Ciudad-de-las-Artes-y-las-Ciencias

Reza la canción que Valencia es la tierra de las flores, de la luz y del amor… bromas aparte, es una ciudad que posee muchos atractivos, tanto naturales como arquitectónicos y gastronómicos, y situada a pocas horas de Madrid, lo que la hace perfecta para una escapada de 3 días. Y cómo no, tratándose de servidora, la fecha elegida para visitarla no es casual, sino que voy a aprovechar la ocasión para correr el Maratón Trinidad Alfonso EDP.

Día 1: Ruta por el casco histórico de Valencia

El primer día lo he dedicado íntegramente a descubrir el casco histórico de Valencia, uno de los más grandes de España, y en el que se encuentran sus monumentos más emblemáticos:

Plaza del Ayuntamiento y Palacio de Comunicaciones

Plaza-del-Ayuntamiento-01 Plaza-del-Ayuntamiento-04

El Ayuntamiento de Valencia se encuentra en un gran edificio que en origen fueron dos: la Casa de la Enseñanza, y uno nuevo que constituye la fachada principal, realizado entre la segunda y tercera décadas del siglo XX. De su exterior destaca la torre del reloj, sus dos cúpulas elípticas de teja, y el balcón central. De su interior es especialmente bonito el Salón de Cristal y el de Sesiones. El Ayuntamiento aparte de Consistorio, es también Museo Histórico y Archivo Municipal.

edificio-correos-01 edificio-correos-02

Frente a él se alza el Palacio de Comunicaciones, más conocido como Edificio de Correos. Fue inaugurado en 1923 y construido con un estilo ecléctico con algunos elementos de modernismo valenciano. Las esculturas del tímpano del arco de la fachada principal representan los cinco continentes y las de los coronamientos que flanquean el reloj muestran tríos de ángeles trayendo cartas y símbolos telegráficos, junto con un barco y una locomotora de tren, conjunto que hace una alegoría de las comunicaciones por tierra y mar. Coronando el edificio hay una torre metálica; a cuyo mirador se accede por una escalera de caracol. En el interior, una sala oval reproduce el mismo estilo de la fachada con columnas de estilo jónico.

Museo Nacional de Cerámica (Palacio del Marqués de Dos Aguas)

Su fachada con la portada de alabastro es una maravilla, además, este edificio está considerado uno de los edificios más representativos del barroco nacional. Fue construido a finales del siglo XV y reformado a mediados del XVIII. Sus salones están decorados con estucos y pinturas murales, y conservan parte del mobiliario original. En su interior alberga el Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias González Martí, que cuenta con piezas de cerámica datadas en épocas prehistóricas, y otras más modernas, como las realizadas por Pablo Picasso.

Mercado Colón

mercado-colon-03 mercado-colon-05 mercado-colon-06

Es un edificio modernista construido entre los años de 1914 y 1916 y un buen ejemplo de la arquitectura del modernismo valenciano de principios de siglo. Surgió a raíz de las múltiples peticiones por parte de propietarios y vecinos al Ayuntamiento hacia 1890, para que se implantasen mercados provisionales o definitivos en la zona del Ensanche y así evitar la venta ambulante que se generaba para obtener artículos de primera necesidad sin tener que desplazarse a otros mercados más alejados como el Central o el de Ruzafa. En la actualidad es un sitio ideal para tomar algo después de patearse el casco antiguo, ya que está repleto de cafeterías modernas y tiendas con estilo.

Iglesia y torre de Santa Catalina

Es un templo de estilo gótico levantado sobre los restos de una mezquita anterior. Su alta torre campanario es visible desde cualquier punto de la Ciutat Vella. Está considerada como una de las más bellas y originales obras del barroco español por sus ornamentaciones y por ser la primera en utilizar columnas salomónicas.

torre-Santa-Catalina-01 torre-Santa-Catalina-02

Después de la visita, una buena opción es tomar una horchata con fartons en la Horchatería el Siglo o en la Horchatería Santa Catalina, dos de los establecimientos más antiguos y tradicionales de la ciudad.

