qué ver en varanasi

Se dice que Varanasi o Benarés es una de las ciudades más antiguas del mundo y que ha sido habitada desde hace más de 3.000 años. Es una ciudad sagrada y de peregrinación, ya que en la cercana Sarnath es el lugar donde Buda dio su primer sermón. Junto con Delhi es una de las ciudades más caóticas que he visitado en la India, el tráfico es insoportable y los pitidos constantes se meten en tu cabeza. Sus callejuelas son estrechas y laberínticas y están llenas de basura, vamos, que tal y como lo pinto no parece muy apetecible…

Pero es que no es fácil y hay que ser consciente de a dónde se va. Dicho esto, también creo que merece la pena vivirla, no encontraréis nada igual en otra parte del mundo, y asistir a sus ceremonias es toda una experiencia. La recomiendo para el inicio del viaje, ya que si lográis sobrevivir a ella, el resto de las ciudades os parecerán un balneario de descanso.

Cómo llegar

En tren

La mejor forma de llegar es cogiendo el tren nocturno que hace el trayecto Delhi o Agra-Varanasi. Supuestamente tarda 12h, aunque la realidad es que más bien suelen ser entre 15 y 20… ya que la puntualidad no es muy buena que digamos.

Varanasi tiene dos estaciones de tren: Varanasi City y Varanasi Junction. La más cercana al centro es Varanasi Junction y de ahí pillarse un tuk tuk hacia vuestro alojamiento.

En avión

Hay numerosos vuelos directos entre Varanasi y las ciudades más turísticas (Delhi, Jaipur, Agra, etc…) que tardan aproximadamente 1 hora y 20 minutos en cubrir este trayecto. En la India hay varias compañías low cost como SpiceJet, Indigo, Vistara… así que si lo cogéis con tiempo os puede salir muy barato (30-40 euros) y ahorraréis un montón de tiempo en transporte.

Antes de entrar en el aeropuerto os pedirán el pasaporte y la tarjeta de embarque, y una vez que lo comprueban deberéis pasar las mochilas y maletas que llevéis facturadas por un control previo de rayos antes de llegar al mostrador de facturación. Un detalle que me parece importante es que llevéis siempre en la mano o en el bolsillo el boarding pass, ya que después de pasar el arco os meterán en una cabina con cortina para haceros un cacheo, aunque no haya pitado ni nada, y una vez comprobado que no lleváis nada sospechoso os lo pedirán para sellarlo. Da un poco de yuyu que tus cosas estén avanzando solas por la cinta mientras tú estás dentro de un cuartucho, pero bueno, todo funciona por lo general bastante bien y la gente sólo se lleva lo suyo.

Qué ver

El Ganges y los ghats

Sin duda alguna, el río Ganges es el icono más reconocible de la India y tiene carácter sagrado para los habitantes de la ciudad. Según los hinduistas todo el que muera aquí tendrá un billete directo al paraíso, rompiendo así el ciclo de reencarnaciones y alcanzando el moksha (el nirvana para los budistas), la liberación del hombre de las ataduras del karma. Y es por ello que mucha gente peregrina hasta la ciudad sagrada para morir…

qué ver en varanasi que ver en varanasi

En la ciudad el río está muy contaminado, y es que allí van a parar todos los restos de basura, las aguas residuales y también los cadáveres humanos y animales o sus restos crematorios… Vamos que suena apetecible meterse en sus aguas y darse un bañito ¿ehh?

Pues a pesar de todo esto, los hinduistas creen que el agua del Ganges tiene propiedades curativas y libera de los pecados, así que es bastante habitual ver gente bañándose en el río, lavando la ropa y hasta recogiendo agua en botellas vete a saber para qué.

que ver en varanasi que ver en varanasi

Y a lo largo de los 6 kms de río que pasan por la ciudad se extienden los ghats, que son las escalinatas o gradas que conectan la orilla del Ganges con la ciudad. Hay aproximadamente unos 90 ghats, cada cual con su peculiar forma y decoración, aunque hay algunos que son muy conocidos y donde se concentra la mayor parte de la gente, tanto turista como local. Allí la gente se reúne para lavar su ropa, rezar, practicar yoga o darse un baño «purificador».

Mucha gente recomienda recorrerlos en barco al amanecer, y no dudo que sea una experiencia increíble, pero sinceramente después de lo poco que pude dormir por culpa de los ruidos y pitidos, no estaba como para madrugar tanto, así que me quedo con un paseo por la mañana y otro al atardecer, que también son bonitos y menos sacrificados.

