qué ver en fatehpur sikri
A 40 km de Agra se encuentra Fatehpur Sikri, que fue fundada por el Rey Akbar entre los años 1571 y 1585 y capital del reino mogol durante 14 años. Se dice que que escogió esta ubicación porque fue el lugar de nacimiento del Santo Salim Chisti quien le profetizó el nacimiento de tres hijos. Posteriormente la ciudad fue abandonada (se cree por falta de agua) y los tesoros que allí había fueron saqueados y robados. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1986 y es un destino turístico del norte de la India poco masificado por el momento pero interesante para visitar.

Cómo llegar 

La mejor manera de llegar a Fatehpur Sikri sería desde Agra, ya que es una ciudad con buenas conexiones aéreas, ferroviarias (Taj Express o Shatabdi Express) y por carretera. También se puede ir por carretera de paso que se viaja desde o hacia hacia Jaipur, puesto que la visita apenas necesita medio día únicamente para ver todo con calma.

Historia 

Hacia la mitad del s. XVI, Akbar el Grande quiso levantar una nueva ciudad para su imperio, uno de los más ricos y poderosos de la época. Para ello pidió consejo a los profetas, astrólogos y sabios de su corte para que le indicaran el lugar y el momento preciso en que tenían que comenzar.

Ese lugar fue Sikri, una zona cercana a Agra, la ciudad del Taj Mahal (que por aquel entonces no se había construido todavía). Tras vencer a Gujarat unos años después, se le añadió el prefijo de Fatehpur, pasando a conocerse como Fatehpur Sikri, “la Ciudad de la Victoria”.

Dado que el propósito inicial era albergar la capital del Imperio Mogol, no se reparó en gastos para su construcción: tenía que ser una demostración del poder del emperador y su imperio. Para ello se edificaron murallas, una mezquita, el palacio imperial, un estanque artificial, templos, lugares de encuentro para la gente local, etc.

Pero hay una cosa que no se había tenido en cuenta, y es que esta zona del país es asolada por fuertes sequías a lo largo del año. Así que tras muchos estudios e intentos, no se consiguió llevar agua a este emplazamiento, por lo que fue abandonada tan sólo 17 años después de haberla construido, convirtiéndose en una ciudad fantasma.

A lo largo del tiempo ha sufrido numerosos saqueos que han acabado con los tesoros que albergaba en el interior de sus edificios, aunque la estructura ha quedado intacta dejándonos un recuerdo del esplendor de la época del Imperio Mongol de Akbar.

Qué ver

Para llegar hasta allí no se puede hacer en coche ni andando, por lo que tendréis que tomar un bus público que cuesta 10 INR y tarda como 10 minutos en llegar a la entrada de la ciudad. La entrada cuesta 610 INR con tarjeta o 560 en efectivo (puesto que te cobran el precio del viaje en autobús). El conductor para delante de una especie de caseta dónde podéis contratar un guía si os apetece, y como está pegado a la puerta de entrada pues si no os apetece entráis sin más.
Los guías oficiales tienen una tabla de precios en la pared, para 1-5 personas durante 2h cobran 450 INR, aunque siempre os encontraréis a los típicos buscavidas que se os ofrecerá a haceros de guía o que intentará que compréis en su tienda, puesto que lo tienen tan bien montado que entre el aparcamiento del autobús y la entrada del lugar atraveséis un montón de puestos de souvenirs. Lo típico son unos elefantes tallados en piedra que cambia de color con el agua con otros elefantes más pequeños dentro o portavelas de forma esférica, también tallados. Por algo de tamaño pequeño no paguéis más de 200 INR. En el interior de la mezquita os pedirán entre 500 y 1000 INR, así que si tenéis intención de comprarlos, os recomiendo las tiendecitas del parking.

Parte Civil

Diwan-I-Aam

qué ver en fatehpur sikri

Se trata de un gran pabellón con un amplio patio rectangular amurallado que se utilizaba para las audiencias públicas del emperador. Fue construido con un sistema de eco para que Akbar pudiera escuchar cualquier cosa en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Desde allí por una puerta se accede a otro patio denominado Pachisi donde el rey jugaba a un juego precursor del parchís usando a sus sirvientas como piezas vivientes.

