera acaba de empezar, puesto que no hay una megafonía clara y apenas se escucha algo de música de salida, nada que ver con las carreras españolas, en las que se te eriza la piel en cuanto empiezan a sonar los primeros acordes de “Highway to Hell”.

Caminamos un buen trecho hasta que por fin se ve el arco de inicio, al menos en esa zona se ve algo de animación. El reproductor mp3 encendido y el pulsómetro listo, let’s go!!!

Las primeras millas transcurren por algunos de los lugares más emblemáticos de la Old Town, partimos de la Universidad de Edimburgo, donde Arthur Conan Doyle se inspiró para crear a su famoso personaje Sherlock Holmes, o donde el físico teórico Peter Higgs fue galardonado conjuntamente con el Premio Nobel de Física por su predicción del bosón de Higgs.

edinburgh_castle

Divisamos el Castillo de Edimburgo, que se alza dominando el horizonte de la ciudad, residencia real hasta 1633.  Bajamos por la Royal Mile hasta el Palacio de Holyrood, que ha servido como la residencia principal de los Reyes y Reinas de Escocia desde el siglo XVI, y es un escenario para ocasiones estatales y entretenimientos oficiales. A la derecha vemos el edificio del Parlamento Escocés, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

holyrood

Es increíble como apenas en 3kms hemos salido de la ciudad y el paisaje cambia radicalmente para encontrarnos en medio del campo. Las siguientes millas transcurren por zonas de la periferia residenciales, con una subida un poco durilla en la 6, que se hace más llevadera gracias al apoyo de la gente, que ha salido de sus casas a animarnos y los niños han sacado enormes boles con chuches para que repongamos fuerzas.

Continuamos por una carretera hasta que de repente el espacio se abre para toparnos de frente con ¡¡el mar!! La playa de Portobello nos da la bienvenida y nos acompañará hasta más o menos la milla 9, donde pasamos por el hipódromo de Musselburgh, inaugurado en 1816 y también por el Campo de golf de Musselburgh, reconocido como el más antiguo del mundo, y en el que el juego ha sido continuo. Se dice que María, reina de Escocia, jugó allí en 1567.

La verdad es que apenas pude disfrutar de las vistas en esta zona, ya que se trata de una interminable recta de unos 2 kms de ida y otros tantos de vuelta, que hacen mella en las piernas y en el ánimo del corredor. Vamos avanzando y viendo corredores que ya van de vuelta y te preguntas cuándo faltará para llegar a ese punto y afrontar el final.

Aunque con pesar, los metros se suceden hasta que pasamos la milla 13, ya no queda nada!! Atravesamos una especie de pasarela con el suelo metálico, con un poco de cuidado de no resbalar y por fin cruzamos la meta!! Se ha atragantado un poquillo el último tramo pero por fin lo hemos logrado, el ralentizar un poco en los kilómetros finales ha hecho que no pudiese mejorar marca, aunque al menos he podido mantener la que tenía, pero sobre todo disfrutar.

Nos dan nuestra merecida medalla y una cajita a modo de bolsa del corredor, y nos sentamos en un campito a estirar y descansar. En la zona de llegada hay varias carpas con cerveza y comida rápida para reponer fuerzas, y dentro de la escuela que está en el recinto hay baños y vestuarios, aunque preparaos para hacer cola…

Al fondo están los camiones con todas las bolsas que dejamos en guardarropía al inicio, hay que decir que está todo muy bien organizado en ese sentido. Y al lado hay un sendero que conduce a la salida y zona de aparcamiento de autobuses. Hay una opción en la web que por 5 GBP te lleva hasta el centro de la ciudad, pero hay que caminar como unos 15 minutos hasta la zona de partida.

Mi consejo es que llevéis preparado en el bolsillo 1,70 GBP, ya que las máquinas no dan cambio y hay que introducir la cantidad exacta, y toméis el autobús de Lothian nº 26, que os dejará en el centro y además apenas tendréis que caminar hasta la parada, que ya habéis rodado bastante y vuestras patitas merecen un descanso después del esfuerzo realizado.

Ha sido una experiencia increíble en un entorno muy especial y distinto a lo que estamos acostumbrados en la capital, así que lo recomiendo totalmente. Lo ideal es combinarlo con unos días de turismo, aprovechando el viaje para conocer un poco esta bella ciudad. Si queréis ver las atracciones más importantes podéis echar un vistazo al final de esta página.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.