Uno de los más conocidos es el ghat Dasaswamedh, cerca del templo Vishwanath (solamente pueden acceder los hinduistas, pero es bonito por fuera) y siempre está lleno de peregrinos y vendedores ambulantes. Cada martes y durante festividades se celebran rituales en este ghat, que está muy cerca del observatorio Jantar Mantar.

Según la tradición, Brahma cumplió en este lugar el gran Sacrificio del Caballo, rito védico de purificación, afirmación de la realeza y de poder para confirmar su autoridad. El último Sacrificio del Caballo en India fue hecho por el rajá de Jaipur a mediados del siglo XVIII.

A diferencia de otros ghats, a este ghat se accede desde el centro de la ciudad por una calle larga y con mucho ambiente. En cuanto se acerca la hora de la ceremonia Aarti es prácticamente imposible caminar de la multitud que colapsa el paso.

que ver en varanasi

Un ghat menos concurrido pero donde también se puede ver la ceremonia al río Ganges que la hacen por la mañana y por la tarde es el Assi Ghat. Está ubicado casi al final de todo y es una zona donde suele haber gente joven de todas partes del mundo, ya que allí se concentran también los hostales para estudiantes y mochileros y hay muchos bares y restaurantes (muy recomendable la pizzería Vaatika Cafe). En este lugar las aguas del río Assi se unen a las del Ganges, por lo que es uno de los cinco ghats donde los peregrinos deben bañarse.

Mi hotel estaba muy cerca y fue todo un descubrimiento, ya que no estaba nada masificado y pude disfrutar de un atardecer muy tranquilo, algo que fue de agradecer en contraste con el ruido de las calles adyacentes. Además, allí se puede disfrutar también de la Ceremonia Ganga Aarti sin tanta aglomeración.

Las cremaciones

Como ya he comentado anteriormente, aquí hay mucha gente que viene a morir y acabar con el ciclo de las reencarnaciones, por lo que una vez que la persona fallece, hay que preparar el ritual para su purificación, que pasa por el traslado en una especie de balsa de bambú, el lavado con agua del río, la cremación y posterior arrojo de sus cenizas al Ganges. Para ello existen dos ghats donde se realizan dichas cremaciones: el principal Manikarnika y el secundario Harishchandra. Es posible asistir a una pira funeraria siempre y cuando se guarde respeto absoluto y no se tomen fotografías.

manikarnika-ghat

En Manikarnika sólo se pueden realizar cremaciones de hindúes que han muerto de muerte natural, y en Harishchandra se realizan cremaciones de otras religiones, excepto musulmanes, y del resto de cuerpos que no se pueden quemar en el principal.

qué ver en varanasi

Dependiendo de la clase social a la que pertenezca el fallecido, es incinerado en una parte u otra del ghat. Entre 300 y 350 kilos de leña hacen falta para que un cuerpo sea totalmente calcinado, así que dependiendo del poder adquisitivo de la familia la calidad de la madera será mejor o peor.

Hay seis clases de personas que no se pueden incinerar según la tradición hindú:

  • Los leprosos, para no contagiar la enfermedad.
  • Los sadhus, quienes se consideran santos.
  • Los que son picados por una cobra, debido a que este animal es una representación de Shiva y por ello su veneno es purificador.
  • Los que les faltan las piernas y los brazos, ya que son personas indefensas y por ello sin maldad.
  • Las mujeres embarazadas, porque el feto que llevan es un alma pura.
  • Los niños hasta los 10 años, cuyas almas también se consideran puras.

¿Y si no se creman, qué hacen con ellos? Pues trasladan los cuerpos en barca hasta la mitad del río y los tiran atados con una piedra pesada para que queden en el fondo y sean devorados por los peces. No es frecuente, pero a veces el cadáver se desata con el paso del tiempo, y sale a flote sobre la superficie del río… una maravillosa visión vamos.