Plaza Redonda o Clot

La Plaza Redonda o Clot es un sitio curioso de ver, pues pocos se esperan que en el interior de una manzana de viviendas se abra una plaza de planta circular como ésta. Fue construida en 1840 y rehabilitada en 2012, y poco a poco este lugar se ha convertido en uno de los rincones con más encanto de la ciudad. En la planta baja podemos ver comercios tradicionales de artesanía, pequeños puestos de encajes y souvenirs y bares de tapas entre otros.

clot-01clot-03

Se accede a pie por cuatro calles que convergen en un espacio lleno de luz, y si nos colocamos en la fuente del centro, podremos observar una bella perspectiva del campanario de Santa Catalina. Desde ahí os recomiendo hacer una pequeña parada en la Plaza Lope de Vega.

el-metro-01 el-metro-02

Allí encontraréis un curioso edificio conocido como El Metro, cuya fachada de apenas 107 cm es la más estrecha de Europa (de ahí su nombre), en cuyo bajo se encuentra una pequeña cantina mexicana. Cada una de las estancias básicas se sitúan en un piso distinto ya que sólo cabe una habitación por planta.

Mercado Central

mercado-central-01 mercado-central-02

Muy cerca del Clot se encuentra el bello Mercado Central de Valencia, el mayor de Europa dedicado a productos frescos con más de 1000 puestos de verduras, carnes, quesos, pescados, mariscos, etc. Es un gran edificio modernista (y de moderneo añado yo) de 1928 en el que se combinan materiales como el hierro, el ladrillo, el mármol, los azulejos y el cristal; y cuya cúpula está rematada con una veleta. Abre sólo por las mañanas de 7 a 15h, y los domingos está cerrado.

iglesia-santos-juanes

Justo detrás podremos observar la bella Iglesia de los Santos Juanes, edificada sobre una antigua mezquita y modificada a lo largo del tiempo debido a que sufrió varios incendios.

Lonja de la Seda

lonja-de-la-seda

Justo enfrente del edificio anterior se encuentra un imprescindible de las visitas a Valencia, la Lonja de la Seda o de los Mercaderes. Su edificación en 1493 surge a raíz de la incapacidad de la anterior Lonja para atender a las necesidades de la ciudad ante la prosperidad que se vivía en aquella época. La principal figura que intervino en la construcción fue Pere Compte, valenciano, ingeniero y arquitecto; vamos, todo en uno.

El nombre que recibe deriva del hecho que el tejido de seda constituía la industria más potente de la ciudad entre los siglos XIV y XVIII. ​Durante la segunda mitad del s. XVIII fue el momento de máximo esplendor: 25.000 personas se dedicaban a la industria de la seda en la ciudad, que contaba con más de 3.000 telares.

Está compuesta de cuatro partes: el Torreón (utilizado como cárcel de mercaderes morosos en el pago), la Sala del Consulado del Mar o Cámara Dorada, el Patio de los Naranjos y la Sala de Contratación o Salón Columnario (con unas impresionantes columnas de más de 17 metros de altura).

Se puede visitar de Lunes a Sábado de 9:30 h a 19 h y Domingos y festivos de 9:30 h a 15 h, con un coste de 2€, siendo gratuita la entrada los domingos y festivos.

Plaza de la Reina, Catedral de Santa María y Miguelete

La Plaza de la Reina es una de las más concurridas de la ciudad. Es el equivalente a la Puerta del Sol madrileña, puesto que allí se encuentra el kilómetro 0 de las carreteras radiales de Valencia, y por tanto es la referencia para numerar los edificios de la ciudad.

Desde ella se puede entrar a la Catedral de Santa María, conocida popularmente como La Seu. Está asentada sobre un templo romano, que fue mezquita después y data del siglo XIII, aunque con el paso del tiempo y las reformas se han ido añadiendo estilos que van desde el románico inicial hasta el barroco.

catedral-02

En su exterior destacan 3 puertas: Puerta principal o de los Hierros, Puerta de los Apóstoles y Puerta del Palau, cada una perteneciente a un estilo arquitectónico diferente. En su interior, la Capilla de la Resurrección expone el brazo incorrupto de San Vicente Mártir, y en la capilla lateral de la parte derecha de la nave central dedicada a San Francisco de Borja se encuentran dos cuadros de Goya.

