polbo-a-feira

En esta época de confinamiento a causa del ya tristemente conocido coronavirus ya no podemos desplazarnos mucho más allá de la manzana donde se encuentra el supermercado o la farmacia, pero sí que podemos todavía soñar con otros tiempos mejores. Para quitar el ansia os traigo una forma distinta de viajar, utilizando el paladar en vez de las zapatillas, evocando tierras lejanas a través de los sentidos y la gastronomía. ¿Me acompañáis?

Bélgica

El plato estrella son las frites, o lo que vienen siendo patatas fritas. Por lo visto la receta tradicional dicta que la fritura se haga con grasa de buey, aunque dudo mucho que esto se ponga en práctica en los restaurantes de comida rápida. Son tan famosas que hasta tienen un museo propio en Brujas, el Friet Museum. Suelen venderse en conos de papel acompañadas por diferentes salsas (que se cobran aparte y suelen costar sobre 1 euro), para mí la más rica es la salsa andalouse (una especie de mayonesa con salsa de bravas). Las friteries más famosas de Bruselas son el puesto ambulante de Flagey en el barrio de Ixelles, Maison Antoine en el barrio europeo, Saint-Josse en la plaza del mismo nombre y la Chapelle en el barrio de Marolles.

fritland-01

Otro de los platos top son los moules con frites, mejillones cocidos al vapor con patatas fritas, of course. Suelen ir acompañados de diferentes salsas: vino blanco, provenzal, mantequilla de ajo, etc. Se sirven en raciones de 500 g y 1 kg y su precio oscila entre los 18 y los 25€ aproximadamente. Chez Léon en la Rue des Bouchers es uno de los restaurantes típicos para degustarlos. La opción low cost pasa por Noordzee/La Mer du Nord, situado en Sainte Catherine, donde podréis probar pescado y marisco desde 5 euros la ración (aunque son pequeñas, eso sí).

Carbonnades-flamandes

En la mayoría de las freidurías y restaurantes de comida rápida podréis encontrar las Carbonnades flamandes: Carne estofada en cerveza belga. ¿A que no adivináis de qué va acompañado? Efectivamente, más patatas fritas con salsa.

Y como el anterior plato, es muy común encontrar el llamado Frikandel, una salchicha frita que puede ir con o sin pan, una especie de perrito caliente belga. Se acompaña de salsa de ketchup, curry, mayonesa y cebolla troceada y sorprendentemente no viene con patatas fritas de serie. El último plato de fritanga son las croquetas, siendo las más populares las de camarones o gambas.

Típico de Gante es el Waterzooi, un estofado que originariamente llevaba pescado con zanahorias, puerros patata y crema aunque más tarde se popularizó la versión con carne de pollo. Las Chicons au gratin son endivias envueltas con jamón gratinadas con salsa de queso que suelen ir acompañadas de puré de patatas con pimienta y nuez moscada.

Y cómo no, debido a su nombre, no podían faltar las coles de Bruselas. Además de ser autóctonas constituyen un acompañamiento habitual de guisos como el estofado de conejo, pollo, salchichas, costillas o pescado. ‏

chocolat

En el apartado dulce los protagonistas son los gofres y el chocolate. Leónidas o Godiva o son algunas de las chocolaterías más típicas repartidas por la ciudad, y no faltan tampoco los puestos de gofres con llamativas combinaciones de chocolate, nata, frutas y todo tipo de toppings imaginables. Existen dos tipos: el de Bruselas, más caro (a partir de 2,5€ los simples y de 6€ los que llevan chocolate y nata) y rectangular; y el de Lieja,  de tipo ovalado y un poco más barato (entre 2 y 4€).

speculoos

Las speculoos tienen también un lugar destacado entre la repostería de Bruselas. Son un tipo de galleta muy típica aromatizada y especiada con canela, nuez moscada, clavo, jengibre en polvo, cardamomo y pimienta blanca, lo que les da su sabor característico. Incluso hay una crema para untar parecida a la  crema de cacahuete que está riquísima‏.

gent-noses

Y por último están los cuberdons o neuzekes, que significa narices en español. Se las conoce así por su forma cónica. Son unos dulces típicos hechos con almíbar de sabor a frambuesa o regaliz negro, y son habituales en puestos callejeros que los venden específicamente por unos 5€ la bolsa.

