visitar doñana por libre

El Parque Nacional de Doñana cuenta con 122.487 hectáreas y es considerado como la zona natural más importante de España y parte de Europa. Dada su situación geográfica privilegiada, entre África y Europa a la altura del Estrecho de Gibraltar, es lugar de paso y cría para más de 300 especies diferentes de aves, lo que atrae todos los años a miles de visitantes apasionados la fotografía de la fauna y la vegetación.

Reserva de la Biosfera y Patrimonio Mundial por la Unesco, se extiende por las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz y reúne varios ecosistemas de gran importancia como la marisma, los cotos, las dunas y las playas; y además en su interior se encuentra la aldea de El Rocío.

Aunque cada estación tiene sus particularidades, la mejor época para visitar el Parque Nacional de Doñana es en primavera que es cuando las marismas están en su mejor momento. Nosotros fuimos en septiembre y las lagunas estaban secas y hacía bastante calor… esta es la época de la berrea, es decir, cuando los ciervos realizan las tareas de cortejo y apareamiento, y de vez en cuando se pueden oír los sonidos emitidos por los machos para demostrar su fuerza.

Para poder visitar el parque existen 2 opciones: por libre (en la que existen lugares a los que no se puede acceder) y con excursión organizada a cargo de una compañía local, que abarca zonas más amplias y con mayor posibilidad de ver animales. Esto al final es un poco como las versiones gratuitas y premium de los programas, cuanto más pagues, mejor serán las prestaciones.

Lo más recomendable es hacer una mezcla de ambas, para así poder tener una mejor visión del conjunto. Nosotras no pudimos hacer la organizada por temas de horarios, así que nos centraremos en la visita free 😉

Visita por libre

Centro de visitantes El Acebuche

visitar doñana por libre visitar doñana por libre

Desde aquí parten las excursiones organizadas al parque en 4×4, además de múltiples caminos a pie que conducen a observatorios de aves. Destacan el Sendero peatonal Laguna del Acebuche, una ruta de 1,5 km que recorre la orilla sur de la laguna y el Sendero peatonal Lagunas del Huerto y las Pajas, de 3,5 km.

visitar doñana por libre

Al lado del aparcamiento se encuentra una amplia zona de merendero con muchas mesas y bancos para hacer picnics.

Horarios
Enero a marzo: de 08:00 a 15:00 h y de 16:00 a 19:00 h.
Abril: de 08:00 a 15:00 h y de 16:00 a 20:00 h.
Mayo a septiembre: de 08:00 a 15:00 h y de 16:00 a 21:00 h.
Octubre a diciembre: de 08:00 a 15:00 h y de 16:00 a 19:00 h.

Centro de visitantes La Rocina

Está situado muy cerca de la aldea de El Rocío, en el curso bajo del arroyo de la Rocina. Allí se encuentra una reproducción de una pequeña choza que se puede visitar  y que muestra cómo eran las viviendas tradicionales en las que vivían los habitantes de la zona, así como la historia de la famosa romería que tiene lugar en los alrededores (y que da nombre a la creadora de este blog jajaja).

visitar doñana por libre

Desde aquí parte un sendero que recorre parte de su cauce por pasarelas a través de zonas de pinar llamado ruta Charco de la Boca, de 3,8 km de longitud. Allí se encuentran varios observatorios de aves, que abundan especialmente en las épocas de inundación.

Horarios
Enero, noviembre y diciembre: de 09:00 a 15:00 h y de 16:00 a 18:00 h.
Febrero a octubre: de 09:00 a 15:00 h y de 16:00 a 19:00 h.

Palacio del Acebrón

Es una antigua casa-palacio de los años 60 del siglo XX perteneciente a Luis Espinosa Fondevilla, un rico lugarteniente que acabó arruinado con la construcción del edificio, de ahí que haya partes muy lujosas y otras más simples. Fue vendida junto con toda la finca a la Empresa Nacional de Celulosa, quien la abandonó a su suerte hasta que en 1982 se la vendió al Icona, que la incluyó en el Plan Nacional de Doñana y procedió a su restauración junto con la recuperación de la flora autóctona de los alrededores.

visitar doñana por libre

Tanto en la planta baja como en la alta se encuentran exposiciones sobre el Parque de Doñana así como escenas de la vida de los habitantes de la región. Se muestran cómo eran sus chozas, construidas a partir de elementos del entorno, la dura vida en las marismas y los oficios tradicionales que se desarrollaban en ellas como la caza, la pesca y la ganadería. Lo mejor de todo es subir a la azotea y contemplar las maravillosas vistas del parque que ofrece este rincón.

Horarios
Enero, noviembre y diciembre: de 09:00 a 15:00 h y de 16:00 a 18:00 h.
Febrero a octubre: de 09:00 a 15:00 h y de 16:00 a 19:00 h.

Desde aquí parte el sendero peatonal Charco del Acebrón, una ruta circular de 1,5 km que rodea un pequeño estanque y una zona de bosque donde se mezclan árboles como alcornoques, fresnos o madroños con matorrales y especies trepadoras como la madreselva o la parra silvestre, formando una masa vegetal donde se ocultan pequeñas aves.