catedral-01

Pero para mí lo más curioso ha sido la historia de que en la capilla del Santo Cáliz se encuentra el Santo Grial, o lo que es lo mismo, la copa que empleó Jesucristo en la Última Cena. Muchas localidades rivalizan con este legendario tema, como San Isidoro de León, Santa María do Cebreiro o San Lorenzo de Génova entre otros. Nunca llegaremos a saber la verdad, pero al menos resulta una historia interesante y llena de romanticismo, aparte de una anécdota más que contar a los amigos.

catedral-06

Un imprescindible en esta zona es la subida al Miguelete (el Micalet), uno de los campanarios más famosos de España. Es una torre de planta octogonal de 63m en total de estilo gótico que se encuentra junto a la Puerta de los Hierros. Para llegar arriba del todo hay que subir un total de 203 peldaños por una estrechísima escalera de caracol que no dispone de pasamanos. Cuesta un poco pero merece la pena admirar desde su terraza toda la ciudad, la huerta y el mar.

micalet-01

La catedral puede visitarse de Octubre a Mayo en horario de Lunes a Sábado de 10 a 17:30h. Domingos y festivos de 14 a 17:30h. De Junio a Septiembre abre en horario de Lunes a Sábado de 10 a 18:30h. Domingos y festivos: de 14 a 18:30h. La última visita es siempre 45 minutos antes del cierre. La entrada cuesta 7€.

La entrada al Miguelete cuesta 2€ y puede visitarse de Lunes a Domingo de 10 a 13 h. y de 16:30 a 19 h.

Plaza de la Virgen

La Plaza de la Virgen o Plaça de la Mare de Déu es uno de los enclaves más significativos del casco histórico de Valencia, y a su alrededor se encuentran tres de los edificios emblemáticos de la ciudad: la Catedral de Santa María, la Basílica de la Virgen de los Desamparados (templo de planta que alberga la imagen de la patrona de la ciudad) y el Palau de la Generalitat.

fuente-rio-turia

En el centro se sitúa la Fuente del Turia, una representación alegórica del río de mismo nombre en forma de hombre de bronce, y ocho figuras femeninas desnudas y con tocado de labradoras valencianas que representan las ocho acequias principales que riegan la Vega de Valencia.

Durante las Fallas, se instala una gigantesca imagen de la Virgen de los Desamparados con el niño Jesús, cuyo manto es confeccionado con las flores traídas por los falleros de todas las comisiones falleras, que desfilan ante el monumento durante la tarde-noche de los días 17 y 18 de marzo. Los días previos a la celebración del Corpus Christi se exponen las «rocas» o carros que toman parte en la procesión.

Delante de la Puerta de los Apóstoles se reúnen cada jueves a las 12 de la mañana el Tribunal de Aguas (declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO), para arreglar los conflictos entre los regantes de la huerta de Valencia por el uso de las acequias. Es la única estructura legislativa que permanece de las establecidas por Jaime I. Lo forman ocho labradores que llevan aún su blusa negra típica de las gentes de la Huerta, los cuales son elegidos democráticamente cada dos años por los restantes regantes de la misma. La estructura del riego, la participación de los labradores y la rapidez con que se resuelven los problemas, ha proyectado al Tribunal de las Aguas al ámbito internacional, considerándolo una institución modelo.

Plaza de L’Almoina y Museo Arqueológico

Está considerada la más antigua de la población y en su día se situó allí el foro romano (138 AC). Allí estuvo la primera basílica visigótica, convertida después en mezquita y posteriormente en templo cristiano. Actualmente es una plaza recién restaurada y bajo ella se encuentra un importante yacimiento arqueológico de las distintas civilizaciones que han habitado la ciudad (romana, visigoda e islámica) que puede visitarse.

