marina-bay-sand-02

Una buena opción para entrar en el sudeste asiático es Singapur, ya que desde España existen vuelos baratos a esta ciudad que luego nos sirven de punto de salida para otro destino cercano. Es un país bastante más caro que el resto de la zona, con precios similares a los españoles, así que con 2 o 3 días es suficiente para visitarlo y continuar el viaje sin afectar demasiado a vuestro presupuesto. Os propongo un plan de 2 días para conocer las partes más emblemáticas de esta ciudad. Let’s go!!

Llegada al Aeropuerto de Singapur

El Aeropuerto de Changi ha recibido muchos premios, entre ellos el de Mejor aeropuerto del mundo. Y sin duda es toda una experiencia pasar unas horas allí. Es imposible aburrirse ya que hay un montón de cosas que ver, en su mayoría gratis: una ruta de jardines, cine, sillones de masaje, wifi, toboganes, zonas de videojuegos … ¡¡Hay que tener mucho cuidado para no perder el vuelo!!

Nosotros llegamos a Singapur con un vuelo de Turkish Airlines procedente de Estambul donde habíamos realizado una escala ya que nuestra ciudad de partida fue Madrid. En el avión nos entregan un pequeño formulario donde debemos rellenar nuestros datos personales, que deberemos presentar en el control de inmigración. Si os equivocáis al rellenarlo o lo habéis perdido no os desesperéis, en el mostrador que hay antes de la inmigración hay formularios adicionales.

Éste se entrega junto con el pasaporte en el mostrador de inmigración, donde el oficial arrancará parte de él y os entregará la otra mitad con el pasaporte sellado. Guardad el formulario con cuidado ya que tendréis que entregarlo en el control de pasaportes a vuestra salida de Singapur. En el folleto de inmigración está escrito: “muerte a los traficantes de drogas de acuerdo con la ley de Singapur”.

fine

La verdad es que da un poco de yuyu leerlo, pero hay que contextualizar para entender un poco mejor la política del país: en los 2.000 el terrorismo y los homicidios eran uno de los mayores problemas de inseguridad que tenía el país. Pero al llegar al poder en el año 2004 Lee Hsien Loong se produjeron cambios radicales, pues atacó fuertemente las drogas, la corrupción y las violaciones de mujeres, lo que produjo una reducción increíble de la inseguridad, siendo actualmente uno de los países más seguros del Asia.

Además de todo esto, veréis unos carteles con un montón de cosas que están prohibidas y sus correspondientes multas, como por ejemplo mascar chicle, comer y beber en el metro, escupir, fumar en lugares públicos o cruzar indebidamente.

Transporte desde el aeropuerto al centro de la ciudad

Existen diferentes maneras para llegar al centro desde el aeropuerto:

  • MRT: es el metro de la ciudad y una forma bastante barata de moverse. Podréis llegar al centro en unos 30 minutos por tan sólo 2,20 SGD, previo pago de los billetes en las máquinas expendedoras.
  • Taxi: un taxi desde el aeropuerto hasta el centro de Singapur cuesta unos 30 SGD, pero recordad que el tráfico en estas grandes ciudades asiáticas es infernal…
  • Autobús: El autobús número 36 llega al centro de la ciudad. El coste es de unos 2,10 SGD y tarda aproximadamente una hora en llegar a Singapur.

Día 0

fountain-of-wealth

Como llegamos sobre las siete de la tarde, dejamos las cosas en el hotel, situado en el barrio árabe de Kampong Glam y nos vamos a dar una vuelta por la zona de La Marina, con su espectáculo de luces de colores y fuegos artificiales. Comemos algo en un food court de un centro comercial de Orchard Road y nos vamos a dormir, ya que el viaje ha sido largo y estamos machacados.

singapore-skyline

Hay que tener en cuenta que el alojamiento en Singapur es bastante caro, nosotros pagamos del orden de 130 euros dos noches con baño compartido y sin desayuno en un cuchitril llamado 5footway.inn Project Bugis que no recomiendo para nada, a menos que os gusten las cucarachas y el mal olor, claro…

Día 1

little-india-01

Comenzaremos dándonos un paseo por Little India, bajándonos en la estación Farrer Park de la línea violeta del metro. Buscad la salida A que da directamente a la Serangoon Road, la principal arteria del barrio. Dependiendo de la época del año en la que vayáis, estará engalanada para celebrar alguno de los festivales del calendario anual. Giramos a la derecha hasta el siguiente cruce con la Syed Alwi Road, donde se encuentra nuestra primera parada en el camino y uno de los grandes símbolos del barrio, el enorme Mustafa Centre.

