pub

Una de las cosas que más me gusta siempre que voy de viaje es probar la gastronomía local (previa investigación de lo que llevan, para evitar sorpresas desagradables), y Edimburgo no iba a ser una excepción. Aquí os dejo un listado con algunos platos típicos que he probado (aunque hay muchas más) y que podréis encontrar si vais a la capital escocesa:

  • Neeps and tatties: Puré de rábanos y patatas, suelen acompañar al haggis.
  • Cock-a-leekie: Sopa de puerros, patatas, caldo de pollo y mantequilla.
  • Guinness Beef Stew with Puff Pastry Top: estofado de ternera con salsa de cebolla y Guinness con hojaldre.
  • Porridge: Papilla de copos de avena.
  • Oatcakes: Galletas de avena.
  • Shortbreads: Galletas de mantequilla.
  • Dundee cake: Pastel de frutos secos.
  • Cranachan: Dulce de crema, harina de avena y frambuesas.
  • Sticky toffee pudding: bizcocho húmedo, hecho con dátiles finamente picados, cubierto con salsa de toffee. 
  • Barra de mars frita: chocolatina rebozada en harina y frita.

Algunos platos curiosos

Haggis

haggis

Es el más conocido de todos, y no deja a nadie indiferente debido a lo controvertido de sus ingredientes, puesto que se trata de un plato muy condimentado con un intenso sabor elaborado con hígado, corazón y pulmones de cordero u oveja, embutido en la piel formada por el estómago del mismo animal y cocido durante varias horas. ¿Suena apetecible, verdad?

Aunque este plato se puede comer cualquier día es típico consumirlo el 25 de enero, durante la conocida como la Cena de Burns, celebrada en honor al poeta escocés Robert Burns. En sus comienzos se trataba de una receta creada por las familias pobres que aprovechaban las partes del animal que nadie quería, pero hoy en día es muy popular, y por tanto se puede encontrar en casi todos los restaurantes acompañado de Neeps and Tatties y alguna salsa para hacerlo más tragable.

En los sitios en los que lo he probado no te lo sirven con la tripa, teniendo más aspecto de morcilla «desmigada» que otra cosa, lo cual agradecí. El sabor también me recuerda a la morcilla, es muy especiado y hace que se te olvide qué es lo que te estás comiendo…

Barra de Mars frita

barra-mars-frita

Esta barrita se puede encontrar en algunos de los Fish and Chips que hay en la ciudad. Suele haber un cartel en la puerta con esta novedad. Yo la probé en un sitio llamado Castle Rock Fish Bar en Grassmarket, y me salió la broma por 2,50 GBP, aunque he de decir que estaba rica!!

El modo de preparación es idéntico al del pescado y las patatas. Se mete en una masa hecha con mantequilla y de ahí a la freidora (habitualmente en el mismo aceite que el pescado y las patatas).

Parece ser que el origen de esta peculiaridad se sitúa en el Haven Chip Bar, hoy llamado Carron Fish Bar, uno de tantos puestos de comida rápida y barata especializados en fish and chips, pescado rebozado y patatas fritas. Con la fama que pronto adquirió la chocolatina Mars frita, muchos locales sumaron a sus menús este producto, y pronto se convirtió en un mito icónico de Escocia.

Pizza frita

Disponible en los mismos chip bars que sirven la barra Mars frita, suele consistir en una pizza barata de supermercado pasada por la freidora y embadurnada de brown sauce o vinagre, y sal. A veces se añaden patatas al freírla, y existen diversas variantes: a veces se dora la pizza en una sartén, o se reboza (en la misma masa usada para el fish and chips). Desde luego esto no es apto para todos los paladares…

Horarios de comidas

En la mayoría de las ciudades europeas suelen comer y cenar más temprano de lo que estamos acostumbrados en España, por lo que tendremos que adaptarnos a sus horarios si no queremos acabar comiendo sandwiches en un «badulaque» o un Tesco. La comida se sirve temprano, aproximadamente entre las 12:00 y las 14:00, y la cena comienza sobre las 18:00 horas

A partir de las 20:30 empieza a ser misión imposible encontrar la cocina abierta en la mayoría de los sitios, aunque en las calles más comerciales como la Royal Mile la cocina de los restaurantes cierra algo más tarde, ya que están más acostumbradas al turismo.

Otra cosa que os puede llamar la atención es que en la mayoría de los pubs no sirven en las mesas, sino que lo normal es pedir, decir el número de mesa y pagar de antemano la comida y la bebida en la barra.

Pubs famosos

Greyfriars Bobby Bar 

greyfriars-pub

El famoso perrito Bobby cuenta además de una estatua, una tumba en el Cementerio de Greyfriars y un espacio en el Museo de Edimburgo, un pub situado detrás de la escultura. Cuentan las malas lenguas que inicialmente la estatua miraba hacia el cementerio y el bar, pero que fue dada la vuelta por un antiguo propietario del bar para que su local apareciese en las miles de fotografías que se toman cada año. 