Luego esos peces que se alimentan de cadáveres son pescados y comidos por personas… y vuelta a empezar con el ciclo. Recuerdo que me dijeron que el curry de pescado era muy bueno en esta zona, pero vamos, que tenía claro que nada sacado del Ganges iba a acabar en mi estómago…

Campus universitario

Varanasi cuenta con un campus universitario de más de 20.000 estudiantes y 14 facultades, y fue nombrada por el National Institutional Ranking Framework como la tercera mejor universidad de India en 2017. Cuenta con facultades de medicina, ciencias, matemáticas, ingenierías, música, idiomas, etc. situadas en edificios de arquitectura indo-gótica, puesto que su construcción data de 1916.

qué ver en varanasi qué ver en varanasi

Contrasta esta zona de grandes avenidas arboladas y campos de cricket con las caóticas y estrechas callejuelas del casco antiguo. Tiene un pequeño museo de miniaturas y un templo dedicado a Shiva que es el templo hindú más alto del país con 77 m de altura, el New Vishwanath Temple, o Templo Birla, conocido también así por la familia de empresarios que lo construyó, y que es una reproducción del Templo de Vishwanath que está a orillas del río y del que os voy a hablar a continuación.

Templo de Vishwanath

La estructura actual data del año 1780 junto a su emplazamiento original, lugar que ocupa la mezquita Gyanvapi, y es uno de los principales templos dedicados al dios Shiva. También se le conoce como el Templo Dorado (no confundir con el Templo Dorado de Amritsar) debido a que la cúpula y la torre están cubiertas con 800 kg de oro. 
Se encuentra situado en el Keshi ghat junto al río Ganges y es uno de los doce Jyotirlingas, los templos más sagrados dedicados a Shiva. Está formado por varias capillas dedicadas a distintos dioses menores y en el altar principal descansa un lingam (falo de piedra) de plata dedicado a Kashi, dios del universo. 

Shri Durga (Durga Mandir)

Junto a este templo se encuentra el Pozo del Conocimiento, que según cuenta la leyenda al beber de sus aguas te transporta a un plano superior de espiritualidad. Fue construido en el siglo XVIII por Rani Bhabani de Natore en el estilo de arquitectura del norte de la India y está dedicado a la diosa Durga, la diosa de la fuerza y ​​el poder. Al lado del templo, hay un gran estanque vallado que antes estaba conectado al río Ganges.
qué ver en varanasi
Está situado en la carretera Sankat Mochan, a 700 metros al noreste de Sankat Mochan Mandir y a 1.3 kilómetros al norte de la Universidad Hindú Banaras. Es uno de los lugares más sagrados para los hindúes y debido a la afluencia masiva de peregrinos sólo está abierto para el culto y no se permite la entrada a los turistas, así que sólo podréis verlo por fuera.

Sarnath

A 10 kilómetros de Varanasi, se encuentra la ciudad de Sarnath, el lugar donde Buda predicó por primera vez el budismo, hecho que lo convirtió en un lugar de peregrinación (es una de las cuatro ciudades sagradas del budismo).

qué ver en varanasi

El día antes de su muerte, Buda incluyó a Sarnath junto con Lumbini, Bodh Gaya y Kushinagar como los cuatro lugares que él consideraba sagrados para sus seguidores. El lugar más sagrado de la zona de excavaciones es la estupa Dhamekh.

qué ver en varanasi qué ver en varanasi

Fue construida en el año 500 D.C. para reemplazar una estructura anterior encargada por el rey Ashoka en el año 249 A.C.  junto con otros monumentos, para conmemorar las actividades del Buda en esta ubicación. Se trata de una edificación circular de piedra y ladrillo de una altura de 43,6 metros y con un diámetro de 28 metros y es la más grande de todas las de Sarnath. Y aunque fue ampliada en seis ocasiones, la parte superior está aún sin terminar.

Dicen que se realizó para marcar el lugar de un parque de ciervos (Rishipattana) donde el Buda dio el primer sermón a sus cinco discípulos después de alcanzar la iluminación, «revelando su óctuple sendero que conduce al nirvana » y expuso sus cuatro verdades (la ley o el dharma).

Otros lugares a destacar en Sarnath son:

  • El Museo Arqueológico de Sarnath. Lo más destacado de este museo es el capitel de Ashoka, una escultura de cuatro leones asiáticos que están pegados espalda con espalda en una base circular que incluye otros animales y  que fue colocado originalmente sobre el Pilar de Ashoka.
  • La estupa Chaukhandi. Es una estructura de ladrillos apilados en cuya cima se alza un torreón octogonal, construido en el siglo XVI para celebrar la visita del emperador Humayun.
  • El pilar de Ashoka. Su capitel está tallado en un único bloque de arenisca que representa cuatro leones asiáticos montados sobre un ábaco con un friso de relieves de un elefante, un caballo al galope, un toro y un león. Existen varias interpretaciones acerca de su simbolismo, una sugiere que los animales en la base representan los puntos cardinales: Norte (León), Sur (Elefante), Este (Buey) y Oeste (Caballo). Se dice también que simbolizan los cuatro ríos que salen del Lago Anavatapta (lago situado en el centro del mundo, según una antigua cosmovisión budista). También se identifica a los animales con los cuatro peligros del samsara, siguiéndose unos a otros en el eterno girar del ciclo existencial.