Barrio de El Carmen

el-carmen

Es uno de los barrios del casco histórico de la ciudad de Valencia. Creció entre dos murallas: la musulmana, situada en el este y construida por Abd al-Aziz ibn Amir en el s. XI; y la nueva muralla cristiana (s. XIV) que lo protegía por el oeste. Este lugar está lleno de encanto y es uno de los principales centros de ocio y cultura de la ciudad con multitud de locales y una amplia oferta gastronómica, aunque sin duda, lo mejor es perderse, callejear y descubrir lugares interesantes en cada rincón. Para mí es una mezcla entre los barrios madrileños de Lavapiés y Malasaña, con un montón de murales y graffitis y cierta decadencia que le dan un atractivo especial.

iglesia-del-carmen

Su nombre se debe a la Iglesia del Antiguo Convento del Carmen, un conjunto histórico fruto de muchos estilos y construcciones diferentes a lo largo del tiempo, que está compuesta por una capilla medieval, un claustro gótico, otro renacentista, la parroquia de Santa Cruz y la capilla de la Tercera Orden.

Torres de Serranos

Las Torres de Serranos se comenzaron a construir en 1392 para defender uno de los accesos principales a la antigua ciudad, y son un buen ejemplo de la arquitectura gótica militar de Valencia. Formaron antiguamente parte de la muralla medieval que fue derruida a mediados del siglo XIX, quedando exentas desde entonces. Desde 1586 hasta 1887 se utilizaron como cárcel de nobles. Desde sus almenas se puede observar una bonita panorámica del puente de Serranos y del antiguo cauce del Turia.

torre-serranos-01

Se pueden visitar de Lunes a Sábado de 9:30 h. a 19 h. ininterrumpidamente y los Domingos y festivos en horario de 9.30 h. a 15 h. La entrada cuesta 2€, siendo gratuita domingos y festivos. Si os gusta mucho visitar monumentos, existe un bono de 1 día para todos los museos y monumentos por 6€ (se vende en todos los museos municipales) o la Tourist Card, que además incluye transporte público y descuentos en varios establecimientos.

Torres de Quart

Parecidas a las anteriores, son unas puertas fortificadas de la muralla medieval de Valencia formadas por dos torres semicilíndricas unidas por un cuerpo central con forma de arco de medio punto. Deben su nombre a que estaban situadas sobre el camino que conducía del centro de la ciudad, desde la plaza de La Virgen donde se ubica la Catedral de Valencia hasta el pueblo de Cuart de Poblet. Fueron el acceso oeste del tráfico proveniente de Castilla.

torre-quart

Estas torres amuralladas han soportado la Guerra de la Independencia de los franceses, la de Sucesión, las cantonales y la Guerra Civil Española. Todavía se pueden observar las huellas de los impactos provocados por los cañonazos de la Guerra de la Independencia en sus gruesos muros, pensando mucha gente que son provocados por el deterioro del paso del tiempo.

La Gatera o Casa de los gatos del Carmen

gatera-02
En la Calle Museo de Valencia existe un curioso rincón que rinde homenaje al mundo felino: la gatera o casa de los gatos en el barrio del Carmen. Se trata de una pequeña portezuela decorada como una casa realizada por Alonso Yuste Navarro. Al parecer, este escultor vio hace años que unos gatos entraban por un agujero en el solar que da a su taller.
gatera-01 gatera-03
Aprovechó este hecho para rendirles homenaje con una gatera, en donde hay una inscripción que hace referencia al año 1094, cuando en la época del Cid Campeador y tras la conquista de la Taifa se mandó ejecutar a todos los gatos de la ciudad por la creencia de que son animales diabólicos y portadores de mala suerte. Por lo visto quedaron con vida cuatro gatos, a los que se recuerda con esta obra y en una inscripción de azulejos en una pared cercana. En la pared además, hay una pequeña rendija para todo aquel que quiera colaborar con algo de dinerillo suelto para la compra de comida para los animalitos.

Museo de Bellas Artes

museo-bellas-artes

Si os gusta la pintura, ésta es una vista que no os debéis perder, ya que es una de las más ricas pinacotecas de España que reúne obras góticas, flamencas, renacentistas… de los siglos XIV al XX. Sus joyas más famosas son el Autorretrato de Velázquez, y la Virgen con el Niño y donante del italiano Pinturicchio. También hay una sala dedicada íntegramente al pintor valenciano Joaquín Sorolla, que reúne 42 de sus obras. Está abierto de martes a domingo, en horario de 10:00 a 20:00 h y la entrada es gratuita.

