aarti-ganga

Una de las cosas imprescindibles que ver en Varanasi es la ceremonia religiosa Aarti a orillas del río. Antes de la puesta de sol, locales y viajeros se mezclan cada día en un espectáculo de música, danza y fuego cargado de simbolismo en honor a la diosa Ganga (que es la personificación del río Ganges).

aarti-ganga

Los más conocidos se celebran en Dasaswamedh Ghat y en el Assi Ghat y se puede observar tanto en el propio ghat como en barca desde el río. Cuando fui a preguntar por el precio de la segunda opción me pidieron 1500 INR (algo más de 18 €) así que me decanté por vivirlo desde las escaleras, entremezclándome con la gente de allí y el resto de visitantes. Para conseguir un buen sitio es preciso estar allí al menos una hora antes del ritual, que comienza sobre las 18h.

La ceremonia

Cinco jóvenes sacerdotes envueltos en batas de satén de color azafrán comienzan el ritual de una manera sincronizada. Cada uno tiene un pequeño altar sobre cuya base van vertiendo pétalos de flores hasta cubrir entera la plataforma sobre la que posteriormente ejecutarán sus danzas.

aarti-ganga aarti-ganga

Encienden antorchas de fuego y las dan como ofrenda a la diosa mientras bailan, tocan y cantan mantras a coro con una gran precisión durante una hora aproximadamente. Hay un momento en el que varias personas que están delante de todo tiran de una larga cuerda para tañer unas campanas, imagino que habrán hecho algún tipo de ofrenda o están dando las gracias por alguna legaria cumplida…

aarti-ganga aarti-ganga

El lugar está perfectamente iluminado por las numerosas lámparas, tanto eléctricas como de aceite, formando una atmósfera cuasi mágica de olor a incienso y sándalo, que aunque no profeses esa religión (ni ninguna otra) hace que te impliques en el ambiente de una manera especial, es complicado de describir, hay que vivirlo para entender de lo que hablo, pero merece la pena experimentarlo una vez en la vida. Al final de la ceremonia, un señor va con un cestillo pidiendo donaciones y luego aquellas personas cercanas al río sueltan al agua pequeñas lámparas junto con flores a modo de ofrenda.

Un poco de historia

El río Ganges es el más importante de los siete ríos sagrados del hinduismo​ en el que millones de fieles se bañan para purificarse.​ Para empezar, debemos comprender que en el hinduismo, el río Ganges está personificado bajo la forma de una diosaMaa Ganga (madre Ganges) o Ganga Deví (diosa Ganges). Según la mitología hindú, el dios Brahma creó a la diosa Ganga a partir del sudor que recogió del pie de Vishnú (puagh…).

Años más tarde, existió un rey llamado Sagara que tuvo 60.000 hijos, casi ná… y un buen día, mientras realizaba un ritual en el que participaba un caballo, vino el dios Indra y se lo robó. Entonces Sagara envió a sus hijos por toda la Tierra para encontrar al animal. Finalmente lo encontraron en el inframundo al lado de un sabio penitente, al cual golpearon e insultaron creyendo que era el ladrón. El sabio abrió los ojos y con su mirada hizo arder hasta la muerte a todos los hijos del rey y sus ​almas vagarían como fantasmas hasta que terminara por completo el ritual que su padre había iniciado.

Uno de los descendientes de Sagara, el rey Bhagiratha, rogó al dios Brahma que permitiera a la diosa Ganga descender desde el Cielo para tocar con sus purificantes aguas las cenizas de los difuntos, para que de este modo pudieran subir al Cielo. Brahma aceptó y ordenó que la diosa fuese hasta el inframundo, pero ella temía la caída contra la Tierra, por lo que Bhagiratha le pidió a Shiva que amortiguara la caída, quien tendió sus cabellos para que Ganga se deslizara sobre ellos como si de un tobogán se tratase, pero esa acción creó un caos en toda la zona de los Himalayas, donde estaba meditando el rey Jahnu, quien montó en cólera y tragó por completo las aguas del río.

Los dioses y Bhagiratha oraron al sabio para que soltara a la diosa y al final éste se apiadó y la liberó. Entonces Bhagiratha guió con su rapidísimo carro al río a través de la India hasta el océano. Allí Ganga llegó hasta el borde del océano y cayó en el infierno, donde liberó a las almas de los 60.000 hijos de Sagara.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.