consejos para viajar solo

– Me voy a X lugar. – ¿Pero te vas tú sola? Madre mía qué valor, yo no podría… Si sois de los que os gusta emprender vuestros viajes en solitario esta conversación probablemente os suene y se haya repetido en varias ocasiones.

Y es que viajar solo a menudo es considerado como sinónimo de peligroso, por lo que suele dar miedo, especialmente hacerlo por primera vez. Pero no tiene porqué serlo más que cuando se va acompañado y además tiene una serie de ventajas con respecto al «modo tradicional», ya que podréis ir a vuestro ritmo parando cuantas veces creáis necesario, ver los sitios que os apetezcan y os sacará de la famosa zona de confort, descubriendo que sois más fuertes de lo que creíais.

Aquí os van 20 consejos para que vuestros viajes en solitario por el mundo se conviertan en una buena experiencia:

1- La preparación es muy importante en este caso. Hay que informarse muy bien acerca del destino y sus posibles peligros en general (si hay guerras cerca, si ha habido recientemente atentados en zonas turísticas, etc.) y de los lugares más problemáticos en concreto de la zona que vas a visitar (si hay algún barrio poco recomendable por el que pasar).

También es importante leer acerca de las costumbres y prácticas de tu destino antes de empezar el viaje, puesto que no es lo mismo visitar un país del sudeste asiático que uno del continente africano, por ejemplo. Si eres mujer, tendrás además que vigilar tu vestuario en según qué países (esto es una injusticia pero os ahorrará más de un disgusto).

2- Hazte un itinerario con las cosas que quieres visitar, pero sé flexible y deja lugar para imprevistos. Puede que te recomienden algo en el hostel que no tenías en mente pero que merece mucho la pena, o al revés, que te quiten la idea de algo que llevabas en tu lista y que resulta que es decepcionante.

3- Nunca dejes tus objetos de valor a la vista ni en la habitación del hotel, especialmente si te alojas en un hostel con dormitorios compartidos, aunque en general no suele pasar nada, no está demás ser cauto.

4- Muchos hostels tienen taquillas en las habitaciones compartidas, pero no todas tienen cierre con tarjeta, código o similar. Una buena idea es llevar siempre un candado en la mochila, que te servirá tanto para cerrar la taquilla como para la propia mochila y así protegerla de posibles robos, tanto en el alojamiento como en el transporte público (por ejemplo si vas en tren y tienes que ir al baño).

5- Reparte el dinero entre varios sitios distintos por si acaso, y a ser posible no lleves nunca mucho efectivo. Hoy en día en prácticamente todos los lugares se puede pagar con tarjeta, y muchos bancos tienen la opción de apagarla en determinados países.

6- Escanea tu pasaporte y documentos importantes del viaje y envíalos a tu email. Así si los pierdes, podrás sacar copias fácilmente. Otra idea es llevar una fotocopia plastificada encima y guardar los originales en una caja fuerte si la habitación dispone de ella.

7- Lleva contigo un pequeño botiquín con lo indispensable (tiritas, ibuprofeno, protector estomacal…) y si vas a viajar fuera de Europa, lo mejor es contratar un seguro médico de viajes y evitarte disgustos. Por ser lector del blog obtendrás un 5% de descuento haciendo clic en este banner:

 

descuento 5% seguros viaje

 

8- Si te apetece conocer otras personas que viajan solas elige albergues y hostales para alojarte. Si además te decides por una habitación compartida, las posibilidades de hablar con la gente se multiplican y te ahorras un dinerillo, puesto que suelen ser mucho más baratas que una individual. También puedes probar el couchsurfing y así conocer a gente local y que te den recomendaciones distintas a las que aparecen en las guías de viaje o incluso puede que te acompañen ellos mismos.

9- Haz un free tour o apúntate a un cursillo de algo como por ejemplo cocina local. Además de aprender un montón, puedes hacer migas con tus compañeros e incluso quedar a tomar algo después, si te apetece socializar, claro.

10- Hay quien se baja Tinder (o aplicaciones similares) para conocer gente cuando está de paso en una nueva ciudad. Si tu intención es sólo de amistad y tomar algo déjalo bien claro desde el principio, no vaya a ser que luego te encuentres en una situación incómoda…

11- Cada vez hay más agencias que organizan viajes para singles, para gente que viaja sola y exclusivos para mujeres entre otras opciones. Echa un ojo en internet y busca opiniones antes de decidirte.

12- Los foros de viajeros pueden ser una buena idea para encontrar gente con tus mismos intereses e incluso compartir parte del viaje con ellos. Algunos de los más conocidos son los de TripAdvisor y Los viajeros.

13- Si vas a visitar un país donde no hay roaming es bueno tener un teléfono móvil libre (aunque hoy en día prácticamente todos lo son) y comprar una tarjeta SIM local, que te servirá para poder navegar y estar conectado siempre que lo necesites, especialmente en lugares donde no hay wifi.

14- Los vuelos baratos suelen tener unos horarios nefastos. Evita en la medida de lo posible llegar de noche, puesto que llegar al alojamiento puede ser más complicado según qué horas, ya que es posible que no tengas autobuses o trenes y te toque caminar un buen rato con tu mochila a cuestas o dejarte un dineral en un taxi. Lo mismo pasa si llegas demasiado temprano, porque muchos hostels no tendrán lista tu habitación hasta las 12 o incluso hasta las 15…

15- A veces los vendedores se ponen muy pesados, especialmente si vas solo. Si empiezas a sentirte acosado, ponte serio e incluso si es necesario habla alto y fuerte para dejar claro que te está molestando. Esta situación es bastante típica y frecuente en la zona asiática y en los zocos del norte de áfrica, y si aún encima eres mujer la cosa se puede poner incluso peor. Si no te apetece comprar nada, sigue tu camino sin establecer contacto visual con ellos e ignora sus llamadas de atención.

16- Llévate entretenimiento para los ratos muertos: descarga música o algún juego para el móvil que no requiera conexión, o también puedes optar por llevar una tablet pequeña para ver películas además del clásico libro.

17- Intenta siempre ir lo más ligero posible, especialmente si se trata de un viaje largo a lo mochilero, tu espalda te lo agradecerá. Hazte una lista con los imprescindibles o consulta estos consejos para hacer la maleta y no morir en el intento.

18- Aprender algunas palabras básicas del idioma del país que visitas puede resultar útil para entender letreros básicos y regatear en los puestos callejeros. También puedes utilizar aplicaciones de móvil como Google Translate, que dispone de traducción offline en más de 50 idiomas y además puede traducir textos e imágenes si lo enfocas con la cámara.

19- Evita en la medida de lo posible utilizar el transporte público en las ciudades y desplázate a pie, es una buena manera para conocer las cosas e incluso descubrir sitios que no entraban en tu planificación.

20- Usa el sentido común y confía en tu instinto, actúa con naturalidad y te sentirás más cómodo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.