Edimburgo

Haggis

haggis

Es el más conocido de todos, y no deja a nadie indiferente debido a lo controvertido de sus ingredientes, puesto que se trata de un plato muy condimentado con un intenso sabor elaborado con hígado, corazón y pulmones de cordero u oveja, embutido en la piel formada por el estómago del mismo animal y cocido durante varias horas. ¿Suena apetecible, verdad?

Aunque este plato se puede comer cualquier día es típico consumirlo el 25 de enero, durante la conocida como la Cena de Burns, celebrada en honor al poeta escocés Robert Burns. En sus comienzos se trataba de una receta creada por las familias pobres que aprovechaban las partes del animal que nadie quería, pero hoy en día es muy popular, y por tanto se puede encontrar en casi todos los restaurantes acompañado de Neeps and Tatties y alguna salsa para hacerlo más tragable.

En los sitios en los que lo he probado no te lo sirven con la tripa, teniendo más aspecto de morcilla «desmigada» que otra cosa, lo cual agradecí. El sabor también me recuerda a la morcilla, es muy especiado y hace que se te olvide qué es lo que te estás comiendo…

Barra de Mars frita

barra-mars-frita

Esta barrita se puede encontrar en algunos de los Fish and Chips que hay en la ciudad. Suele haber un cartel en la puerta con esta novedad. Yo la probé en un sitio llamado Castle Rock Fish Bar en Grassmarket, y me salió la broma por 2,50 GBP, aunque he de decir que estaba rica!!

El modo de preparación es idéntico al del pescado y las patatas. Se mete en una masa hecha con mantequilla y de ahí a la freidora (habitualmente en el mismo aceite que el pescado y las patatas).

Parece ser que el origen de esta peculiaridad se sitúa en el Haven Chip Bar, hoy llamado Carron Fish Bar, uno de tantos puestos de comida rápida y barata especializados en fish and chips, pescado rebozado y patatas fritas. Con la fama que pronto adquirió la chocolatina Mars frita, muchos locales sumaron a sus menús este producto, y pronto se convirtió en un mito icónico de Escocia.

Otros platos típicos

  • Neeps and tatties: Puré de rábanos y patatas, suelen acompañar al haggis.
  • Cock-a-leekie: Sopa de puerros, patatas, caldo de pollo y mantequilla.

beef-guinnes-pie

  • Guinness Beef Stew with Puff Pastry Top: estofado de ternera con salsa de cebolla y Guinness con hojaldre.
  • Porridge: Papilla de copos de avena.
  • Oatcakes: Galletas de avena.
  • Shortbreads: Galletas de mantequilla.
  • Dundee cake: Pastel de frutos secos.
  • Cranachan: Dulce de crema, harina de avena y frambuesas.
  • Sticky toffee pudding: bizcocho húmedo, hecho con dátiles finamente picados, cubierto con salsa de toffee. 

Florencia

La gastronomía italiana en general es una maravilla, toda una fantasía para el paladar, y en este caso, la florentina no iba a ser menos. Basada principalmente en productos frescos y saludables como el pan, tomates, ajos, jamones y aceite de oliva entre otros.

  • Crostini di fegato: es un antipasto o entrante florentino muy típico que consiste en pan frito cubiertos en una mezcla de hígado (ternera, pollo, ganso, pato…) mezcladas con anchoas picadas, cebolla y alcaparras.

crostini-cavolo-nero-faglioli

  • Crostini con cavolo nero fagioli zolfini e olio nuovo: una especie de caldo gallego pero en tostada, una especie de col oscura con habas y aceite montadas sobre pan tostado, muy rico y contundente.
  • Panzanella: pan duro que se moja en agua y al que se añaden tomates, cebollas, pepinos y albahaca, además de, vinagre, sal, pimienta y, claro está, aceite de oliva virgen. Sencillo y rico si se usan buenos productos.
  • Panino col lampredotto: es un bocadillo relleno de lampredotto, o lo que es lo mismo, parte del estómago de la ternera hervida con verduras, especias, aceite picante o salsa verde. A mí la verdad es que el tema de la casquería no me va mucho, así que no os puedo decir nada de su sabor…
  • Ribollita: su nombre significa “vuelta a hervir”, ya que se trata de una sopa de judías blancas, col silvestre y tomate que se vuelve a calentar el día después. Cuando se calienta se le echan aceite de oliva y cebolla y se vuelve a hervir al horno. Se come con trozos de pan toscano duro y es un plato típico del campo toscano.
  • Pappardelle sulla lepre:  es un plato de pasta fresca, en particular de pappardelle (unos tallarines más anchos) con una salsa de liebre. En la receta tradicional hay diferentes cortes de carne de liebre acompañados por verduras y en su elaboración se usan vino tinto, leche y… ¡la sangre de la liebre!
  • Pappardelle al cinghiale: el mismo tipo de pasta que el anterior, pero con ragú de jabalí.
  • Minestra di farro: efarro es un cereal que se come en platos de cuchara  junto con verduras y carnes. Una de las recetas toscanas lo acompaña con judías rojas, tomate, prosciutto, col, patata, cebolla, zanahoria, apio, pecorino y pimentón picante.