Día 2: Paseo por los Jardines del Turia, playas y la Marina Real

El Jardín del Turia es uno de los parques naturales urbanos más grandes de España con más de 9 km que ocupan el antiguo cauce del río Turia. Son un recorrido ideal para runners, ciclistas, familias y amantes de la naturaleza. Tras la gran riada del 14 de octubre de 1957, se desvió el cauce del río dejando libre una importante franja de terreno que cruza la ciudad de Oeste a Este, rodeando el centro histórico. Urbanistas y paisajistas se encargaron de diseñar los diferentes tramos reproduciendo el antiguo paisaje fluvial y creando un recorrido único lleno de palmeras, naranjos, fuentes, plantas aromáticas y estanques.

jardines-turia-01

Está coronado por 18 puentes de diferentes épocas y estilos arquitectónicos, donde destacan los históricos como San José (S.XVII), Serranos (S.XVI), Trinidad (S.XV), del Real (S.XVI) y del Mar (S.XVI); así como los más recientes: el Puente de la Exposición, el del 9 d’Octubre, el de las Flores o el de l’Assut d’Or; diseñados por Santiago Calatrava; el de las Artes, junto al IVAM, de Norman Foster; o el del Ángel Custodio, de Arturo Piera.

puente-aragón

Limita con algunos de los principales museos y monumentos de la ciudad: el Parque de Cabecera y el Bioparc al Oeste y la Ciudad de las Artes y las Ciencias en el lado opuesto, casi en la desembocadura.

gulliver

En el recorrido hay otras paradas interesantes como el Gulliver, un inmenso parque de toboganes en el que los niños trepan y se deslizan a lo largo de esta gigante figura de 70 metros. No muy lejos de él, se encuentra el Palau de la Música, premio de arquitectura donde destaca su cúpula de cristal.

jardines-del-real

El antiguo cauce une también puntos de imprescindible visita como las Torres de Serranos, el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) o el Museo de Bellas Artes.

Playas de Valencia ciudad

A pocos minutos del centro de la ciudad, encontramos las playas de las Arenas y la Malvarrosa, a las que se puede llegar en autobuses urbanos, tranvía, coche, paseando o en bici y que además disponen de todos los servicios.

Playa de El Cabanyal

monumento-antonio-ferrandis-las-arenas

Es una playa de arena fina y dorada, bordeada por un extenso paseo marítimo a cuyos lados se encuentran numerosos locales que son antiguas casas de baño, en las que se puede uno alojar y disfrutar de la gastronomía local.

Dispone de todo tipo de servicios así como de áreas deportivas y de juegos para niños. Las buenas temperaturas de Valencia hacen que esté animada durante la mayor parte del año y uno de los lugares de ocio nocturno más frecuentado entre abril y octubre.

las-arenas

Aunque su nombre oficial es Playa del Cabanyal también es conocida popularmente como Playa de las Arenas debido al antiguo balneario del mismo nombre, un edificio que imita un templo griego y que actualmente se ha convertido en un hotel, lugar de encuentro para la burguesía valenciana de finales del siglo XIX y principios del XX. Antes le llamaban Playa de Levante debido al típico viento de Levante que sopla en esa playa, y de ahí también recibe su nombre el Levante Unión Deportiva, debido a que en esa playa jugaban los futbolistas.

Playa de La Malvarrosa (o Malva-rosa)

Situada al norte de la playa de Las Arenas, su amplitud y arena fina le hacen ser la playa urbana por excelencia. Su nombre (así como el barrio situado junto a ella) se debe al jardinero Félix Robillard, quien en 1848 ejercía el cargo de jardinero mayor del Botánico. Compró una gran extensión de terreno que por entonces era pantanoso para recuperarlo, plantando varias especies vegetales, entre ellas el popular geranio malva rosa.

malvarrosa-01

En los tiempos antiguos la playa era utilizada para desembarcar la pesca y el intercambio de comercio entre los diferentes poblados próximos a la capital, pero poco a poco se fue convirtiendo en lugar de descanso de la burguesía valenciana. Entre sus veraneantes se encontraban Sorolla y Blasco Ibáñez.

las-arenas-malvarrosa

Cada año acoge un festival aéreo que se celebra frente al paseo, y en el que participan aviones de todas partes de España, internacionales, y del ejército del aire. Allí se congregan multitud de aficionados, y espectadores para ver las acrobacias aéreas.