Abierto 24 horas, no es nada difícil perderse entre los pasillos y diferentes pisos del gran almacén. Si os gusta la comida asiática, en los últimos pisos del edificio hay un supermercado donde comprar aperitivos típicos de la comida india, que además vienen envasados al vacío y os los podréis llevar a casa como recuerdo. Además, aquí se encuentran un montón de casas de cambio donde las comisiones son las más razonables que hemos visto en toda la ciudad.

Serangoon-Road

Seguimos camino por la Serangoon Road en el sentido contrario al tráfico de vehículos hasta el templo hindú Sri Veeramakaliamman Temple (en la esquina con Belilos Road).  Mirad el reloj cuando paséis por delante, ya que el templo cierra de 12:30 a 16:00 y podríais quedaros sin entrar a ver su interior. A pesar de ser más modesto que otros templos hindúes de Singapur, nos pareció espectacular, sobre todo teniendo en cuenta que todavía no hemos visitado la India. Lo primero que llama la atención es el exterior y su torre, llamada gopuram. Tiene un montón de figuras representando a la diosa Kali en sus diferentes personalidades y os aseguro que os acabará doliendo el cuello intentando verlas todas.

Antes de entrar al templo tendréis que descalzaros y dejar los zapatos en el exterior, además de taparos las piernas si lleváis pantalones cortos (os dejarán algo con que cubriros allí). En la mayoría de las representaciones, la diosa-destructora cuyo cuello está adornado con una fila de cráneos, tiene una arma dirigida contra el mal. Junto con eso, hay imágenes que muestran a Kali como una madre atenta y cuidada al lado de sus hijos Ganesha y Murugan. Sus estatuas están adyacentes a la principal figura negra de la propia diosa, traída a Singapur de India del Sur en 1908.

Por la tarde nos acercaremos a Chinatown, tomando la línea violeta y bajándonos en la estación del mismo nombre. Buscad la salidaA” en dirección a Pagode Street. La escalera mecánica de esa salida del metro os deja directamente en el comienzo de la calle. Frente a vosotros se abre la bulliciosa y turística Pagode Street, que recorreremos hasta el final.

chinatown02

Como todo barrio chino que se precie, hay farolillos rojos, tenderetes y comercios por doquier, restaurantes, casas de masaje, etc. Las calles más animadas son Smith street, Pagode street y Temple street. Aquí se puede comprar de todo, desde recuerdos baratos a todo tipo de accesorios, y además es un buen lugar para comer, hay un montón de chiringuitos con olores que te despiertan el hambre de manera feroz. También tienen cosas rarunas para nuestra cultura como patas de pollo cocidas, con sus uñas y todo …

Sri-Veeramakaliamman-Temple

A mitad de calle, a la izquierda, se encuentra el Chinatown Heritage Centre, de interés para aquellos que quieran profundizar en la historia de la inmigración china a Singapur. Al final de la calle, aparecerá en la parte derecha el muro del templo hindú Sri Mariamman, con sus vacas vigilándonos desde lo alto (sí, estáis leyendo bien, ¡hay un templo hindú en el barrio chino!).

Avanzamos por la South Bridge Road siguiendo nuestro zigzagueo por las calles del barrio. Al otro lado de la calle se encuentran dos establecimientos interesantes para echar un vistazo o hacer una parada en el camino: una farmacia de medicina china tradicional, la Eu Yan Sang y una pastelería, la Tong Heng.

Buddha-Tooth-Relic-Temple

Continuamos por la avenida hasta llegar al majestuoso e imponente Buddha Tooth Relic Temple, que merece una visita atenta por su vistoso y grande interior, y además la entrada es gratuita. Muy cerca del templo se encuentra un hawker (puesto de comida callejera), el Maxwell Food Centre, un buen lugar para parar para comer o cenar, ya que a estas alturas de paseo es probable que tengáis hambre.

chinatown01

Para volver al metro esta vez nos dirigimos a la estación Tanjong Pagar (en la línea verde) dando una pequeña vuelta para pasar por la calle de mismo nombre (Tanjong Pagar Road), una calle comercial en la que se ha conservado la arquitectura tradicional de las tiendas. Poco a poco nos adentramos en la zona de transición entre Chinatown y el área financiera de Singapur, el Business District, donde nos adentraremos a continuación.

marina-bay-sand-02

Tomamos el metro al final del día en dirección al Complejo Marina Bay Sands para admirar la zona, es simplemente increíble. Si tenéis la oportunidad, subid al Sands Sky Park (23 SGD en 2016) en lo alto del Marina Bay Sands Hotel para contemplar una vista increíble de la ciudad. Por la noche hay un espectáculo de pirotecnia lleno de luz y color que merece la pena contemplar.