Polpettone-alla-fiorentina

  • Polpettone alla fiorentina: Polpettone se podría traducir como “albondigón”. En la receta florentina está hecho con carne de ternera, prosciutto, miga bañada en leche, huevos y Parmigiano Reggiano y servido con una salsa de tomate y boletus.
  • Peposo: carne guisada con salsa de tomate, vino rojo y mucha pimienta.
  • Fagiano tartufato: literalmente su nombre significa faisán trufado, es faisán al horno con láminas de trufa negra y carne de cerdo picada, envuelto en láminas de tocino y servido con una salsa de bechamel aromatizada con trufa.
  • Cinghiale in dolce e forte: Receta tradicional de Florencia de jabalí con una salsa agridulce que lleva prosciutto, verduras, pasas, piñones, chocolate, piel de naranja y de cidro escarchada, galletas cavallucci en trocitos y vinagre de vino tinto.
  • Fegatelli alla fiorentina: son unas albondiguitas hechas con hígado de cerdo, pan rallado, semillas de hinojo y pimienta.
  • Bistecca alla fiorentina (bistec a la florentina):es un enorme chuletón de carne de ternera de raza Chianina, autóctona de la Toscana, preparada en la brasa y poco hecha. Al final se añaden sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.
  • Cibreo di rigaglie: Una antigua receta de Florencia, probablemente datada en el Renacimiento, a base de menudencias de pollo –cresta, barbilla, hígado, estómago, corazón, huevos no formados y criadillas– hechas con una salsa de huevos, limón y caldo.

Baccala-alla-livornese

  • Baccalà alla livornese: Receta de bacalao típica de Livorno con tomate, cebollas, pimentón picante, piel de limón y vinsanto, un vino dulce.
  • Castagnaccio o pattona: es un postre típico de la Toscana que antiguamente vendían los mercaderes ambulantes que venían del campo. Está hecho con harina de castañas, piñones, nueces, pasas, piel de naranja escarchada y romero. Es típico comerla en otoño (imagino que es porque es la época de las castañas…)
  • La tagliata con rucola es otro plato de carne muy típico de Florencia que consiste en un corte de carne de buey que se asa y luego se corta en tiras, se le añade rúcula, romero, escamas de queso parmesano, aceite y pimienta.
  • El stracotto es una especie de estofado de ternera que se ha de cocinar durante horas, junto con verduras como tomate, apio y zanahorias que se suele comer con pan toscano y se suele usar como segundo plato o para condimentar la pasta. Se suele cocinar con vino de la Toscana como el Chianti.
  • Schiacciata: un bocata típico de Florencia que se prepara con un pan de focaccia bastante duro, relleno de ingredientes como queso (prueba el pecorino toscano!), charcutería (jamón toscano y porchetta son nuestros favoritos!) y alguna salsa.
  • Pici all’aglione: es una pasta toscana similar a los espaguetti pero más gruesa, cuya salsa all’aglio se prepara con tomate, mucho ajo y una pizca de guindilla.

cantuccini-alle-mandorlegelato  

  • Al final de la comida puede que os lleven cantucci e vinsanto: unas galletas duras de almendras con vino dulce de postre realmente sabrosas. Y por supuesto, estando en Italia no puede faltar un buen gelato artesano, en cualquier rincón de la ciudad hay establecimientos con muy buena pinta, yo probé uno riquísimo en una heladería que está en Oltrarno, justo al lado del Puente de Santa Trinitá y que tiene el mismo nombre. (Porque nos fiamos de que si hay cola en un sitio es porque es bueno… y en este caso ha estado acertadísimo).

India

Al hablar de comida de la India probablemente lo primero que nos viene a la cabeza es curry y cosas que pican una barbaridad. Pues si bien es cierto que muchos platos llevan curry y el nivel de tolerancia al picante de los indios es infinitamente mayor, también tiene muchos otros platos que son una auténtica delicia y que merece la pena aventurarse a pedir.

