paharganj-02

Qué se puede decir de la India que no se haya dicho ya… que es tan grande que se considera un subcontinente, y que es un destino duro que genera sentimientos encontrados.

Allí se mezclan todo tipo de olores, sabores, colores… animales que campan a sus anchas entre toneladas de basura y miles de vehículos a motor de todo tipo apretando frenéticamente el claxon. Porque no nos vamos a engañar, en la India hay mucha suciedad, caos y pobreza y no todo el mundo puede soportarlo.

Es recomendable haber viajado antes a otros países como Marruecos o el Sudeste Asiático y haber experimentado la lentitud de los transportes y probado la comida local en puestos callejeros, poniendo el estómago a prueba y dejando escrúpulos a un lado (porque lo que es el concepto de higiene difiere bastante del nuestro…).

Dicho esto, aquí os dejo el recorrido de 17 días que hice por el norte combinando tren, vuelos locales y coche con conductor local.

Días 1 y 2: Delhi

Con 22 millones de habitantes, la capital de la India es caótica y sobre todo ruidosa: claxons, jaleo y movimiento por todas partes y a todas horas. Como primer contacto y pese a haber estado en varios países del sudeste asiático, el choque resulta fuerte y el sentimiento de estar en constante peligro de atropello hacen que sea un poco estresante, para qué mentir.

red-fort

Pese a todo, conforme van pasando las horas te acostumbras al caótico tráfico e incluso empiezas a aventurarte a cruzar las carreteras (olvidaos de los pasos de peatones, allí se levanta la mano y empiezas a meterte entre los millones de motos y tuk tuks como si nada… y milagrosamente sobrevives y hasta le pillas el gustillo).

Las visitas imprescindibles son el Fuerte Rojo, el Templo del Loto, con su bella arquitectura y sus enormes dimensiones; el bello completo Qtub con su minarete, la mezquita Jama Masjid y la Tumba de Humayun entre otros. No os perdáis todo lo que podéis ver en esta ciudad en el post sobre Nueva Delhi.

Días 3 y 4: Varanasi

Se dice que Varanasi o Benarés es una de las ciudades más antiguas del mundo y que ha sido habitada desde hace más de 3.000 años. Allí la vida y la muerte se dan cita a orillas del Ganges y asistir a sus ceremonias es toda una experiencia.

A lo largo de los 6 kms de río que pasan por Varanasi se extienden los ghats, escalinatas que conectan la orilla del Ganges con la ciudad. Hay aproximadamente unos 90 ghats, cada cual con su peculiar forma y decoración, aunque hay algunos que son muy conocidos y donde se concentra la mayor parte de la gente, tanto turista como local.

que ver en varanasi

Dicho esto, también es una de las ciudades más caóticas que he visitado en la India, el tráfico es insoportable y los pitidos constantes se meten en tu cabeza. Sus callejuelas son estrechas y laberínticas y están llenas de basura que se amontona y es comida por los animales (principalmente vacas y perros callejeros); vamos, que tal y como lo pinto no parece muy espiritual…

Porque se dice que este es un lugar muy espiritual y que en general un viaje a este país te cambia la vida y te expande la mente. Yo no niego que esto sea así para alguna gente, pero sinceramente me parece que se ha montado mucho negocio en torno a este tema (yoga, meditación, etc.). Debe ser que tengo la sensibilidad de un cactus, pero yo he vuelto igual, al menos en ese sentido…

Pero igualmente también recomiendo que se visite, porque tiene cosas que no veréis en ningún otro lugar del mundo y merece la pena experimentar, y al menos deberíais pasar un par de días para ver los imprescindibles. Tenéis todos los detalles aquí.

Día 5 : Khajuraho

Khajuraho probablemente os suene a chino, aunque cada vez es más conocido por los turistas, y es que esta pequeña localidad situada a unos 600 kms al sur de Delhi es uno de los sitios patrimoniales más conocidos de la India por sus templos con figuras eróticas en posiciones del Kamasutra.

khajuraho-erotic-figures

De los 80 templos originalmente construidos sólo quedan 22 en buen estado de conservación, que figuran como Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1986. Tenéis todos los detalles de la visita en este post.

Día 6 : Orchha

Orchha es una pequeña ciudad palaciega y fortificada fundada en el siglo XVI por Rudra Pratap a orillas del río Betwa. Comparada con ciudades como Delhi o Varanasi es un auténtico remanso de paz, además de que está bastante limpia para los estándares indios.

qué ver en orchha

Sus templos y palacios son fascinantes, y lo mejor de todo es que por el momento no acuden hordas de turistas, con lo que se puede disfrutar de una visita tranquila y calmada. Destacan por su belleza el Templo Chaturbhuj, el Palacio Jahangir Mahal y los Cenotafios a la orilla del río, especialmente al atardecer.