A continuación se encuentra la Playa de la Patacona. Al igual que las anteriores es de arena fina y alberga un amplio paseo marítimo lleno de restaurantes, chiringuitos y cafeterías pero con prefieren un ambiente algo menos turístico que las anteriores. Pertenece al municipio de Alboraya pero se llega fácilmente en transporte público o incluso a pie, pues se encuentra nada más terminar la Playa de la Malvarrosa.

Marina de València

Entre el Puerto comercial de la ciudad y su Paseo Marítimo se encuentra la Marina, una zona con amplios espacios para pasear, montar en bici y practicar actividades náuticas que se modernizó para acoger la 32ª America’s Cup. Su edificio más emblemático es el Veles e Vents, donde hay exposiciones, música en directo, teatro, conferencias y danza.

marina-01

Con un clima que permite navegar todos los días del año, la náutica es la actividad estrella en la zona. Hay un montón de empresas de servicios para que podáis practicar vela, buceo, piragüismo o remo, entre otras propuestas.

tinglado

Destacan también los «tinglados», tres edificaciones industriales de estilo modernista valenciano construidas en el año 1914. Su estructura es metálica y la ornamentación típica de su estilo con motivos marinos, mosaicos sobre frutas, etc. Durante la guerra civil española fueron bombardeados por la aviación italiana y se restauraron al finalizar. Están declarados como Bien de Relevancia Local de la ciudad de Valencia. Actualmente han perdido el uso para el que fueron concebidos y son escenario de todo tipo de actividades culturales, de ocio, etc.

torre-del-reloj

La Estación Marítima, conocida popularmente como la Torre del Reloj fue construida en 1913. Considerada la puerta de entrada al mar desde la ciudad, fue una estación dotada con las más altas tecnologías en telecomunicaciones de la época. Inspirado en la estación de tren Gare de Lyon de París, es un edificio de líneas clásicas reflejo de la arquitectura ecléctica valenciana inclinada al modernismo neobarroco. Destacan detalles escultóricos alegóricos a la mitología romana, como la diosa de la Fortuna y de Mercurio, dios del Comercio. La estación se ubicó junto a la Escalera Real, escalinata de piedra que fue construida a finales del s XVII.

atarazanas

En los alrededores se encuentran unos pintorescos edificios, las Atarazanas Reales o del Grau, unas edificaciones industriales construidas en el siglo XIV en estilo gótico valenciano, situadas en la plaza Juan Antonio Benlliure. Surgieron como respuesta a la necesidad de disponer de unos lugares aptos para la construcción y reparación de naves, a la vez que para depósito de aparejos y mercancías dado el aumento de actividad del puerto de la época.

Constan de cinco naves paralelas de planta rectangular de unos 10 por 48 m. El edificio ha sufrido profundas alteraciones en algunas naves, especialmente en las fachadas. La parte trasera es la mejor conservada por no haber tenido puertas de acceso ni afectarle las reformas de la fachada. En ella destaca el ladrillo grande formando arcos apuntados de rosca que refuerzan este muro posterior.

Se utilizaron también para armar buques y galeras en defensa contra los piratas berberiscos. Después de la guerra de sucesión española, agentes de Felipe V se incautaron el edificio, pasando más tarde a almacén de la sal y otras cosas hasta que en 1802 fueron adjudicadas, en pago de deudas de contribución del municipio a la Real Hacienda. En septiembre de 1849, el Estado vendió los cinco cuerpos a particulares.

Día 3: Visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias

museo-principe-felipe-01

El tercer día en Valencia lo dedico a visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias, ejemplo de arquitectura futurista firmada por el famoso arquitecto valenciano Santiago Calatrava. Se compone de varios edificios: el Hemisfèric (un cine IMAX 3D), el Oceanogràfic (el mayor acuario de Europa), el Museo de Ciencias Príncipe Felipe (un museo interactivo), el Ágora (sala de exposiciones), el Palau de les Artes Reina Sofía (la ópera más vanguardista), y el Umbracle (un mirador ajardinado).

