cambio de dinero en viajes

Normalmente, los viajes a Asia suelen ser económicos, siendo lo más caro el billete de avión e India no es una excepción. En mi caso, he viajado sola durante casi 3 semanas, contratando un coche con conductor para los traslados al aeropuerto y ciertos trayectos que se harían infernales de haber utilizado el tren o el autobús. Si soléis leer el blog sabréis que suelo hacer las cosas por mi cuenta, pero en esta ocasión he decidido contratar los servicios de una agencia por temas de tiempo y comodidad. Si queréis abaratar costes, simplemente con utilizar transporte local y alojaros en hostels os ahorrareis bastante, sobre todo si compartís habitación.

Vuelo

Los billetes fueron comprados con muchísima antelación, dado que los compré en abril para viajar en diciembre. Había varias opciones, la más barata salía por 398€ con Alitalia, pero finalmente escogí uno que hacía una escala larga a la vuelta en Abu Dhabi para descansar un poco en la playa antes de volver a casa, que tuvo un coste de 450€ con la compañía Etihad.

Visado

Al entrar al país por Nueva Delhi, pude solicitar la E-VISA por 25,63 USD (unos 23 euros), ya que ésta sólo es válida si entras al país por determinados puertos y aeropuertos internacionales. Si entrais por tierra, tendréis que solicitar la visa multientrada presencialmente o por correo en las agencias concertadas por la embajada en Madrid y Barcelona por unos 68€.

Transporte y alojamiento

Como ya he indicado al inicio del post, para este primer viaje y por temas de tiempo he decidido contratar esto con una agencia, que me provee un coche con conductor durante todo el recorrido, salvo los vuelos de Delhi a Varanasi, de Varanasi a Khajuraho y de Udaipur a Delhi y el tren Jhansi – Agra, que tienen un coste de 55€, 50€, 65€ y 10€ respectivamente, lo que hacen un total de 180€.

Los hoteles salen a una media de 22 euros por noche en habitación individual, (360€ los 17 días) los hay muchísimo más baratos, pero yendo sola los gastos se incrementan y además están situados en zonas «seguras» y con ciertas comodidades.

En cuanto a la parte del transporte, un chofer con sus gastos de alojamiento, gasolina, peaje, etc, los vuelos y el tren anteriormente mencionados sale por 760€ en total.

Entradas a monumentos

En las ciudades más conocidas como Varanasi, Agra, Jaipur o Delhi, la mayoría de los puntos de interés son de pago, y como hemos podido comprobar en países como Tailandia, a nosotros como turistas nos exigen una cantidad bastante más alta que a los locales (y aunque no es excesiva para nuestros bolsillos, me parece que 10 veces el precio local es exagerado).

Entrada al Taj Mahal: la entrada para acceder al recinto más el interior con permiso de cámara: 1300 rupias (16,5€)

Entrada Fuerte Rojo: 550 rupias al pagar con tarjeta (6,9€) o 600 rupias en efectivo

Complejo Qutab Minar: 550 rupias al pagar con tarjeta (6,9€) o 600 rupias en efectivo.

Entrada Fuerte Amber: 500 rupias (6,33€), sólo se puede pagar en efectivo, pero tienen allí una casa de cambio.

Entrada Fuerte Mehrangarh: 600 rupias (7.59€)

Galta Ji Mandir (templo de los monos): la entrada al templo es gratuita, pero te cobran 50 INR por la cámara de fotos (0,64€)

Fatehpur Sikri: 560 rupias al pagar con tarjeta (7,09€) o 610 rupias en efectivo.

Templos de Khajuraho: 600 rupias (7.59€)

TOTAL: 4710 rupias (59,61€)

Comida

Durante la primera semana todas las comidas han sido en restaurantes o en los hoteles, aunque a partir de la segunda, especialmente las cenas, me he decantado por picar algo en puestos de comida local (sobre todo Pani Puri y Samosas). En total estimo el gasto en unas 5100 rupias (64,57€)

Seguro

Barajé varios seguros, el de Iati y el de Chapka Assurance, y finalmente me decanté por este último. Incluye salud, cancelación, robo, repatriación y el resto de coberturas habituales por un precio de 56 euros.

Total

El presupuesto podría haber sido menor de haber gestionado personalmente los transportes y el alojamiento, aunque India no es un país caro para los occidentales, pero dado que iba sola, sinceramente preferí la comodidad de que no tener que matarme a regatear por todo en un viaje tan largo como ocurre en países como Turquía, Bali o Marruecos. Y aún así por un viaje de 3 semanas fueron unos 1800 euros con todo incluido, que no me parece algo excesivo para tantos días y actividades realizadas. Si queréis rebajarlo, es obvio que siendo dos personas sale muchísimo mejor, especialmente porque os ahorraríais 360 euros en el tema del transporte.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.