qué ver en varanasi

  • Las ruinas del templo Mulagandhakuti Vihara. Se trata de un templo budista moderno que fue erigido por la sociedad de Mahabodhi de Sri Lanka en el año 1931. En la entrada del vihara hay una campana enorme regalo de Japón, una imagen de buda de oro, así como varios murales y frescos coloridos que resultan ser lo más destacado. Se dice que en este templo se construyó sobre las ruinas del lugar donde Buda pasó aquí su primera época de lluvias. Cerca hay un árbol bodhi traído de Sri Lanka, que desciende del árbol original debajo del cual Buda se sentó en Bodh Gaya y alcanzó la iluminación.

qué ver en varanasi

  • Wat Thai. ¿Un templo Thai? ¿Pero no estamos en la India? Sí y otra vez sí. Este magnífico templo fue erigido por los dignatarios tailandeses que visitaron Sarnath en el año 1993. Destaca por sus preciosos jardines, fuentes con hermosas flores de loto y por una gigantesca imagen de Buda de 24 m de altura en una posición de pie. Además de esta imponente estatua, el templo también alberga otras tres efigies de Buda en varias posturas que se colocan debajo de un árbol.

 

Algo que me resultó muy curioso fue ver a bastantes cabras vestidas con abrigos de saco, o con ropa vieja. Cuando crees que lo has visto todo, de repente te cruzas con una cabra que viste una vieja camiseta de algún equipo de fútbol y tu mente colapsa en ese instante y te preguntas el porqué. A la vuelta del viaje me puse a investigar y por lo visto es para abrigarlas del frío y que conserven el peso cuando no tienen mucho alimento, puesto que muchas veces son el único sustento de las familias pobres. Podéis ver toda una galería en esta página.

  1. No sabes lo bien que me viene este artículo… El coronavirus me canceló este viaje y tengo clarísimo que iré en cuanto todo pase… Ojalá que pronto. Así que me lo guardo para consultarlo cuando vaya. Curioso lo de la «selección» de cremaciones, no tenía ni idea… y lo de la cabra ya me ha dejado loquísima. Jajajaj!

    Gracias por este post… me ha encantado.

    • El coronavirus nos ha fastidiado un montón de planes y sueños este año, pero seguro que dentro de poco podremos volver a viajar y podrás visitar esa maravilla que es la India. Yo de momento voy a seguir lanzando toda una serie de posts acerca de mi experiencia por si te sirve de algo 😉

      Saludos

  2. Varanasi es un ciudad tan atractiva como complicada. Yo he estado dos veces allí, la primera hace muchos años, recuerdo que me pareció la ciudad más sucia del mundo. Paseando por la ciudad antigua en busca del templo de oro todo eran cacas gigantes. Sin embargo, cuando regresé, ya más madura y sabiendo lo que me iba a encontrar disfruté y mucho de la ciudad del Ganges. Su amanecer es asombroso y recorrer todos los ghats caminando (algo que a veces cuesta hacer porque no se sabe por donde pasar) una de las mejores cosas que se pueden hacer en esta ciudad.
    Una abrazo

    • Totalmente de acuerdo contigo Kris, el primer día pensaba que era el horror hecho ciudad, sin embargo, me acostumbré rápido y pude disfrutarlo. Me recorrí toda la orilla del río de ghat en ghat y pude ver el Aarti Ganga desde distintos puntos. Si no se sabe a lo que va, se puede pasar realmente mal.

      Un saludo!!

  3. Nunca una visita nos afectó tanto como la que hicimos a Benarés, su sensaciones encontradas pero creemos que es una ciudad que todo gran viajero debe hacerla si o si.
    Nosotros la visitamos tras grandes lluvias y el nivel del Ganges estaba muy alto con lo que dificultaba caminar por los Ghats y estaban prohibidos los paseos en barca, una pena.
    Gran post por cierto

    • Muchas gracias Aitor!! A mí me pasó un poco lo mismo, tras pasar un día en Delhi me metí de lleno en Varanasi y creí que moriría atropellada… Nunca había estado en una ciudad tan caótica, pero a la vez es tan singular que merece la pena aventurarse en ella y descubrir ese fantástico mundo que son los ghats.

      Un saludo

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.