Dunas de Doñana

Siguiendo la senda peatonal Cuesta de Maneli a través de una serie de pasarelas se puede recorrer un sistema de dunas fósiles hasta llegar al Acantilado del Asperillo. Tiene una longitud de unos 1,4 km y es de acceso libre. A partir del mirador hay unas escaleras que nos llevan hasta una inmensa playa donde se puede apreciar la vegetación, que mediante sus raíces logran estabilizar las dunas móviles asentándose las arenas y evitando su desplazamiento.

Parque Dunar de Matalascañas

Desde Matalascañas sale una ruta por unos senderos de madera de aproximadamente 1’5 km que recorre la zona de dunas. Se observan varios subsistemas:

  • Las dunas embrionarias en el borde de la playa, que se forman cuando el viento arrastra la arena y se acumula alrededor de cualquier obstáculo que se vaya encontrando. Estos montículos irán creciendo con la arena aportada por el viento y comenzarán su avance para unirse a otras y formar inmensas dunas, centenares metros hacia el interior.
  • Pequeños corrales próximos a la playa cubiertos por hierbas y arbustos, ya que debido a las condiciones climáticas de viento y sequía no es posible el crecimiento de plantas de otro tipo.

La aldea de El Rocío

El Rocío es una pequeña aldea a la que se accede por un camino que bordea el Parque Nacional de Doñana. Es una zona de casas blancas y hermandades rocieras que se distribuyen en torno a la Ermita de la Virgen del Rocío, a la que acuden semanalmente miles de devotos para venerar a la «Blanca Paloma».

visitar doñana por libre

La famosa Romería del Rocío data del siglo XIV y no tiene una fecha fija, sino que se celebra el lunes del fin de semana de Pentecostés (algo que me fastidiaba mucho de pequeña, puesto que nunca sabía en qué día cuadraba mi santo…), donde más de un millón de personas se acercan a este lugar para expresar su devoción, que culmina en el ya conocido espectáculo del salto de la reja, que sucede en la madrugada del domingo al lunes.

visitar doñana por libre

No se puede circular con el coche si no se es residente, con lo que tendréis que dejarlo en un parking que hay a la entrada y que cuesta 1 euro. La aldea no está asfaltada, sino que el suelo es terroso y en verano con el polvo os quedarán los pies y el coche como recién salidos del desierto…

visitar doñana por libre

El templo actual es bastante reciente, puesto que fue reconstruido en 1960 dándole esa característica entrada en forma de concha, pero hay constancia de que la primera ermita se levantó en ese lugar el siglo XIII. Frente a la iglesia se encuentra el Paseo Marismeño, que como su nombre indica, pasa al lado de una de las zonas de marisma del Parque, desde el que se pueden divisar numerosas especies de aves en determinadas épocas del año.

Visita Organizada

Las visitas organizadas son la opción ideal para acceder a determinadas zonas, que no podríamos visitar por nuestra cuenta. Tienen una duración aproximada de 4-5h y parten de los Centros de Visitantes de El Acebuche y La Rocina a las 8 y a las 17h y su coste aproximado es de 30 euros por persona.

Alojamiento

Una buena zona para alojarse si se quiere visitar el parque es El Rocío:



Booking.com

  1. Llevamos 3 años seguidos bajando a Andalucia para fin de año, tenemos mucho que ver aun y Doñana es uno de esos lugares.
    Nos sorprende la cantidad que de cosas que se pueden visitar en Doñana, El Palacio del Acebrón tiene una pinta exquisita, tendremos en cuenta este post.
    Gracias

    • Pues dependiendo de la época del año la fauna en el parque es distinta, pero nunca decepciona, además en navidades estoy segura que estará preciosa con las marismas inundadas. Para la prósima escapada ya sabéius 😉 Un saludo

  2. Muy buen artículo con excelentes recomendaciones para visitar por libre el Parque de Doñana. Nosotros lo visitamos hace años con un tour en 4×4 y nos encantó. Como dices, es muy importante visitar Doñana en la época adecuada, para poder disfrutar al máximo de las maravillas del parque, una auténtica joya natural de nuestro país. Un abrazo.

    • Yo me perdí la parte del tour guiado por temas de horarios, pero estoy segura de que repetiré porque me encantó la zona y creo que merece mucho la pena. Ojalá se conserve así por muchos años. Un saludo

  3. Estupendas recomendaciones para visitar Doañana tanto por libre como con una excursión organizada. Lo mejor debe ser compatibilizar las 2 maneras, supongo, porque más allá de la aldea del Rocío o de los centros de visitante debe merecer la pena conocer estos lugares que no se pueden visitar por cuenta propia. Apuntado queda.

    • Lo bueno que tiene Doñana es que resulta interesante en cualquier época del año, y al combinar los dos tipos de visitas se pueden ver muchas más cosas que por libre sin duda. Una experiencia que no defrauda en todo caso, Un saludo

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.