Hemisfèric-01

El Oceanográfic os llevará unas tres horas, así que armaos de paciencia para pasar el día pateando. Después podéis trastear en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe (podéis comprar las entradas sin colas aquí) y terminar viendo una película en 3D en el Hemisfèric. Y como opción barata para comer, justo enfrente está el Centro Comercial El Saler y del otro lado el Aqua. Además, los domingos se puede aparcar gratis en su aparcamiento subterráneo.

casa-de-las-rocas-01 casa-de-las-rocas-03

El Museo Fallero también merece una parada, aunque yo reconozco que estaba molida y me resigné a dejarlo para otra ocasión. Ubicado en los bajos del antiguo convento de Monteolivete, explica un sinfín de historias y anécdotas de las Fallas de Valencia, y además exhibe todos los ninots indultados de la cremá.

Si disponéis de un día extra: Parque Natural de La Albufera y Bioparc

A tan solo 10 kilómetros se encuentra el Parque Natural de La Albufera, un ecosistema mediterráneo que aúna playas salvajes de dunas, con bosques, arrozales y un enorme lago por el que pasear en barca.

Dicen que aquí se inventó la paella y además podréis descubrir otras delicias culinarias como el all-i-pebre, el arrós a banda o la llisa adobada, especialmente en el poblado de El Palmar.

En el Parque hibernan especies únicas de aves acuáticas y sus ricas aguas han servido tradicionalmente de sustento a pescadores y cultivadores de arroz. No en vano gran parte del arroz bomba, que ha dado fama mundial a las paellas valencianas se cultiva en estos parajes. Fueron los árabes quienes lo introdujeron en la zona, siendo producido por los labradores durante más de diez siglos.

Además de toda su belleza natural podemos descubrir las barracas, típicas construcciones valencianas construidas con barro, cañas y juncos, que servían de vivienda a los labradores que trabajaban las huertas de regadío y a los pescadores. Están rematadas con una cruz que según la tradición, en el siglo XVI servía para diferenciar a los cristianos viejos de los moriscos. Fueron inmortalizadas en la novela de Blasco Ibáñez, Cañas y Barro.

Para llegar a la Albufera podéis tomar el Bus Turístic. La excursión dura dos horas e incluye el transporte de ida y vuelta desde diversos puntos del centro de la ciudad, así como un viaje en barca por el lago de la Albufera. El precio de esta excursión son 17 € .

Por la tarde podéis dedicar la tarde a visitar el Bioparc, un parque zoológico de 100.000 metros cuadrados íntegramente dedicado al continente africano en el que conviven leopardos, lemures, hienas, leones, jirafas, hipopótamos, tortugas y elefantes, entre otros animales.

En él se han recreado a la perfección los ecosistemas naturales donde habitan los animales, de manera que éstos viven en semilibertad, en su hábitat salvaje y no en jaulas como tristemente estamos acostumbrados a ver en los zoos. Al no haber barreras artificiales ni visuales, el visitante percibe una sensación de continuidad que le permite viajar a lugares como la Sabana africana, los bosques de África ecuatorial, la isla de Madagascar, y los humedales africanos, todo ello sin salir de Valencia.

Playas en los alrededores de València

Si os gustan playas más salvajes, en el corazón del Parque Natural de la Dehesa se encuentra la Playa de El Saler, un largo arenal con dunas naturales y abundante vegetación. Otra opción puede ser la Playa de l’Arbre del Gos, cercana a las primeras dunas del Parque Natural de la Albufera, dotada de todos los servicios, y que además cuenta con carril bici para los más deportistas. En esta zona también están la Playa de Pinedo (tradicional núcleo de pescadores), la Playa de la Garrofera o la Playa de la Devesa.

  1. Fui a Valencia y estas recomendaciones fueron geniales! En pocos días descubrí una ciudad bonita. Ahora, os propongo un listado de hoteles chulos para alojarse, yo me quedé en Casual Hoteles (casualhoteles.com), hotelito temático con encanto (por si os sirve de referencia).
    Gracias!

  2. Me alegro mucho de que te haya servido de algo!! y tendré en cuenta esos hoteles para la próxima visita, muchas gracias!!!

    Saludos 🙂

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.