Platos principales

  • ALOO PALAK: masala de patatas y espinacas.
  • ALOO GOBI: parecido al anterior pero con coliflor.
  • BUTTER CHICKEN: pollo con salsa de tomate y mantequilla típico de la región del Punjab y que está delicioso.
  • CHANA MASALA: guiso de garbanzos, cebolla, el tomate, cúrcuma, ajo, jengibre, guindilla y especias masala que se corona con unas hojas de cilantro. Ojo que pica y mucho!!

paneer-korma

  • CHICKEN KORMA: pollo con salsa de curry suave que a menudo se elabora con salsa de yogur, crema de leche o leche de coco y nueces, almendras o anacardos.
  • CHICKEN TANDOORI: el pollo se marina en yogur y especias masala añadiendo cayena, pimentón o pimiento kashmiri para darle su particular color rojo y después se cocina en el típico horno tandoor a muy alta temperatura resultando una carne tierna y sabrosa.
  • CHICKEN TIKKA MASALA: pollo deshuesado en salsa masala. Algunos aseguran que el nacimiento de este plato proviene de la India británica y otros que se creó en el Reino Unido por los cocineros de los los restaurantes indios, al intentar adaptar este tipo de comida al paladar británico.

dahl

  • DAHL: dahl significa lentejas, y hay un montón de platos distintos que las utilizan como base, incluso las venden como snack saludable y están muy ricas.
  • MALAI KOFTA: albóndigas hechas de patatas y queso paneer bañadas en salsa.
  • MATTAR PANEER: masala de guisantes con queso.

matter-mushroom

  • MATTAR MUSHROOM: curry semiseco de guisantes y champiñones al estilo del norte de la India.
  • PALAK PANEER: un curry masala de espinacas con queso paneer.
  • PALAK MUTTER: masala de espinacas y guisantes.
  • PANEER MASALA: es una alternativa vegetariana al pollo tikka masala que se hace con queso paneer.
  • PANEER TIKKA: paneer con salsa tikka, que es una marinada de yogur y especias como: pimienta, cardamomo, clavo, nuez moscada y canela.

indian thali

  • THALI: se trata de una bandeja de metal (que tiene cierto aspecto carcelario…) donde ponen diferentes platos en formato pequeño, como si fueran una especie de tapas. Se puede pedir veg o non veg (con carne). Suelen llevar arroz, nan, raita , dhal, palak paneer y gulab jamun.

Snacks

  • ALOO TIKKI: es una especie de hamburguesa hecha de patata cocida y especias.

aloo-tikka

  • CHICKEN / VEGGIE TIKKI: es un híbrido entre filetes rusos y croquetas: una mezcla de carne o vegetales con harina, jengibre, especias garam masala y pan rallado.
  • NAAN: es un pan plano elaborado con harina de trigo hecho al horno que puede llevar queso, ajo o mantequilla y que está riquísimo. Suelen utilizarse para comer con platos de arroz y salsa, aunque solos están muy buenos también.

samosa

  • SAMOSA: son triángulos de masa fritos que parecen empanadillas. Suelen ser vegetarianos (patatas, cebolla, lentejas y guisantes) aunque también hay versión de carne. Pican un poco y cuestan 10-20 INR.

pakora

  • PAKORA: son buñuelos de harina de garbanzos rellenos de verduras (aunque hay también de patatas, queso, pollo, etc.).
  • PANI PURI: son una especie de cáscaras redondas fritas, que se rompen en el centro y se rellenan de una masa de patata, garbanzos y cilantro. Luego la bañan con una salsa verde que pica bastante. Cuestan entre 10 y 20 INR.
  • RASGULLA: bolas de chhena (un queso de la India) y pasta de sémola, cocinado en almíbar de azúcar.

Dulces

Gulab Jamun

Lo probé por primera vez en el menú del avión que me llevó a Delhi, y aunque me gusta el dulce, me pareció demasiado azucarado. Más adelante, un conductor me invitó a comer uno en un puesto callejero de camino a Khajuraho y no sé si es que estaba más acostumbrada a la comida india o que el postre estaba recién hecho y caliente, que me encantó.

gulab-jamun

Se trata de una masa hecha con khoya (leche condensada por evaporación) y maida (harina), y que luego es frita en aceite en forma de pequeñas bolas. Después, se ponen en un almíbar elaborado con agua, azúcar, agua de rosas, cardamomo y se colorea con algunas hebras de azafrán que le proporcionan el color rojo característico.

