gatoteca-02

Los gatos son unos animalitos que no dejan indiferente a nadie, y provocan reacciones contrarias: o los amas o los odias, no hay término medio. Nuestro caso es el primero, nos encantan, y por eso hemos decidido pasar un día diferente en el primer café de gatos de Madrid: La Gatoteca.

gatoteca-04

Para aquellos que no sepan de qué va esto os contamos brevemente su origen. Algunos estudios sugieren que la relajación que provoca acariciar gatos puede ser beneficiosa desde el punto de vista cardiovascular, y a raíz de esto, surgió en primer café en Taiwan en 1998, en el que los felinos campaban a sus anchas entre los clientes.

gatoteca-03

Años más tarde, Japón les «copió» la idea, llegando a ser muy populares, debido a la prohibición de tener mascotas en edificios de apartamentos y a la compañía relajante de los gatos, que ayudan a reducir el estrés y la soledad de vida diaria urbana.

En Madrid abrió por primera vez sus puertas un «neko-cafe» en 2013 en el castizo barrio de Lavapiés, siendo la sede física de una Asociación sin ánimo de lucro que ayuda a los gatos sin hogar llamada ABRIGA.

Colaboran con otros refugios, asociaciones y protectoras de España, que están saturadas, o que tienen gatos en los que nadie ha mostrado interés y no consiguen ser adoptados. Ellos se encargan de recuperarlos y traerlos para que formen parte de su colonia controlada, e intentan buscarles un hogar definitivo. Mientras tanto, viven allí como si fuera una gran casa de acogida.

gatoteca-01

En la entrada disponen de un pequeño espacio comercial  con productos, comida y artesanías para gatos y amantes de los mismos, cuyo importe va destinado a ayudar a los felinos. Además, realizan cursos y charlas para que las personas que tienen un gato en casa aprendan cómo cuidarlo correctamente y todo tipo de actividades de entretenimiento tales como yoga con gatos, conciertos en acústico, talleres de manualidades, festivales, mercadillos… como veis, todo muy gatuno 😉

Pero vayamos a la visita al café. En la entrada nos explican las normas del local sobre cómo comportarse con los animales y nos colocan una pulsera con la hora a la que entramos con los gatos para poder gestionar el tiempo de estancia. No hay límite de tiempo, podréis estar cuanto queráis (o vuestro bolsillo os permita), ya que ellos se encargan de ajustar el precio al tiempo a través de dicha pulsera. El pago se realiza al finalizar la visita, para que ésta sea lo más relajada posible.

Antes de entrar hay una zona de autoservicio con bebidas y refrescos sin alcohol servidas en vasos de cartón plastificado para evitar que se rompan las botellas y los cristales dañen a los felinos. Una vez que tenemos nuestra bebida, nos lavamos las manos con un dispensador que hay al lado de la puerta (más que nada por seguridad de los gatos) y ya podemos pasar al interior, que es como un salón de casa muy grande de dos plantas, con sofás, mesitas bajas, libros, wifi gratuito y por supuesto muchos gatos!

Allí las voluntarias nos cuentan cosas acerca de los gatos, mientras los acariciamos, jugamos con ellos y los observamos durmiendo o descansando en sus múltiples rincones. Además, si surge conexión con alguno de ellos podréis tramitar su adopción, y así dejar el sitio libre para otro minino.

gatoteca-06

Como ya hemos indicado, la primera consumición va incluida en el precio, y si queréis tomar algo más durante la visita, podéis bajar en cualquier momento, serviros lo que os apetezca, dejar una donación a la voluntad y volver a entrar con los gatos. Genial no?

Y cómo no, lo más importante de todo es el bienestar del gato, por lo que tienen un aforo limitado para evitar aglomeraciones que los puedan agobiar, de ahí que se recomienda reservar con antelación en su página web, especialmente los fines de semana y festivos. Nosotros fuimos un sábado por la tarde y menos mal que lo habíamos hecho, ya que estaban completos.

La verdad es que pasamos un rato muy agradable con ellos, y animamos a todos los amantes de estos animales a que se pasen al menos una vez a hacer una visita, ya que lo pasaréis en grande y contribuiréis a mantener la asociación, para que pueda seguir ayudándoles.

gatoteca-07

Si tras la visita se despierta vuestro lado solidario, podéis colaborar con ellos de diferentes maneras, ya sea haciéndoos socios, haciendo donaciones (periódicas o puntuales), asistiendo a las actividades que realizan, comprando algún artículo, acciones de voluntariado y casa de acogida o contratando sus servicios de baby-sitting felino.

Tenéis toda la información ampliada en su web.

Normas

– Cuando un gato está durmiendo se le puede acariciar con cariño pero no molestarles ni despertarles.

– Se puede jugar con los gatos, tocarles, dejar que se suban encima nuestro… pero no podemos obligarles a estar con nosotros, retenerlos y menos cogerles en brazos, porque algunos no les gusta o les duele algo y pueden reaccionar mal.

– Se pueden tomar todas las fotos que se deseen pero sin flash, y también tenemos que lavarnos las manos con un poco de gel desinfectante en seco antes de pasar con ellos.

Datos prácticos

Horarios

De martes a domingo: Abierto desde las 11h. Última visita todos los días a las 21h30. Lunes por la mañana CERRADO. Lunes por la tarde de 17 a 21h, acceso gratuito para SOCIOS y VOLUNTARIOS.

Precios

  • 30 minutos – 4€
  • 1 hora – 6€
  • A partir de la primera hora se fraccionan los 6€ en minutos.
  • Discapacitados con sus cuidadores y pensionistas 50% descuento.
  • Niños hasta 14 años incluidos, max. 2 por adulto: 3€. Entrada única sin límite de tiempo.
  • En todos los casos primera consumición gratuita.
Localización 
Calle Argumosa, 28. Metro: Lavapiés. Autobuses cercanos: 36, 41 y 119.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.