como ahorrar en tu viaje

Es triste decirlo, pero la mayoría de los viajes que planeo están determinados por el presupuesto, y hay muchos destinos que todavía no he visitado por este motivo. Leyendo un montón de post acerca del tema y añadiendo algunos de cosecha propia, aquí os dejo algunos consejos básicos para calcular cuánto te costará el próximo viaje.

1. Investiga los precios del día a día del destino elegido

A veces pasa que encuentras un vuelo «barato» pero luego el alojamiento y la comida está por las nubes, como pasa en los países nórdicos, por ejemplo. Hay que tener en cuenta el precio del transporte público,  las entradas a los museos (a veces ciertas atracciones tienen precios distintos para extranjeros, como pasa enTailandia) cuánto cuesta una cerveza o una hamburguesa… Hay veces que compensa comprarse la típica tarjeta turística del país (tipo Roma Pass o Copenhagen Card), que incluyen normalmente la entrada gratuita a museos y transporte ilimitado.

2. Calcula también los gastos pre-viaje

No sólo hay que tener en cuenta los gastos realizados en el destino, hay cosas que no solemos incluir y que sin embargo suman: contratar un seguro, renovar el carnet de conducir internacional o el pasaporte, el transporte desde casa hasta el aeropuerto y la comida para el viaje en caso de que no esté incluida en el billete.

3. Viaja fuera de temporada

Si no tienes problema con las fechas de vacaciones, huir de los meses de julio y agosto puede suponer un gran ahorro. (Y además si vives en una grande, tendrás la ciudad casi para ti solo yuhuuu!!)  Los precios suelen bajar bastante a partir de la segunda quincena de septiembre, y todavía hay buen tiempo en determinados destinos.  Noviembre suele ser una buena época para viajar a Asia, ya que los monzones ocurren de Junio a Octubre, aunque también es por ello algo más caro, aunque si lo pillas con antelación merece la pena.

4. Añade un 3%-5% adicional por la comisión de cajero (o por cambio de moneda)

Normalmente los bancos suelen cobrar este porcentaje por comisión al retirar dinero en los cajeros del extranjero. Hay alguno como Evo Banco que tienen una tarjeta que te permite sacar dinero sin comisión, pero lo normal es que te cobren, así que lo mejor es que lleves una buena suma en billetes desde tu país de origen para evitar estas operaciones. Puedes ver algunos consejos sobre el tema aquí.

5. Tarjetas de puntos

Si viajas a menudo con tarjetas de fidelización, puede que puedas canjear los puntos por un alquiler de coche, una visita guiada, un descuento en el hotel… y nunca viene mal ahorrarse unos eurillos para luego comprarse un helado, o un souvenir. Para los amantes de las compras, en New Jersey hay un centro comercial de outlet que te entrega un libro lleno de cupones con descuento extra sólo con enseñar el pasaporte… (pero ojo con lanzarse a por todas en las tiendas, ya que sino deberemos pagar un extra por facturar más equipaje).

6. Incluye una pequeña cantidad para imprevistos

Como nunca se sabe lo que puede pasar, es mejor pasarse que quedarse corto. No está demás tener en cuenta una cantidad para posibles imprevistos tales como comprar medicinas, pagar por exceso de equipaje o alguna cosa que se te haya perdido u olvidado y tengas que volver a comprar, por ejemplo. Y si al final no se gasta, pues dinero que vuelve «pa la saca», que nunca viene mal 😉

7. Revisa y reutiliza presupuestos de otros viajes

Normalmente sueles sueles gastar el dinero en las mismas cosas, lo que te puede ayudar a hacerte una idea de futuros presupuestos. Por ejemplo, si has hecho un viaje a Munich, te puede seguir de guía para otro viaje a Alemania, ya que los precios serán más o menos similares.

8. Planifica las visitas a puntos de interés

Porque no es lo mismo irse a un hotel de Punta Cana, donde te pasarás los días al sol tomando margaritas; que a Roma, en donde hay un montón de sitios a los que querrás entrar. En un todo incluido tan sólo tendrás que preocuparte de las excursiones adicionales y de las compras varias, mientras que en un viaje más urbano e histórico habrá que pensar en el coste de las entradas, el transporte, la comida, etc.

9. La importancia del transporte

¿Vas a recorrer varios países en coche de alquiler? Alquilarás una bicicleta o una moto para moverte por la ciudad? ¿O por el contrario te moverás en transporte público? Si la idea es alquilar un coche para ser más independiente, hay que tener en cuenta el precio de la gasolina, ya que esto puede encarecer mucho; si por el contrario vas a utilizar el transporte público, conviene enterarse de los diferentes tipos de bonos de viajes y ver cuál se ajusta más a tus necesidades.

10. Pregunta a otros que hayan ido al mismo lugar

Un amigo, un blogger o un foro especializado pueden ser muy útiles a la hora de hacerte una idea de lo que puedes gastar en tu viaje. La gente cada vez viaja más y por lo tanto, podrás encontrar muchísima información para poder planificar tu presupuesto.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.