Hello to the Queen

hello-to-the-queen

Probé esta orgía calórica de extraño nombre en Jodhpur, que me costó 180 rupias en el restaurante del hotel, pero valió la pena. Lleva galleta machacada, plátano cortado en rodajas que se mezcla con la anterior, y por encima se le echa chocolate caliente, helado de nata, frutos secos y coco. No lo vi en más sitios, así que si estáis de paso por allí os animo a probar esta maravilla.

Jalebi

Está elaborado friendo una mezcla de una masa muy líquida y remojada en sirope que al entrar en contacto con el aceite da lugar a unas formas geométricas como flores o extraños pretzels de textura más bien blanda. Tiene un color naranja que me recuerda un poco a las rosquillas de Alcalá y se puede servir caliente o frío. Al igual que todos los postres por estas latitudes, tiene un sabor extradulce.

Kulfi

Helado elaborado con leche hervida con diferentes sabores para aromatizar como mango, cardamomo, manzana o pistacho. Tiene una textura bastante cremosa y proporciona un aspecto denso y lechoso.

Bebidas

Lassi

Lo venden hasta en los supermercados de todo el mundo y sus ingredientes son: hielo picado, yogur, fruta y en ocasiones toppings de frutos secos. Dada su composición, esperé casi al final del viaje para probarlo, ya que una de las recomendaciones más comunes a la hora de viajar a países asiáticos es no consumir frutas peladas o bebidas con hielo, ya que normalmente se suele hacer con agua del grifo con lo que esto supone para nuestros débiles estómagos.

mango-lassi

He de decir que me sentó estupendamente y que estaba delicioso, pero hay gente a la que le ha jugado malas pasadas, así que lo dejo a vuestra elección.

Bhang Lassi

Es una variante de la anterior infusionada con bhang, un líquido derivado del cannabis, cuyos efectos son similares a otras formas de cannabis consumidas. Es legal en muchas partes de la India y se vende principalmente durante la celebración del Holi. El estado de Uttar Pradesh (Agra, Varanasi, Jhansi son algunas de sus ciudades más importantes) es conocido por tener tiendas con licencia de bhang, donde se pueden comprar estos productos y beber bhang lassis.

Badam Milk

Es una bebida a base de leche, almendras, cardamomo, azafrán y canela. Se utilizaba antiguamente para dársela a los niños y que crecieran fuertes por sus propiedades.

Masala Chai

Lo que en España se conoce como Chai a secas, es un té negro mezclado con cardamomo, clavo, pimienta, anís, jengibre y canela, y aunque puede beberse solo, lo más común es mezclarlo con leche.

Marruecos

Influida por toques mediterráneos, árabes y bereberes, la cocina marroquí destaca especialmente por sus colores y su mezcla de sabores dulces y salados. Los ingredientes más comunes son las verduras, las carnes de pollo y cordero, especias como el comino y ras el hanout, la miel, las almendras y el pan de leña. A continuación os dejo los platos más típicos de su gastronomía y que no deberíais perderos en un viaje a Marruecos.

Cuscús

couscous

Un plato conocido en todo el mundo y un clásico de la cocina marroquí, el cuscús es una comida preparada a base de sémola seca hervida que se suele acompañar de carne de pollo, ternera o cordero y de verduras guisadas, principalmente zanahoria, patata, cebolla y calabacín. Su nombre deriva del bereber seksu, que significa «bien formado» o «redondeado».

Tajín

tajine

El tajín viene dado por el nombre del utensilio en el que se prepara la comida, que es un recipiente de barro con tapa cónica que mantiene el calor y el vapor durante y tras la cocción. Suele llevar los mismos ingredientes que el cuscús.

Pastela

Este es un plato de fiesta que consiste en un hojaldre hecho con masa filo y relleno de cebolla, carne de paloma (sip, habéis leído bien, aunque en los restaurantes más turísticosfrecen sólo de pollo, imagino que por el repelús que nos da a los «occidentales») o de pollo, perejil y almendras. Además, suele tener un toque de canela logrando un sabor muy equilibrado entre dulce y salado tan típico de la cocina de estos lares.

pastela

El relleno se prepara con un día de antelación, dorando la carne desmenuzada en aceite, en el que más tarde se fríen las cebollas, el perejil y otras especias molidas (comino y cúrcuma principalmente). Cuando esté dorada la cebolla se añade el líquido (algunas cucharadas de caldo de pollo) y a continuación, se deja reposar y enfriar la salsa para que adquiera más consistencia. La carne y la piel es añadida a la salsa, y la mezcla se deja enfriar durante la noche. Al día siguiente se calienta la masa de hojaldre en una sartén previamente untada con mantequilla, se agrega la salsa sobre el molde recubierto por la masa, y para cerrarla se colocan encima dos capas más de hojaldre. Se deja hornear unos 30 minutos y antes de servir se espolvorea con azúcar glas y canela.