Palacio de Jodha Bai

Era la residencia de las esposas del Emperador Akbar, de manera que también es conocido como el Harem de Fatehpur Sikri. Su nombre proviene del utilizado por la princesa imperial Mariam-uz-Zamani, hija del marajá de Amber.

qué ver en fatehpur sikri

Tiene una forma rectangular y su estructura resulta una fusión de varios estilos como el hinduista de sus columnas, el islámico en las cúpulas y el persa en sus tejas de diseños arabescos esmaltadas en color azul.

Panch Mahal

qué ver en fatehpur sikri qué ver en fatehpur sikri

Su arquitectura tiene elementos de diseño de un templo budista, puesto que es un edificio con cinco plantas sostenidas por columnas que disminuyen el tamaño a medida que gana altura. Éstas están dispuestas asimétricamente sobre la planta baja: pasa de 84 columnas en la base a 56, 20 y 12 respectivamente la última cuenta solamente con 4 columnas que soportan un chhatri. En total son 176 columnas, cada una de ellas elegantemente tallada, sin que haya dos iguales.

Subiendo unos escalones se llega al estanque de Anup Talao que contiene unas estrechas pasarelas que van a parar al centro a una zona denominada Rumi Sultana donde antiguamente se situaban los músicos. Se dice que esta hermosa piscina estuvo llena de monedas de oro, cobre y plata que brillaban como tantos rayos de sol.

Diwan-I-Khas (Sala de Audiencias Privadas)

Detrás del Diwan-I-Aam se encuentra el pabellón de las audiencias privadas, una estructura compuesta por dos pisos culminados con cuatro torreones con cúpula semicircular en cada esquina del edificio.

Pero la estrella de este edificio es columna central de piedra, ricamente decorada desde la que salen cuatro pasarelas hacia las esquinas. Se cree que el rey se situaba en la zona central y los ministros y nobles en las pasarelas laterales.

Palacio de la Esposa Cristiana

qué ver en fatehpur sikri

También conocido como la casa de Maryam, no es seguro que el emperador Akbar hubiese tenido una esposa cristiana. Hay otras teorías que afirman que el nombre de este palacio viene dado por una mujer portuguesa y otras hablan de que era una mujer proveniente de la ciudad de Goa. Sea como fuere, merece la pena echar un vistazo para admirar las pinturas de su interior.

Otros

qué ver en fatehpur sikri

Haramsara: complejo residencial de las esposas y concubinas con un gran patio rectangular y un templo hindú en el lado oriental.

qué ver en fatehpur sikri

Haramsara inferior: construcción situada alrededor de un patio alargado, tiene unas anillas de piedras que se cree que servían para fijar cortinas y separar los apartamentos de cada una de las 200 sirvientas que llegaron a vivir allí.

qué ver en fatehpur sikri

Casa de Birbal: aquí vivía uno de los principales ministros de Akbar, el único cortesano que llegó a residir dentro del complejo del palacio. Sus paredes y techos están bellamente labrados.

Casa de la Sultana Turca: preciosa estancia donde los elaborados paneles del zócalo y las paredes bellamente talladas en arenisca hacen que parezca hecha de encaje .

Parte Religiosa

Puesto que nos encontramos en una mezquita, aquí hay que descalzarse para entrar y taparse piernas y hombros, pero si no tenéis algo para taparos no os preocupéis, que os lo facilitan en la entrada.

Buland Darwaza (La puerta Imperial)

Fatehpur Sikri tiene la puerta más alta del mundo con unos 54 metros de altura desde el suelo, incluyendo los 42 escalones que hay para llegar a ella. Fue levantada en la pared sur del patio y no formaba parte del diseño original de la Mezquita, sino que el Emperador Akbar ordenó construirla para celebrar la conquista de Gujarat.

qué ver en fatehpur sikri

Está hecha casi en su totalidad de piedra arenisca roja y decoración de mármol, con una mezcla de arquitectura hindú y persa que se hace visible en la inscripción coránica en el frente, el pilar y el cenotafio. La ornamentación con caligrafía contiene una cita muy famosa atribuida a Jesucristo: «El mundo no es más que un puente, pasa pero no construyas casas en él».

