como ahorrar en tu viaje

Todos tenemos ese amig@ que casi se cruza el mundo apenas pagando 20€ y no sabemos cómo lo hace….pues bien, en esta sección, tampoco voy a daros la receta mágica, ya que sinceramente no tengo ni idea de cómo se pueden conseguir esas tarifas y en muchos casos, la verdad, es que hasta llego a dudar de su realidad…sin embargo, con los siguientes consejos, seguro que conseguimos ahorrarnos algo de dinero, y sobre todo, ganaremos en tranquilidad.

Quiero viajar, ¿qué más da el destino?

Si estás en esta situación, la web Skyscanner te brinda la oportunidad de filtrar tu viaje simplemente seleccionando fechas y lugar de origen. A partir, te ordenará por precio los resultados y no tendrás más que elegir cuánto estás dispuesto a gastar…

La flexibilidad es sinónimo de ahorro

Las vacaciones y días libres de las personas son limitados…y las compañías aéreas, autobuses y trenes lo saben. Por ello, quizás te interese gestionar un día libre en el trabajo consiguiendo la posibilidad de apartarse ligeramente de las fechas estrella (regresar el Domingo, último día del puente, etc.). Simplemente bastará con valorar cuánto puede suponer el ahorro, y compararlo con tu salario en esa jornada laboral, en la mayoría de los casos, compensará volver ese día más tarde…

Temporada alta vs Temporada baja

Una buena planificación anual de los viajes que queremos hacer, nos evitará visitar el lugar deseado en la fecha más oportuna. El lugar más idílico del mundo puede llegar a perder parte de su encanto si lo encontramos masificado… por lo que teniendo la idea clara desde tiempo atrás, será sencillo ordenar nuestros viajes. Según un análisis realizado por expertos en reservas de vuelos, los billetes de las compañías nacionales son más baratos concretamente 54 días antes del despegue, de media. Si no te viene bien lo de los 54 días, te aconsejamos que reserves entre 104 y 29 días antes del viaje para encontrar los precios más bajos.

Evita festividades locales, los precios de los alojamientos se disparan y la disponibilidad se reduce mucho! Lo mejor si tienes pensado visitar un lugar durante una festividad es reservar alojamiento con tiempo.

Las escalas pueden resultar económicas

Todos los buscadores de vuelos hoy en día te permiten filtrar por esta opción. Suele ser más económica pero hay que valorar la duración de la escala, ya que en algunos casos, no llega a compensar el ahorro económico con el cansancio que supone y los gastos de manutención durante la escala. Si no tienes problemas de fechas, otra posibilidad suele ser la de pillar un billete de escala de larga duración o «stopover».

¿Y eso qué es? Se trata de una escala de más de 24 horas que nos permite pasar unos días en la ciudad para después continuar nuestro viaje al destino final. Esto puede resultar ventajoso en un vuelo largo, ya que te permite reducir el precio del billete, y de paso descansar un poco para afrontar las vacaciones con más energía.

Para saber si una tarifa admite stopover al mismo precio o pagando un extra debemos buscar el vuelo en ITA Matrix y una vez seleccionado el vuelo clicar en «Rules» e ir al apartado de STOPOVER, allí nos dirá si está o no permitido, si es gratis o si es pagando un extra. Así, aerolíneas como Turkish Airlines  ofrecen una estancia gratuita en un hotel si la duración de la escala es superior a 10 horas o tours gratuitos por Estambul si la escala supera las 6 horas. Otras como Qatar Airways o Emirates también ofrecen alojamiento en escalas de 8 a 24 horas si se dan una serie de condiciones, que puedes ver aquí y aquí.

Algunas compañías que lo ofrecen son:

Japan Airlines: JAL ofrece stopover gratis en Tokio y Osaka.

Singapore Airlines: quizás la aerolínea con los stopovers más conocidos. Ofrecen un paquete de hotel y traslados a un precio económico además del stopover gratis en Singapur.

Emirates: conecta 140 destinos a través de su hub de Dubai. Stopover gratis en Dubai.

Royal Jordanian: ofrece stopover gratis en Amman.

Finnair: ofrece stopover gratis en su hub de Helsinki.

American Airlines: En general podemos hacer stopover gratis en Miami y Nueva York. Incluso combinar un stopover a la ida y otro a la vuelta.  Si el destino final es USA no está permitido.

GOL: Aerolínea de Brasil con rutas a varios países de Sudamérica y USA.

Air China: podemos hacer stopover gratis en Pekín antes de llegar al destino final.

China Eastern Airlines: no vuelan desde España pero sí desde Roma por ejemplo. Permite stopover en Shanghai.

China Southern Airlines: tampoco vuelan desde España aunque sí en código compartido. Permite 1 stopover gratis en Guangzhou.

Air New Zealand: stopover gratuitos en Auckland o Christchurch (permitiendo llegar a una y salir de otra) Permite hacer stopover en las islas del pacífico por un precio muy económico (desde los Ángeles o San Francisco.

 

 

Llegar al aeropuerto sale caro…

En muchas ocasiones, en función del horario de nuestro vuelo o la ubicación de nuestra casa, no es sencillo ni económico llegar al aeropuerto…por lo que si tienes que ir en coche, hoy en día se ha convertido en una fantástica solución si reservas el parking con antelación. Han surgido numerosas iniciativas han convertido esta opción en una de los favoritos de los viajeros. Yo no lo he utilizado nunca, pero mucha gente me ha recomendado Lavacolla. (no confundir con el aeropuerto de Santiago de Compostela, jaja).