Día 2

 

Kampong-Glam

Nos levantamos temprano y dedicamos parte de la mañana a pasear por la zona de Kampong Glamel barrio árabe. Esta zona fue de los primeros lugares habitados de la ciudad, cuyo recuerdo queda en las preciosas y coloridas casas coloniales de Bussorah Street, que nos lleva a la Sultan Mosque con su característica cúpula dorada. Fue construida en 1825 y reemplazada un siglo después por el edificio actual. La entrada al interior de la mezquita está reservada para musulmanes. Justo al lado se encuentra la calle principal, Arab Street, que alberga todo tipo de tiendas donde comprar alfombras, telas o perfumes.

merlion-park

Nos dirigimos hacia el distrito financiero, lleno de impresionantes rascacielos de las compañías y bancos más importantes.  En sus inmediaciones nos topamos con el Merlion Park, un parque junto a la orilla del mar, donde se encuentra la estatua que le da nombre y considerada el símbolo de Singapur, una imagen Mitad pez y mitad león diseñada en 1964 por el Ministerio de Turismo de Singapur. La cabeza de león representa al león que descubrió el príncipe Sang Nila Utama cuando redescubrió Singapur en el siglo XI. La cola de pez representa el pasado pesquero de la ciudad.

Ya que estamos por la zona, aprovechamos para visitar los Gardens by the Bay, unos singulares jardines inaugurados en 2012. Cuentan con dos áreas diferenciadas: una gratuita y abierta al público, y otra de pago cuya entrada es de 28 SGD, aunque se puede adquirir algo más barata aquí.

gardensbythebay

La zona gratuita se compone de los jardines al aire libre, la zona del lago y las varias ubicaciones de los supertrees, siendo la más llamativa donde están concentrados los super árboles más grandes, el Supertree Grove. En una gran plaza se levantan gigantescas estructuras de acero recubiertas por plantas en sus laterales y que se han convertido en la imagen más espectacular de los jardines.

supertrees

Los supertrees fueron construidos de forma que realizaran un aprovechamiento sostenible de la energía, recogiendo el agua de la lluvia y acumulando energía mediante células fotovoltaicas que les permiten encender sus luces al final del día. Esto supone una oportunidad única para contemplar un paisaje tan bello y diferente. Además, cuando se hace de noche hay un espectáculo de luces y sonido en esta zona, donde las luces van cambiando de color, dotando el ambiente de un aura casi mágica. Tiene lugar entre las 19:45 y las 20:45 y es un imprescindible de la ciudad.

En la zona de acceso restringido se encuentran los dos grandes invernaderos de acero y vidrio y la pasarela que recorre la parte superior del jardín de los superárboles. Existe una entrada conjunta para los dos invernaderos y otra entrada separada para la pasarela.

flower-dome-gardens-by-the-bay-01

El primer invernadero se llama Flower Dome, y recrea un clima mediterráneo y otras regiones tropicales semiáridas (por ejemplo, partes de Australia, América del Sur, Sudáfrica), en el se encuentran especies vegetales de todo tipo agrupadas en diferentes secciones. Presenta siete «jardines» diferentes, así como un campo de olivos y un campo de exhibición central cambiante que también se ha incorporado para permitir exposiciones de flores y exhibiciones.

El otro se denomina Cloud Forest y recrea un clima tropical húmedo. Nada más entrar al invernadero, contemplamos una espectacular montaña, con cascada incluida y luces que cambian de color. El recorrido se realiza de arriba a abajo, tomando un ascensor que sube hasta lo alto de la montaña y a partir de ahí vamos bajando por un sistema de pasarelas. En uno de los pisos que conforman la montaña, se encuentra la Cueva de Crystal Mountain, que cuenta con formas interesantes de estalactitas y estalagmitas reales. Además, hay una serie de paneles informativos que nos cuentan cómo se formaron los continentes, la edad de la tierra y la importancia de los fósiles para comprender el pasado de nuestro planeta.

Una de las cosas que más me impactaron fue la zona del mini-auditorio, donde se proyecta un documental de 10 minutos llamado «+5 Grados», que muestra cómo nuestro planeta podría cambiar cuando la temperatura aumenta en cinco grados y desde luego que no pinta nada bien…

Una vez fuera de la zona de los invernaderos, nos dirigimos a la pasarela de los superárboles, el OCBC SkywayLa subida y bajada a los árboles se realiza en ascensor, por lo que es accesible a todo tipo de público. Desde arriba de la pasarela se tiene una visión completamente distinta de los jardines y de la región que los rodea.