Sopa marroquí

harira

La Harira es una sopa que se utiliza para romper el ayuno del Ramadán y suele elaborarse con legumbres (lentejas o garbanzos), tomate, guisantes y carne de cordero o ternera, todo ello condimentado con pimienta negra, cilantro y jengibre.

Kefta

kefta

Es carne picada aderezada con piñones, cebolla, ajo, perejil, pimentón picante, cominos y aceite de oliva y suele servirse en forma de pincho a la brasa, en kebab o en forma de albóndigas.

Pollo con almendras

Se cocina lentamente en el tajine y suele ir acompañado de verduras, dátiles, ciruelas pasas, aceitunas y frutas en conserva y está condimentado con perejil, cebolla, comino, ras hanout, almendras, ajo, jengibre, cúrcuma y pimentón. Se acompaña de pan o cuscús.

Pan Khubz

Es un pan plano y redondo cuya masa es trabajada y aplastada igual que una pizza y se pone pegado en las paredes interiores del horno que son de piedra. El impacto de adherir la pasta a la pared caliente del horno hace que se cocine y permanece así hasta que las burbujas de pan se empiezan a poner marrones, que es cuando se quitan y se consideran listos para ser vendidos.

Pan Rghaif

De aspecto similar a una crêpe, se trata de un pan muy típico de la cocina del Maghreb, elaborado de harina de trigo con muy poca levadura. Se suele servir en la hora del té y se acompaña de rellenos salados o dulces dependiendo del gusto del consumidor.

rghaif

Suelen ser un pan plano de forma rectangular de aproximadamente de quince centímetros de lado, que se dobla en múltiples capas como un pañuelo y se amasa sobre una superficie aceitada, que hace que las diferentes capas no se mezclen. Se hace sobre una superficie caliente o sartén unos 5 minutos para que la textura quede semi-crujiente y permanece en estado óptimo durante varios días. Durante el doblado puede ponerse su relleno, que suele ser cebolla caramelizada, carne picada y especiada (khelea), aunque también existen rghaif de marisco, almendras, pollo, etc.

Tortilla y pizza bereber (Madfouna)

Aunque se le denomine pizza, en realidad podríamos hablar más de una empanada o de pan relleno. Suele llevar carne picada de ternera, cebolla, verduras variadas (pimiento, puerro, zanahoria…) y especias como cilantro, comino, perejil, cúrcuma y jengibre molido.

En cuanto a la tortilla, es muy parecida a nuestra tortilla paisana, salvo que esta se hace en tajine, con huevos, tomates, ajo, comino y pimentón. Hay variantes que incluyen calabacín, berenjena y pimiento rojo.

Dulces

postre

La repostería marroquí es muy dulce y variada y suele estar condimentada con frutos secos como almendra, nuez, pistacho, cacahuetes… y emplea frutas desecadas como el dátil. A menudo se endulza con miel y se aromatiza con especias como la canela, el anís en grano, el comino, los cítricos, el agua de rosas, el agua de azahar y la vainilla. Algunos postres típicos son el baklava, los cuernos de gacela, las chebakias, el kayasi, sharbats, ghoriba o maskina.

Té y zumos de frutas

te

Bebido a todas horas del día y servido en una tetera de acero inoxidable, es una combinación de té verde con menta (en España se le suele llamar «té moruno»), aunque en ocasiones se aromatiza con chiba (absenta). Son típicos también los puestos de zumos de frutas naturales, especialmente de naranja, que se pueden encontrar en la plaza principal de Marrakech por 4 dirham (40 cts de euro).

Especias

especias

La gastronomía marroquí es muy rica en especias, siendo las más comunes el cilantro, la canela, el comino, la cúrcuma, el jengibre, las semillas de sésamo, el azafrán y la menta. También han creado sus propias mezclas de especias para usos en tajines, cuscus o hummus, llamadas Râs el-hânut que cuentan con hasta treinta especias diferentes. Otro condimento especial para sus platos es la harissa, una salsa de pimientos rojos picantes especiada con ajo, cilantro y aceite de oliva que da un toque especial a todos sus platos.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.