Día 7: Agra

Porque no se podría hablar del norte de India sin mencionar una de las Maravillas del Mundo Moderno, el Taj Mahal. Aunque la ciudad puede resultar un poco caótica, el atardecer en los Jardines Mehtab Bagh con vistas al famoso monumento es una experiencia increíble que no os debéis perder.

qué ver en agra

Otros lugares que visitar en la zona son el Fuerte de Agra, los Mausoleos de Itimad-Ud-Daulah y Akbar el Grande y la Ciudad Fantasma de Fatehpur Sikri.

Días 8 y 9: Jaipur

Jaipur es la capital del estado de Rajastán, y fue fundada por la familia real en 1727. Hoy es conocida como la «Ciudad Rosa» por el característico color de los edificios que hay en el interior de las murallas.

Esto se debe a que en el s.XIX estaba prevista una visita del entonces príncipe de Gales. Y para intentar agradarle y darle una bienvenida como nunca antes había recibido, el maharajá de entonces decidió pintar toda la ciudad de rosa, el color de la hospitalidad en la tradición hindú. Y así pervivió en el tiempo hasta nuestros días, de manera que está prohibido pintar cualquier edificio del casco antiguo de otro color.

qué ver en jaipur

Destacan el Fuerte Amber, desde donde podréis admirar las hermosas vistas de la ciudad con su muralla original y del lago Maota, los palacios Jal Mahal (Palacio del agua), Hawa Mahal (Palacio de los Vientos) y el City Palace entre otros.

Día 10: Pushkar

Pushkar está considerada una de las ciudades más antiguas de la India y relacionan su creación con el Dios Brahma, lo que la convierte en uno de los cinco lugares sagrados del hinduismo.
Además de ser un lugar de peregrinaje, es también conocida por ser un buen lugar para realizar compras de tejidos, joyas y artesanía o incluso para meditar y obtener un poco de paz, ya que es muy tranquila en comparación de otros lugares más caóticos de la India.
qué ver en pushkar

No es un lugar con preciosos palacios o grandes templos, pero sí de bellos paisajes y tranquilidad, al menos hasta que cae la tarde y comienza un runrún de cantos sagrados que comienza tímido y se va elevando poco a poco en el aire y se mezcla con el repique de tambores y gongs en una especie de Aarti Ganga. Locales y forasteros se amontonan en los ghats a la orilla del lago para vivir este momento, que se repite todos los días al alba.

Días 11 y 12: Ranakpur y Jodhpur

Situado entre Jodhpur y UdaipurRanakpur es una población donde se encuentran los mayores templos Jainistas de la India. Construidos en el s.XV, forman una de las cinco principales peregrinaciones de los jainistas y son aclamados en todo el mundo por su detallado estilo arquitectónico.

templos de ranakpur

En el complejo hay varios templos: el templo Chaumukha, el templo Parshvanath, el templo Amba Mata, el templo de Neminath y el templo Surya; siendo el primero el más importante de todos ello

Jodhpur es conocida como «la ciudad azul» y es que antiguamente este color se empleaba para pintar las casas de los Brahmanes y que de este modo fueran fácilmente identificadas.

qué ver en jodhpur

Aunque más adelante fue adoptado por las otras castas porque se decía que ahuyentaba al calor y a los mosquitos (y por motivos turísticos también), así que poco a poco el casco antiguo se volvió azul. Tiene lugares tan increíbles como el Fuerte de Mehrangarh, el mausoleo Jaswant Thada (conocido como el Taj Mahal de Mewar por llevar el mismo mármol que el famoso monumento) o el pozo Toorji Ka Jhalra Bavdi.

Días 13-15: Udaipur

Situada al sur del Rajasthan se encuentra este oasis llamado Udaipurtambién conocida como la Ciudad de los 100 Lagos, la Venecia de Oriente o la Ciudad Blanca. Destaca especialmente el Lago Pichola, en el cual se encuentran 4 islas y dos preciosos palacios.

qué ver en udaipur

Además, en su orilla encontramos numerosos ghats y diversos muelles de los que salen pequeñas barcas que dan paseos por el lago, siendo el atardecer la mejor hora para ir y disfrutar de un espectáculo sin igual.

Día 16-17: Delhi

El último día en Delhi lo paso callejeando por el Barrio de Paharganj, lugar de mochileros y donde tenía mi hotel, ya que justo en los alrededores hay bastantes puestos para comprar regalos de última hora.
que ver en delhi
Pese a que la Lonely Planet diga que no es muy recomendable por ser poco seguro, en ningún momento llegué a apreciar esa sensación aún estando sola.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.