 

The Elephant House

elephant-house

Dicen que la autora de Harry Potter, J.K. Rowling, pasó aquí muchas horas escribiendo los capítulos de algunas de las primeras novelas. Debido a esto suele estar muy concurrido por fans de la saga.

 

Deacon Brodie’s Tavern 

deacon-brodie-pub-02

Este pub tiene un cartel de lo más curioso, podemos ver dos hombres: uno, bien vestido que sostiene unas llaves en la mano y otro, que levanta una bolsa con dinero. Esto representa las dos caras de un personaje llamado como el local, Deacon Brodie, que fue uno de los delincuentes más peculiares de la ciudad del siglo XVIII y cuyas aventuras os relatamos en el post sobre el tour de fantasmas de Edimburgo.

En pub cuenta con 2 niveles, siendo el primero para tomar algo y el piso superior funciona como restaurante. Se ubica dentro de la Royal Mile y la comida está buena y no es cara para la zona en la que se encuentra, por 13 GBP cené un buen plato de haggis con pinta de cerveza.

 

The Last Drop 

last-drop

El nombre en sí suena algo truculento, y no es para menos, ya que su nombre viene del trago final que se les permitía tomar a los condenados a muerte que eran colgados en Grassmarket. De sus paredes cuelgan todo tipo de cuadros, fotografías e ilustraciones relacionadas con el tema del ahorcamiento. Es muy famoso entre los turistas y lo mejor de todo es que sirve comida ininterrumpidamente entre las 11:00 y las 22:00 horas.

 

The World’s End

worlds-end-01

Se trata de uno de los pubs más antiguos de Edimburgo. El porqué de este nombre tan tremebundo (“El fin del mundo”) viene dado porque en el siglo XVI este lugar quedaba justo fuera de las murallas de Edimburgo, y por aquel entonces todo lo que estuviera fuera de la zona amurallada implicaba peligro.

Pubs baratos

Si vuestro presupuesto es ajustado pero no queréis perderos la experiencia, os aconsejamos unos cuantos sitios donde podréis comer o beber algo a buen precio.

The Tron

Este pub cuenta con muy buen ambiente, gente de todas las edades (aunque lo que más abundan son los estudiantes) y una carta bastante amplia de hamburguesas, costillas, sándwiches, perritos y demás comida del estilo. Tiene dos pisos y muchos rincones donde relajarse mientras disfrutamos de una pinta, y algunos días cuenta con música en directo.

beef-guinnes-pie

Entre las 12:00 y las 17:00 podéis comer un plato con una bebida por unos 5 £, que no está nada mal para la media de precios de Edimburgo. (Recordad que las cervezas se sirven en pintas, si queréis una caña deberéis pedir media pinta, half-pint).

 

The Standing Order

the-standing-order-01

Está ubicado en una de las sedes del banco Union Bank of Scotland, un edificio neoclásico construido entre 1874 y 1878.

the-standing-order-02

Lo curioso es que han mantenido todos los elementos que formaban parte de él como la biblioteca, la caja fuerte o los altísimos techos, lujosamente decorados. Tiene menús de hamburguesa más pinta por 8-10 libras.

standing-order-food

 

Oink

oink

No es un pub, pero merece estar incluido en la lista puesto que aparte de ser muy original, se come rico y barato. Hay 3 en la ciudad: en Victoria Street, en Royal Mile y en Hannover Street. Se trata de una cadena de locales de comida rápida centrada exclusivamente en la carne de pulled pork (cerdo deshilachado), donde primero se elige el tamaño del bocadillo, el tipo de pan y luego la base, que puede ser cebolla o haggis. A continuación puedes escoger entre diversas salsas, después añaden la carne y ya tienes el bocadillo listo para devorar. Lo curioso es que tan sólo asan un cerdo por día, por lo que en cuanto se acaba, el local cierra.

 

Y para los golosos, decirles que están de enhorabuena, puesto que hay un montón de pastelerías y cafeterías con verdaderas delicias, aparte de las innumerables chocolatinas que se encuentran en los supermercados. Después del Medio Maratón, me decidí dar un homenaje y desayunar al día siguiente en un sitio que me pareció muy agradable en la calle Cockburn, el Southern Cross Café, donde di buena cuenta de un café y una tarta de zanahoria buenísimos.

  1. Con lo que me gusta a mi la gastronomia y andar de jarana este post me viene al pelo. Muchas gracias por toda la info y espero volver prontito y aprovechare para conocer todos estos lugares. Gracias

    • Me alegro de que te haya gustado el post, todo el mundo habla fatal de la gastronomía en el Reino Unido en general y salvo alguna «guarrada», en general la comida me ha gustado bastante. Si vuelves por ahí ya me contarás 😉

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.