Otras opciones son (en el caso de ciudades grandes) utilizar el metro, el tren, el autobús (en ocasiones hay líneas especiales) o el carsharing. En aeropuertos como los de Madrid o Barcelona, se han establecido unas tarifas fijas de taxi (30 y 39 euros respectivamente).

Aeropuertos alternativos

En la mayoría de los casos no conocemos el lugar de destino en profundidad, por lo que es conveniente informarse bien de todas las posibilidades de comunicación que tiene el destino que hemos elegido. En ocasiones compensa volar a un aeropuerto más lejano y mucho más económico, ya que después la comunicación vía terrestre es mucho mejor. Si tenemos que llegar a un lugar, busquemos distintas alternativas, podemos llegar a sorprendernos de las diferencias que se pueden encontrar en los precios.

La comida, mejor de casa

Sabemos que durante el vuelo nos va a entrar el “gusanillo” viendo pasar los carritos de snacks de las azafatas, a pesar de que éstos sean carísimos y de baja calidad. Todo esto puede evitarse si nos traemos el bocadillo y cosas de picar de casa.

Si descartas esta opción, intenta caminar por el aeropuerto en busca de la opción más económica y no te quedes con lo primero que veas. En muchos aeropuertos hay un patio de comidas o “food court” en los que se puede encontrar comida a precios decentes (que no buenos). Finalmente, una opción muy low cost es cargar con una botella vacía que te permita rellenarla en algún punto del aeropuerto, pero no olvides consultar si el agua es potable para no llevarte una desagradable sorpresa.

Ni un gramo de más …

Infórmate previamente y asegúrate que las dimensiones de tu equipaje cumple con lo publicado en sus condiciones, y que has comprobado que no superas el peso permitido. En las compañías  “low cost” no te arriesgues, no merece la pena empezar mal el viaje…Como truco en última instancia, puedes ponerte esa ropa que tienes de más… nadie te podrá decir que no puedes llevar dos abrigos o tres sudaderas… eso sí, prepárate para pasar calor 😉

Que no se te olvide la tarjeta de embarque

Es importante hacer el check-in tan pronto como puedas. Te garantizas un lugar en el avión y evitas el famoso overbooking. En algunas compañías, el olvido de esta “hoja de papel” puede provocar que tengas que pagar un dineral porque ellos le den simplemente al botón de imprimir…

Ahora ya, en muchas ocasiones, no es necesario la tarjeta de embarque física; con los nuevos smartphones puedes llevar un código bidi para entrar en el avión. Sin duda, la forma más rápida y sencilla, pero una cosa importante, vigila que tienes batería suficiente y que la pantalla no está muy agrietada, ya que puede provocar problemas en la lectura.

Actividades free

Vete a las oficinas turísticas para informarte sobre eventos gratuitos, festivales y cosas que hacer en la ciudad. No te pierdas los tour gratuitos que hoy en día hay en casi cualquier rincón del mundo: son una perfecta manera de conocer gente y descubrir un lugar de mano de quien lo vive. Y si te ha gustado, no olvides dejarles una propinilla, ya que los guías no cobran un sueldo y viven de eso.

Aprende a regatear, puedes encontrar pequeños tesoros en los mercadillos  si sabes cómo obtener un buen precio.

aplicaciones móvil

Aplicaciones móviles y webs especializadas

Hay un montón de rumores que circulan por ahí de que si compras un billete en martes puede ser mucho más barato que si lo haces en fin de semana, aunque no puedo constatarlo. Pero sí que hay ciertas apps y páginas que se basan en algoritmos para saber cuándo estarán más bajos los precios o descubrir pequeños bugs en las webs de viajes que os permitan visitar vuestro destino soñado a un precio más razonable. Probablemente haya más, pero las que conozco son hopper y scott’s cheap flights. Por intentarlo que no sea, ¿no?

Otros consejos

Allá donde fueres, haz lo que vieres, que dice el refrán. Mézclate con los locales, fíjate donde comen, será probablemente más rico y barato que en cualquier sitio cercano a alguna atracción turística. Atrévete con la gastronomía local y la comida callejera (pero teniendo mucho cuidado con lo que comes, especialmente si viajas a zonas exóticas). Si viajas con presupuesto low cost ojo al alcohol: en muchos casos una cerveza cuesta más que un plato de comida.

Para esos países donde todavía existe el roaming, compra una SIM local: las llamadas serán mucho más baratas y tendrás internet durante tus viajes, que nunca viene mal por si quieres consultar el mapa, información de última hora, enviar un mail…

Para orientarte utiliza las apps city maps 2go,  o maps.me gracias a las cuales podrás consultar mapas de las ciudades sin necesitar de tener internet.

En algunos destinos obligan a dejar el pasaporte en los hostales, intenta evitarlo poniendo como excusa que lo tienen en una tienda de alquiler de motos. Si puedes entregar una copia del pasaporte mejor que mejor. A veces cuando haces el check out te intentan timar con pequeñas cosas y si no pagas no te lo devuelven.

Los dormitorios no siempre son la opción más económica: si viajas con más personas te saldrá más rentable regatear una habitación triple o cuádruple. (Aparte de que no tendrás que soportar los ronquidos o el olor a pies de un montón de extraños, tan sólo el de tus compañeros jaja).

 

Y hasta aquí puedo leer… ¿Y tú? ¿Conoces algún truco más para ahorrar en los viajes? Cuéntanoslo en los comentarios.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.