Después de presenciar el espectáculo de luces y música en la zona del Supertree Grove, nos dirigimos hasta la región de Clarke Quay para dar un paseo por las orillas del río y cenar algo. Clarke Quay y Boat Quay son dos de las zonas más animadas de la ciudad, ideales para comer, dar una vuelta o tomar una copa.

clarkequay

Una buena idea para hacer allí es contratar un paseo en barco por el río Singapur en dirección a la bahía de Marina Bay, pudiendo admirar los enormes rascacielos del centro financiero o el impresionante Hotel Marina Bay Sands. Tiene un coste aproximado de 18 SGD y una duración de una hora más o menos y se puede contratar aquí desde 16€.

marina-bay-sand-01

Nuestro recorrido termina aquí, ya que continuamos nuestro viaje hasta Indonesia, pero con estos dos días tan bien aprovechados, nos hemos podido hacer una idea general bastante buena de la ciudad. Si disponéis de un día extra podéis acercaros hasta Isla Sentosa, un destino vacacional para los singapurenses y también para turistas. Cuenta con 3,2 kilómetros de costa divididos en tres pequeñas playas: Siloso, Palawan y Tanjong.

Las playas son artificiales y están aisladas del océano por medio de diques, por lo que no esperéis encontrar grandes olas. A cambio ofrecen la posibilidad de practicar deportes como voleibol, fútbol, ciclismo, patinaje o kayak. Para ir de una playa a otra podéis utilizar el tranvía que recorre la costa, es gratuito.

Si no os gusta mucho la playa, podéis visitar los Universal Studios Singapore (76 SGD). Hay un total de 24 atracciones, de las cuales 18 son originales o están especialmente adaptadas para el parque. El parque consta de siete zonas temáticas que rodean una laguna. Cada zona se basa en una película de gran éxito o un programa de televisión, que presenta sus propias atracciones únicas, áreas de restaurantes y tiendas.

El parque cuenta con un par de montañas rusas que se basan en la popular serie de televisión Battlestar Galactica, un castillo del mundo de Shrek y Monster Rock, un espectáculo musical en vivo con Universal Monsters.

Para entrar a la isla hay que pagar un pequeño peaje. Este importe va incluido en los siguientes medios de transporte:

  • Sentosa ExpressTren que comunica Sentosa con el centro comercial VIVO City (nivel 3). El precio del billete es de 3 SGD por trayecto.
  • Sentosa Bus: Conecta Isla Sentosa con el intercambiador de HarbourFront. El precio del billete es de 3 SGD.
  • Teleférico (Cable Car): Es la opción más bonita pero también la más cara (18,9SGD ida y vuelta). El teleférico se toma en la torre 2 de HarbourFront y hace una parada intermedia en el Monte Faber (podéis bajar y luego volver a subir).
  • Taxi o coche de alquiler: Hay que pagar 2 SGD por cada persona que accede a la isla.

Para tomar el teleférico, el tren o el autobús deberéis tomar la línea morada de MRT hasta HarbourFront. En este punto encontraréis señalizados los diversos medios de transporte.

Otra visita interesante puede ser el Butterfly Park & Insect Kingdom, donde se encuentran miles de mariposas, 3.000 especies de insectos, reptiles e invertebrados en un gran invernadero al aire libre. La atracción principal es ver una mariposa salir de la crisálida y empezar a volar, aunque también podréis tocar una iguana o haceros fotos con un montón de mariposas posadas sobre vuestro cuerpo. Si sois amantes de la naturaleza, sin duda no os lo deberíais perder si visitáis Sentosa.

  1. Como siempre, super completo tu posteo para quien visita ese lugar por primera vez. Estoy recién llegada de allí y totalmente encantada con Singapur: si bien por tema de presupuesto (la ciudad es muy cara) los viajeros solo suelen quedarse 2 o 3 días, en el caso de encontrar la forma (yo por ejemplo tuve la suerte de que me invitara un local a alojarme en su casa, por lo que me ahorré el hotel… Couchsurfing es una buena opción para lograrlo) recomiendo quedarse más para poder disfrutarla tranquilamente, sin correr. Como el inglés es uno de los idiomas oficiales allí resulta muy fácil comunicarse (a diferencia de otros países del Sudeste) y la infraestructura es muy occidental, por lo que uno se siente muy cómodo (luego de esquivar motos en Vietnam y rezar por que no me pisen antes de cruzar cada calle, estar aquí es un alivio). Una recomendación es la película de Hollywood «Crazy Rich Asians» (Locamente Millonarios), que transcurre allí y te prepara para lo que te vas a encontrar en la «Mónaco» de Asia.

    • Muchas gracias por tu comentario Hills to Heels, me alegra que te gustase el post. Nos hubiera gustado quedarnos más tiempo para ver la parte de Sentosa y los estudios de cine, pero personalmente no nos va lo del couchsurfing, y por desgracia el alojamiento está imposible, aunque no descarto hacer escala allí para un próximo viaje. Para nosotros fue todo un cambio y un alivio el ver lo civilizado de la ciudad en comparación con Bangkok, por ejemplo, que era lo que conocíamos de Asia hasta ese momento. Me apunto la peli 😉

      Saludos!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.