Jama Masjid (La Mezquita)

Esta hermosa mezquita se completó en 1571 y es una de las más grandes del mundo. Como toda arquitectura de estilo mogol, está construida sobre una plataforma elevada y tiene una gran cúpula central con minaretes y otras cúpulas más pequeñas.

qué ver en fatehpur sikri qué ver en fatehpur sikri

El patio se usa para reuniones religiosas, donde los musulmanes se reúnen para rezar. En su interior está la tumba del santo sufí Salim Chisti, motivo por el cual el lugar es un centro de peregrinación muy importante.

Tumba de Salim Chishti

Esta construcción, finalizada en 1581, destaca por el color blanco del mármol en que está realizada y por las celosías que la rodean. En el centro se sitúa su tumba y a su derecha se encuentran las lápidas de los miembros de su familia.

qué ver en fatehpur sikri

En el interior, la estructura está muy ornamentada y una tela verde cubre la lápida, algo típico de la orden sufí. Multitud de visitantes, tanto turistas como devotos, pasan por allí todos los días y es popular que las mujeres devotas que tienen problemas para quedarse embarazadas vengan y aten un hilo de color a las celosías. Y como agradecimiento, regresan cuando su deseo les es concedido.

  1. La verdad es que nunca hemos estado en la India, pero sí que hemos leído sobre ella. Agra es un lugar que aparece en todos los blogs y guías que hablan de la India, pero nunca habíamos leído sobre Fatehpur Sikri, la ciudad fantasma. Me parece un lugar muy interesante, y más aún si decís que no está muy masificado. La verdad que lo que más me ha llamado al atención de vuestro artículo es de la parte religiosa, en concreto Buland Darwaza, ¡la puerta más alta del mundo! Me encantaría verla en persona, tiene que impresionar mucho. ¡Buen artículo! Saludos 🙂

    • Hablar de la India siempre es un tema controvertido, todo depende de la manera en que viajes y del nivel de sensibilidad social que tengas, puesto que no es un destino fácil. Pero yo creo que merece la pena, y en concreto, esta ciudad fantasma tiene algo especial, se ha quedado como detenida en el tiempo, mostrando una imagen de la grandeza que tuvo que poseer en su momento. Si al final os animáis no dudéis en preguntarme lo que queráis. Saludos

  2. Fatehpur Sikri es sin duda uno de los lugares que bien merece la pena conocer en el norte de India. Además, está tan cerca de Agra que casi es un sacrilegio no dedicar unas horas a vagar entre esos edificios que como bien nos cuentas alojaron la vida de la corte solamente 17 años. Es como una Pompeya india sin los daños que provocó el volcán pero en el que se puede pasear por una ciudad que quedó dormida en el tiempo. Lo que es llamativo es la tranquilidad entre la ciudad y la mezquita. Yo he estado allí tres veces y todas noté un lugar adormilado frente a la mezquita llena de vida. Ambos lugares muy interesantes.

    • Como bien dices, es un lugar que vio tiempos mejores, pero que todavía guarda parte de su esencia de grandeza, además no está tan saturado como Agra, claro está. La única pega que le pondría es la cantidad de vendedores que intentan que te lleves a toda costa algo de sus tiendas, y dado que es inevitable pasar por delante por cómo está montado, a veces resulta un poco molesto. Pero aun así recomendable 100%.

  3. La verdad es que se siente una cierta desolación al pasear por este lugar. Qué historia más efímera que nos ha legado. Sin embargo sí que es una visita imprescindible que hay que hacer en todo viaje a la India y es una maravilla que haya llegado a nuestros días en perfecto estado de conservación y sin que haya sido desvalijado.

    • Pues sí, es una pena que por falta de planificación haya sido abandonada, ya que se dice que el motivo principal fue el acceso al agua. Pero todavía refleja ese aire señorial que tuvo en su día y que merece disfrutarse recorriendo lentamente la zona. Saludos

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.